Connect with us

Columnista

Voces del cambio verdadero

Publicado

en

¡Que regresen… lo que se llevaron!

Luis A. Pampillon Ponce
pampillon_p@hotmail.com
Los spots priistas recuerdan la vieja denuncia de: “al ladrón, al ladrón”, en el momento que el ladrón trata de distraer al público señalando en una dirección cuando el ladrón es el que está pegando de gritos.

Eso es lo que dice el spot con el que están bombardeando a la ciudadanía en busca de que les dé el voto para regresar al poder, que no la paz que ellos mismos se robaron.

Pero no solamente se robaron la paz, se robaron el dinero del pueblo, se robaron el bienestar y la tranquilidad de los tabasqueños y de quienes han venido de otras latitudes a colaborar con su sabiduría y profesionalismo al desarrollo del antiguo Edén.

Y ¿cómo se robaron la paz y la tranquilidad de los tabasqueños? Sencillo: acabaron con los principales modelos de producción agropecuaria en la entidad. Recordemos y analicemos la magnitud, el saldo de la tragedia para quienes vivimos aquí. Va:

Hasta hace unos años, Tabasco era un emporio en materia de producción de cacao, de copra, de carne, de pimienta, de caña de azúcar, de… pero todo se derrumbó.

Efectivamente, como dice la canción que interpreta Emmanuel, todo se derrumbó, y con ello la paz, la tranquilidad y las vías de desarrollo y progreso de los tabasqueños. ¡Qué tragedia!
Una verdadera tragedia que tiene intranquilos, con miedo, aterrorizados a todos.

De acuerdo con datos proporcionados por el Sistema Nacional de Seguridad Pública, Tabasco ocupa el tercer lugar en secuestros, a nivel nacional, sólo detrás de Tamaulipas y Morelos que ocupan el primero y segundo lugar, respectivamente. Para remarcar nuestra tragedia, la entidad no solamente ocupa el tercer lugar en secuestro, también ocupa los primeros lugares en robo a casa habitación, robo de vehículos, asalto a mano armada, robo con violencia y una serie de delitos más.

Pero esos males no cayeron del cielo, como dice la Biblia en relación a los males que cayeron sobre Egipto. Esos males son producto de los malos gobiernos priistas que tuvieron como su máximo exponente al químico Andrés Granier Melo.

Pero no solamente él es responsable de la tragedia que se vive en Tabasco. También tienen parte de la responsabilidad, y en gran medida, las administraciones de Manuel Gurría Ordoñez, Roberto Madrazo Pintado y Manuel Andrade Díaz.

Pero, ¿qué fue lo que pasó para que exista tanta pobreza, tanta desintegración familiar, tanta violencia, tanta muerte en el antiguo Edén?
Fíjese bien, estimado lector, pero fíjese bien porque quienes piden regresar porque supuestamente con ellos regresará la paz son quienes acabaron con la paz.

Tabasco, decía, era un emporio. En Tabasco se producían 48 mil toneladas de cacao al año, en una superficie de más de 90 mil hectáreas. ¿Qué significaba ello? Significaba empleos, riqueza, prosperidad, armonía familiar, tranquilidad, paz.

En la actualidad, sobre una superficie aproximada de 15 mil hectáreas, se producen escasamente unas 8 mil toneladas de cacao. Ni la mitad de la anterior producción. ¿Qué significa ello?: Desempleo, pobreza, desintegración familiar, pérdida de la tranquilidad y la paz.

También se producían 32 mil toneladas de copra. Hoy escasamente se producen unas siete u ocho mil toneladas. El cocotero prácticamente desapareció víctima del “amarillamiento letal” y de la negligencia gubernamental que nunca instrumentó un programa de siembra de cocoteros resistentes a esa enfermedad.

Y con la producción de carne, ¿qué pasó? Víctima de malas administraciones, los ganaderos dejaron de entregar reses a Frigorífico y Empacadora de Tabasco, hoy prácticamente en quiebra, por lo que se dejaron de sacrificar unas mil 500 reses diariamente, con lo que Tabasco era el principal introductor de carne a la capital de la República, el Distrito Federal.

La lista de los sectores productivos puede continuar pero por hoy ahí la dejamos, exigiendo a quienes quieren regresar, que regresen pero lo que se llevaron.

Compartir:
Continuar Leyendo

Columnista

Carta Abierta

Publicado

en

‘Duda razonable’. Así se las gastaba Valenzuela

Jorge Núñez
Dentro de todo lo hablado y escrito en los últimos días sobre la serie ‘Duda Razonable’ de Netflix, una señal es incuestionable: la enorme infamia con que fue manejado el sistema de impartición de justicia en el gobierno de Arturo Núñez, teniendo como cabezas al fiscal general Fernando Valenzuela Pernas y al presidente del Poder Judicial, Jorge Javier Priego Solís.

Núñez, Valenzuela y Priego tendrían mucho que decir en el caso de los cuatro hombres que a mediados de 2015 fueron detenidos en Tabasco acusados de secuestro. Si bien uno de ellos ha salido en libertad, los otros tres fueron condenados a 50 años de prisión, a pesar de que había huecos en los testimonios de quienes los acusaron, signos de que fueron torturados durante su arresto y se carecía de pruebas contundentes en su contra.

El documental ha generado una enorme indignación en todos los sectores de la sociedad, revelando el estercolero de nuestro sistema de justicia. El escándalo ha sido mayor porque el caso se origina en Macuspana, la tierra del presidente del país, y porque ha sido exhibido por una cadena mundial de películas como es Netflix.

El cineasta e investigador Roberto Hernández reconstruye lo ocurrido a tres inocentes: Héctor Muñoz, Juan Luis López, Gonzalo García y Darwin Morales. Los sentenciados presentaron en septiembre de este año un amparo contra la sentencia y se espera que un Tribunal Colegiado con sede en Villahermosa emita su fallo, entre finales de 2021 e inicios de 2022.

Si los jueces revisan de nuevo las pruebas y ven el documental ‘Duda Razonable’, lo más probable es que decreten la libertad de los acusados, poniendo fin a una pesadilla que cualquier ciudadano podría vivir en algún lugar de Tabasco y el país.

Por otro lado, hay una exigencia de la opinión pública: que el proceder de las autoridades implicadas en esta farsa judicial sea castigado. El exfiscal Fernando Valenzuela, el expresidente del Poder Judicial, Jorge Priego Solís, y hasta el exgobernador Arturo Núñez deben ser llamados a cuentas y proceder en consecuencia. Esto incluye también a funcionarios en activo que habrían participado. Al respecto, se sabe que el gobernador Carlos Manuel Merino ha dado instrucciones de actuar con apego a la ley.

Observando el desaseo con que se manejó la justicia en el pasado gobierno perredista, falta saber si aún quedan dudas respecto a la fabricación de pruebas y persecución política contra el exgobernador Andrés Granier y su familia, que llevó al Químico a estar casi seis años en prisión. Así se las gastaban Núñez y sus representantes de la ley.

: Sigue la intriga
El propósito de ‘amarrar navajas’ sigue su marcha por parte de ciertos personajes políticos desbocados hacia 2024. Ahora le ha tocado el turno al exdirigente de Morena, César Burelo, a quien se ha querido situar como distante del Capitán Merino. Los instigadores vuelven a errar, ya que ambos guardan una estrecha comunicación en la vía de seguir fortaleciendo a la 4T en Tabasco. Igual los une la lealtad hacia el presidente Obrador y la identificación con el secretario de Gobernación, Adán López. El gobernador sabe de qué está hecho el exalcalde de Cunduacán y todo lo que ha hecho por el ‘obradorismo’ desde siempre, manejándose en los cauces de la institucionalidad y la congruencia. En verdad, es uno de los cuadros más talentosos de Morena.

: Debilitado
Si bien ha ganado la votación para el cambio de los estatutos del Colegio de Ingenieros Civiles de Tabasco, el presidente del organismo, Alfredo Villaseñor, ha salido más debilitado tras la asamblea general del pasado viernes.

Los 41 votos en contra de modificar los estatutos, por 133 a favor, son una señal de lo que se viene en las próximas semanas: una fuerte oposición interna contra su autoritarismo.

Ahora se sabe que la mayoría de quienes votaron a favor recibieron en la víspera una serie de beneficios que no pudieron rechazar, pero que de alguna forma enmascaran el verdadero sentir de los casi 350 socios.

En el pasado, ese tipo de votaciones se ganaban casi por unanimidad, lo que ahora no ha pasado. El CICT empieza a tener grietas en su liderazgo, cada vez más cuestionado en lo interno.

Compartir:
Continuar Leyendo

MINUTO A MINUTO

DIRECTORIO - PRIVACIDAD



Copyright © 2019 Rumbo Nuevo, El Diario de la Vida Tabasqueña Ramón Galguera Noverola #107 Col. Reforma C.P. 86080 Villahermosa, Tabasco, México