Connect with us

Anexo Político

Vamos hacia adelante

Publicado

en

*El sureste tendrá otra visión.
*No les voy a fallar, ni a mis paisanos ni a todo el pueblo de México.
*Emitiré un decreto para que el manejo de la presa de Peñitas se ajuste a esquemas de Protección Civil.
*No más inundaciones para Tabasco.

Luis Enrique Martínez
Rumbo Nuevo
El presidente Andrés Manuel López Obrador constató el avance del 24 por ciento en el proyecto general de la refinería Dos Bocas en Paraíso, Tabasco. Aseguró que será inaugurada el 1º de julio de 2022.

“Ese día, 1º de julio del 22, se va a estar inaugurando esta refinería. Puedo asegurar que así será porque estamos dando seguimiento al avance físico, al avance financiero, no tenemos problemas de presupuesto, hay finanzas públicas sanas en el país”, señaló.

Recordó que en 40 años no se había construido en México ninguna refinería porque los gobiernos anteriores apostaron por producir petróleo crudo y comercializarlo al extranjero para después adquirir gasolinas y sus derivados.

“Nosotros estamos cambiando esa estrategia. Queremos procesar en México toda nuestra materia prima y no comprar gasolinas y otros combustibles en el extranjero, queremos ser autosuficientes”, resaltó.

Al término de la rehabilitación y modernización de las seis refinerías con las que cuenta el país y la construcción de Dos Bocas se producirá un millón 400 mil barriles diarios, informó el jefe del Ejecutivo.

Este proyecto ha generado 43 mil 321 empleos directos e indirectos y beneficiado a 26 estados; la fase 1 ha concluido y la fase 2 ya comenzó, detalló la secretaria de Energía, Rocío Nahle García.

Asimismo, el director general de Pemex, Octavio Romero Oropeza, dio a conocer que disminuyó el robo de combustibles; en 2018, la sustracción ilegal alcanzó los 56 mil barriles diarios y en lo que va de este año se sustraen alrededor de 4 mil cada día. El ahorro por la baja en este delito es de 72 mil millones de pesos.

Anuncian proyecto para vivienda en Tabasco
El presidente López Obrador destacó que ya se trabaja en un proyecto para la construcción y mejora de vivienda en la entidad.

Anunció que emitirá un decreto para ajustar el funcionamiento de la presa Peñitas y evitar inundaciones en el estado. Instruyó a la Secretaría de Marina adquirir dragas modernas y la realización de un plan para el desazolve permanente en los ríos de Tabasco con el mismo propósito.

No habrá más inundaciones
Desde el área de turbinas de la presa Peñitas, acompañado por los gobernadores de Chiapas y Tabasco, Rutilio Escandón Cadenas y Adán Augusto López Hernández, así como la secretaria de Energía, Rocío Nahle y Manuel Bartlett Díaz, director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), entre otros funcionarios públicos, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó a la población en general la creación del Caudal Ecológico y de Protección Civil para acabar con las recurrentes inundaciones anuales de la planicie de Tabasco.

Aquí el compromiso hecho por el presidente López Obrador y que difundió a través de su cuenta en Facebook antes de supervisar avances de la obra de la refinería Dos Bocas, Paraíso, con el gobernador Adán Augusto López Hernández y la secretaria de Energía, Rocío Nahle:
«Aquí estamos en la presa Peñitas, una de las cuatro que hay en el río Grijalva: La Angostura, Chicoasen, Malpaso y Peñitas. Aquí se genera energía eléctrica cuando se llena de agua se turbina y cuando se llena mucho el vaso se tiene que soltar agua por los vertederos y por toda la planicie de Tabasco.

«Antes, no había control adecuado y se soltaba más agua de lo debido. Inclusive, hace unos días por los huracanes, hubo un mal pronóstico porque se pensaba que iba a llover más y que para asegurar que no se presentara una tragedia, una ruptura de la presa, una saturación por el lleno del vaso, se soltó agua que inundó Tabasco”.

«Pero desde luego no fue el único factor. Llovió también mucho en las regiones que no tienen control hidráulico, los ríos de la sierra no tienen control, el Usumacinta, tampoco, sólo este río, el Grijalva.

«Ahora estamos aquí porque todos los que tenemos que ver con esto, Comisión Federal (de Electricidad), Conagua, los gobernadores de Tabasco y de Chiapas, todos estamos ya resolviendo ya en definitiva este asunto. ¿Cómo le vamos hacer?

«Va a haber lo que se llama un Caudal Ecológico y de Protección Civil para que se turbine como ahora que se tiene un promedio de 300 metros cúbicos por segundo y no más para que no se inunde la planicie. Y también, simultáneamente, vamos a dragar todos los ríos que están azolvados desde hace mucho tiempo. Eso va a corresponder a la Secretaría de la Marina, he dado instrucciones para que compre las dragas que sean necesarias y en los ríos se hagan bordos para la protección de los pueblos y ya no se padezca de esta inundación.

«Al mismo tiempo, acabo de dar a conocer que se va ayudar a todos los afectados de la inundación. Ya está a más de 30 mil familias el apoyo y un programa de mejoramiento, ampliación y construcción de viviendas”.

«Esperamos que con el nuevo modelo de operación de las hidroeléctricas, esperamos que ya no se vuelva a inundar la planicie de Tabasco. A ver ingeniero, explícanos ¿cuánto están turbinando ahora y cuánto tuvieron que soltar de agua por los huracanes de acuerdo a pronóstico que no fue el adecuado, falló, técnicamente, pero se estaba buscando prevenir? ¿Por qué no explica eso?»

Voz del ingeniero responsable de Peñitas:
«En estos momentos, estamos turbinando 300 metros cúbicos por segundo, es el Caudal Ecológico que va a tener de forma constante, segura con el uso eficiente del recurso hídrico. En los momentos de prevención del huracán, de los fenómenos, de los meteoros (recientes), se llegaron a extraer de la presa mil 740 metros cúbicos. Fue necesario, tomando en referencia a los pronósticos, prevenir el mínimo nivel en el embalse. Y se hizo para poder tener un espacio libre para recibir aportaciones extraordinarias. Esa fue la operación que se hizo…

—O sea ¿un exceso de protección? —, indaga el presidente López Obrador.
—Un factor de seguridad elevado, previniendo avenidas extraordinarias…

Retoma la palabra el mandatario nacional:
«Aquí hay también un asunto que tiene que ver con la política privatizadora que se impuso porque hasta hace 30 años no había productores privados de energía eléctrica. Recuerden que se publicó una ley secundaria para permitir que empresas privadas, sobretodo extranjeras, empezaran a generar energía eléctrica porque antes todo lo producía la Comisión Federal de Electricidad.

Y ahora vean cuánto avanzó esa política privatizadora. El 50 por ciento de la energía eléctrica que consumimos los mexicanos se compra a empresas particulares. Sólo el 50 por ciento se genera por las plantas de la Comisión Federal de Electricidad porque el propósito era desaparecer a la Comisión Federal de Electricidad.

«Nada más en términos prácticos, esa política ni siquiera ayudó a los consumidores porque no bajó el precio de la energía eléctrica. Al contrario, porque cada vez aumentaba más. Era como los gasolinazos en la época del periodo neoliberal.

«Entonces, nosotros vamos a fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad, como estamos también fortaleciendo a Pemex, estas empresas públicas que son fundamentales, bueno se llegó al colmo de que se paraban las hidroeléctricas, no turbinaba porque se tenía que dar preferencia en el despacho, la red de trasmisión a las empresas particulares. Y estas plazas quedaban sólo como complementarias cuando se necesitaba generar energía. Y eso mantenía los vasos de las presas siempre llenos. Por eso si venía un huracán, pues de inmediato a sacar agua…

«Ahora con este Caudal Ecológico y de Protección Civil va a funcionar poniendo por delante el interés público. Protegiendo a esta empresa que es de todos los mexicanos y protegiendo, sobre todo, a la gente, que no sufra de inundaciones. Ese es el compromiso por el que estamos aquí… «

Siempre el sureste
Antes de supervisar la obra de la refinería Dos Bocas, el presidente López Obrador estuvo en comunidades de Oaxaca y Chiapas. En cada una de sus intervenciones, siempre su discurso gira en torno al rescate de la región sureste del país. Así, en Tapanatepec, Oaxaca, afirmó que «continuarán las acciones para impulsar el desarrollo del sureste y atender las carencias históricas en la
región.

“Hay que darle más atención a los olvidados, a los desposeídos, a los pobres, a los humillados; durante
mucho tiempo se abandonó el sureste del país, (…) por eso ahora estamos apoyando, para equilibrar. No
vamos a desatender el norte, ni el centro, pero vamos a levantar el sureste para que nadie se quede
rezagado”, afirmó.

Recordó que a través del proyecto del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec se construirán
10 centros industriales y las empresas recibirán subsidios fiscales y costos más bajos en energéticos. De
esta manera el gobierno federal impulsará el desarrollo y generará empleos.

Al supervisar avances del programa Sembrando Vida, el mandatario destacó que ya trabajan 420 mil 920
sembradores que cultivan alrededor de un millón de hectáreas en el país.

A nivel nacional el programa tiene presencia en 20 estados de la República; 70.12 por ciento de los
sembradores son hombres y el 28.88 por ciento, mujeres. La inversión mensual asciende a 2 mil 104
millones de pesos.

Justicia sin corrupción e impunidad
Rumbo a cumplir dos años como titular del poder Ejecutivo Federal, el presidente Andrés Manuel López Obrador no cede en su empeño de construir un México de bienestar, sin corrupción e impunidad, pero con justicia. La perseverancia por alcanzar tal objetivo se impone a la emergencia sanitaria por Covid19 y a la recurrente crisis económica del país. Y con la misma voluntad del 1 de diciembre de 2019, el sureste aparece como una de sus metas a trascender.

Botones de muestra aparecen diariamente en la actividad pública del Gobierno de México. Acciones de las cuales la gran mayoría de la población está enterada a través del mismo mandatario nacional en las conferencias de prensa mañaneras de lunes a viernes; asimismo, por medio de las “benditas” redes sociales y también los fines de semana cuando sale a supervisar o entregar obras sociales a los estados de la república. Un ejemplo, reciente:

Tras hacer un recorrido de supervisión en la Base Aérea Militar de Santa Lucía en el estado de México con el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Luis Cresencio Sandoval, publicó en su cuenta de twitter @lopezobrador_, a las 13:37 horas del viernes 16:
“El avance de 40 por ciento en la construcción del aeropuerto Felipe Ángeles, a un año del inicio de la obra, demuestra la capacidad de los ingenieros militares.

Estamos seguros de que lo inauguraremos el 21 de marzo de 2022 en beneficio del pueblo”.

Con esa premisa de trabajo, el presidente López Obrador acudió el domingo 18 a la presa ‘Ángel Albino Corzo’ o Peñitas como popularmente se identifica, para supervisar la actividad de la hidroeléctrica ubicada en el cauce del río Grijalva en el municipio de Ostuacán, Chiapas, para definir el plan que termine con las inundaciones anuales de comunidades de diversos municipios de Tabasco; y, también, pasó a supervisar avances de la construcción de la refinería Dos Bocas en el municipio de Paraíso. Agenda pública que diera a conocer el 6 de octubre.

En el primer caso, por ejemplo, el jueves 15 reportó que el paso del huracán Delta dejó un censo de 25 mil viviendas afectadas en Tabasco. Así también confirmó el despliegue en la región de personal de la Coordinación de Protección Civil y de la Sedena.

Ante desolador panorama, instruyó al secretario de Bienestar, Javier May Rodríguez para que se apersonará en el auxilio inmediato a la población damnificada por los torrenciales aguaceros.

Cumpliendo compromisos
El presidente de México despidió septiembre informando sobre los compromisos cumplidos en los primeros 21 meses al frente de la administración federal y, además, informó que asumió otros ausentes en los 100 que hizo en el Zócalo de la Ciudad de México tras tomar protesta como titular del Ejecutivo Federal el 1 de diciembre de 2019 en el Congreso de la Unión.

“Vamos bien…”, dijo la mañana del 28 de septiembre. Hay un país más justo, añadió, más digno, en donde no hay corrupción en los altos mandos de gobierno, en donde ya no se permite, no se tolera la corrupción; en donde se destina el presupuesto a los más pobres, a los más necesitados; donde se gobierna para ricos y pobres, donde el gobierno no está secuestrado por una minoría y se está atendiendo al pueblo”.

Estableció que la mayoría de los habitantes del país “sabe que se trabaja en realizar cambios en beneficio del país” y por eso respalda al Gobierno de México: “Estamos al servicio del pueblo, entregados en cuerpo y alma a servir a los mexicanos”.

De los compromisos cumplidos, el presidente López Obrador destacó la política de austeridad en el gobierno federal que significa ahorros, presupuesto que se destina a apoyar de forma prioritaria a las comunidades indígenas, otorgar becas, pensiones y estímulos para la actividad productiva, garantizar el derecho a la salud, realizar obras de mejoramiento urbano, construir y caminos y proyectos de desarrollo que amplían la infraestructura y generan empleos.

Se refirió asimismo al incremento histórico en el salario mínimo, la promoción de la investigación científica y tecnológica, el Programa Nacional de Reconstrucción, la eliminación de gasolinazos, la entrega de apoyos sin intermediarios, el acompañamiento de la ONU n compras y contratos, la tipificación como delito grave del fraude electoral y la evasión fiscal, la Ley de Fomento a la Confianza Ciudadana, la protección a la diversidad biológica y cultural, la prohibición del fracking, la reunión permanente del Gabinete de Seguridad, la creación de la Guardia Nacional, la amnistía a presos políticos y el respeto a la libertad de expresión así como a la instituciones autónomas.

No obstante el cumplimiento a los compromisos contraídos hará dos años el 1 de diciembre de 2018, el presidente López Obrador mencionó otros objetivos que están en proceso:

  1. Transferir a las comunidades mineras el impuesto que se cobra a las empresas por la extracción del mineral.

Sobre este punto, el mandatario informó que los gobernadores presentaron un alegato legal y por eso no se ha concretado la entrega directa de recursos a los habitantes de esas localidades.

El dinero, dijo, se utilizará en mejoramiento de planteles educativos. Las sociedades de padres de familia serán las encargadas de administrar a través de la Escuela es Nuestra.

  1. Cancelar fideicomisos o cualquier otro mecanismo utilizado para ocultar fondos públicos o evadir la legalidad y la transparencia. (Destacó que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público podría obtener hasta 50 mil millones de pesos. Insistió en señalar que el Gobierno Federal está a favor de la ciencia y la cultura, pero no de los privilegios y la corrupción.
  2. Descentralizar el Gobierno Federal y ubicar las secretarías en distintos estados de la República. Este proceso se hará de manera voluntaria, sin afectar a los trabajadores al servicio del Estado. Tendrán oportunidades de adquirir viviendas, educación para sus hijos, atención médica y seguridad social.
  3. Impulsar el desarrollo de fuentes alternativas renovables, como la eólica, la solar, la geotérmica y la mareomotriz.
  4. Investigar a fondo la desaparición de los jóvenes de Ayotzinapa; conocer la verdad y castigar a los responsables.

Reactivación económica
Tal vez lo que a la mayoría de los mexicanos quita el sueño será, en parte, resuelto con la firma del convenio con representantes del sector privado que hizo el presidente López Obrador para ampliar la inversión en proyectos de infraestructura, energía y comunicaciones, lo que se traducirá en generación de empleos y bienestar para la población.

Durante la firma del acuerdo, el titular del Ejecutivo Federal reiteró el trabajo conjunto entre el sector público, el social y el privado, los tres motores, afirmó, que se requieren para reactivar la economía. “Es muy importante que sepamos que el sector público no podría solo reactivar la economía como se necesita”, reconoció.

Ante reporteros, fotógrafos, camarógrafos, youtubers y empresarios, agradeció al sector privado “por su apoyo eficaz y sincero” para impulsar el desarrollo de México y enfrentar epidemia de covid19. “Vamos a seguir trabajando junto y también garantizando las libertades, el derecho a disentir; no tenemos por qué estar pensando lo mismo todos, no puede haber pensamiento único, la democracia es pluralidad y debemos ejercer a plenitud nuestras libertades. Nosotros no condicionamos para nada el que tengan relación con el gobierno si coinciden con nuestras políticas. No; no tenemos por qué coincidir en todo. La democracia es eso, es pluralidad; no es totalitarismo, es libertad”, acotó.

En ese contexto, afirmó que el gobierno federal continuará la estrategia de recuperación económica enfocada en la dispersión de recursos para el fortalecimiento del consumo popular e impulsar a las pequeñas y microempresas con créditos de hasta 25 mil pesos.

“La gente no ha dejado de tener para consumir lo básico. (…) Se destinaron muchos recursos para el bienestar, se entregaron créditos a pequeñas empresas como nunca se había hecho en el país. En cinco meses, alrededor de 2 millones con créditos con tasas de interés de 5 por ciento anual en promedio, algo nunca visto. Todo eso se hizo en cinco meses. Fueron a la palabra, sin papeleo”, refirió.

En un resumen adelantado de cómo va el país, indicó que ante la crisis económica el sector menos afectado fue el primario, lo cual aseguro la producción de alimentos. Informó que desde agosto se recuperaron más de 200 mil empleos…confió en que con ese ritmo, en seis meses se tendrán otra vez los 20 millones 600 trabajadores registrados antes de la pandemia del coronavirus.

En el cúmulo de explicaciones a detalle e informes a los mexicanos, el presidente López Obrador cedió la palabra al presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar Lomelín, quien explicó que la firma del convenio actualizaba el plan de infraestructura anunciado en 2019 a través de un paquete de 39 proyectos en comunicaciones y transportes, turismo, energía, agua potable, saneamiento y medio ambiente.

“Se manda el mensaje de estar unidos buscando el bienestar del país; de que buscamos tener la certeza y la certidumbre de la cual hemos hablado durante reiteradas ocasiones, vuelve la presidencia de México a reiterar el interés que tiene en la inversión privada, el soporte que la inversión privada puede dar al país, la importancia de trabajar unidos y como el presidente dijo, un paquete de inversión que se va a ir anunciando paulatinamente”, manifestó.

En el acto de firma de convenio, también participó el secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera Gutiérrez, quien detalló que de los 39 proyectos hay siete en ejecución por 38 mil millones de pesos y 32 proyectos por 259 mil millones de pesos, de los cuales 156 mil son del sector de comunicaciones, 98 mil en energía y 2 mil millones de pesos en agua y ambiente.

El sureste, siempre el sureste
El 9 de octubre, el presidente López Obrador de nuevo estuvo en el sureste. Después de arribar en el aeropuerto internacional de Villahermosa, en Palenque, Chiapas, inició la gira de trabajo destinada a supervisar avances del Tren Maya y los efectos del huracán Delta en la región.

De entrada, adelantó que para diciembre último el tramo de Palenque a Escárcega tendrá terminados 14 kilómetros. Insistió en señalar que el proyecto estratégico dedicado al desarrollo del sureste deberá estar completo en 2023: “No podemos perder tiempo y si es necesario voy a estar cada mes en los frentes de trabajo”, advirtió. Asimismo, reiteró que la inversión en la zona es histórica y que eso no significa que se descuiden otras regiones como el norte del país donde ya se aplica el programa de Zona Libre de la Frontera Norte.

Según datos del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), el tramo 1 del Tren Maya recorre 227 kilómetros y abarca tres estados: Chiapas, Tabasco y Campeche. La inversión para ese tramo asciende a 15 mil 538 millones de pesos. En Chiapas habrá una estación en Palenque; en Tabasco, dos, una en Boca del Cerro y otra en El Triunfo y en Campeche, la de Paradero Candelaria.

Compartir:
Continuar Leyendo

Anexo Político

Por un mejor Tabasco. El pueblo está por encima de todo

Publicado

en

Tras inundaciones, se ha actuado con responsabilidad, afirmó el presidente López Obrador

Luis Enrique Martínez
Rumbo Nuevo
Cuando el Mono Sagrado (Usumacinta), el río más caudaloso de México mantiene en la zozobra a los habitantes de las zonas bajas de la región de los ríos, una vez más la voz de la nación emerge para refrendar el compromiso con Tabasco: “Voy a firmar esta semana un decreto de protección a la población civil en todo lo relacionado con el manejo de las cuatro hidroeléctricas…”, confirmó este lunes el presidente Andrés Manuel López Obrador desde la mañanera en Palacio Nacional.

“Lo más importante es que no se pierdan vidas humanas. Lo material se repone, lo más importante es la vida. Vamos saliendo adelante”, había dicho el sábado 14 cuando realizó su segunda gira consecutiva a la entidad en un mes ante la inundación 2020, cuyos estragos superan en lo material como en pérdidas de vida humana a los originados por los torrenciales aguaceros de la primera semana de octubre: “Lo mejor es que estamos sumando voluntades, esfuerzos, recursos para apoyar con el gobernador Adán Augusto López Hernández a la población damnificada, aseguró en aquella fecha.

De acuerdo a los pronósticos meteorológicos, la temporada de huracanes y de frentes fríos todavía no acaba. En sus programadas presencias, abrirán treguas a la población. De ahí que la colaboración interinstitucional entre los tres niveles de gobierno sea prioritaria y necesaria para responder de inmediato a la demanda de los miles de damnificados de la inundación de uno de los otoños más crueles registrados en las primeras décadas del siglo 21. Quizá con efectos más devastadores que los originados en 2007.

Por eso y más es que Tabasco y el sureste en general sigue siendo parte de las conferencias de prensa matutinas del titular del Ejecutivo Federal. Este lunes 23 no fue la excepción. En medio de las respuestas a las preguntas de la prensa, y cuando revisaba el comportamiento de las instituciones financieras internacionales como el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional, el presidente López Obrador si refirió a El Mono Sagrado, significado en maya del vocablo Usumacinta.

National Geographic en español anota que “si fuera posible viajar en el tiempo al navegar el río Usumacinta, nos llevaría a recorrer la historia de la cultura maya. A lo largo del trayecto observaríamos remeros mayas transportando algodón, sal, obsidiana, jade y ámbar, entre otros objetos.

“Sin embargo, hoy día esta travesía aún nos muestra a una cultura maya viva y su mestizaje, sobre todo nos invita a disfrutar de la naturaleza. Usumacinta significa Mono Sagrado y es el río más caudaloso de México, nace en la desembocadura de los ríos Lacantún, Salinas-Chixoy y La Pasión, desciende formando una frontera natural entre Guatemala y Chiapas y corre hasta alcanzar su desembocadura en el Golfo de México…”

Así es. Por estos aciagos días, la creciente del Mono Sagrado envuelve en la incertidumbre a generaciones que han crecido con la postal del río como parte de la vida en los municipios de Balancán, Emiliano Zapata, Jonuta, Tenosique y Centla, este último el final del recorrido del caudal para depositar sus aguas en el mar. De la admiración diaria de la naturaleza, la población vecina vive hoy no algo desconocido porque así lo vivieron padres y abuelos, ancestros que así narraron sus vivencias con el caudal, pero si dramático por los daños que ocasione su desbordamiento. Para disminuir tal angustia del paisanaje, el presidente López Obrador volvió a referirse al Usumacinta como el Mono Sagrado dejando, otra vez, boquiabiertos a la prensa metropolitana. Esta es la voz de la nación:

“(…) Aquí aprovecho para decirles a mis paisanos que ya se inició la entrega de despensas, esto con el Plan Marina y con el Plan DN-III, para que le llegue a los que lo necesitan.

Luego, va a haber un apoyo, en la medida en que van bajando las aguas, para que se puedan limpiar las casas, desinfectar, fumigar, pintar, arreglar las casas. Va a haber un apoyo a cada familia que padeció o que sigue padeciendo de inundación.

Y luego viene una tercera etapa, que es la entrega de enseres domésticos, camas, estufas, refrigeradores, lo que perdieron.

Y luego vienen otros apoyos en lo que tiene que ver con actividades productivas, lo que tiene que ver con el bienestar.

Y las acciones de fondo para que se proteja a la población de las inundaciones, el dragado de los ríos que no se ha hecho en décadas, ya tenemos el recurso para la compra de dragas que van a estar desazolvando los ríos.

Voy a firmar esta semana un decreto de protección a la población civil en todo lo relacionado con el manejo de las cuatro hidroeléctricas, de las cuatro presas del río Grijalva, para que los vasos de esas presas se mantengan vacíos en temporadas de lluvia: septiembre, octubre, noviembre, diciembre, bueno, agosto, septiembre, octubre y noviembre básicamente.

Y otras acciones, pero tenemos los recursos; caminos que quedaron destruidos o van a quedar cuando bajen las aguas, en Veracruz, en Chiapas, en Tabasco, tenemos los fondos, decirle a la gente.

También, pues quisiéramos que ya no se siguiera padeciendo de las inundaciones, pero la naturaleza tiene sus propias leyes, sigue lloviendo mucho en Guatemala y ahora el problema lo tenemos por la creciente en el río Usumacinta, que es el río más grande de México; nace en Guatemala, en el Mono Sagrado, y está creciendo mucho, afectando la parte baja de Boca del Cerro, donde inicia el Bajo Usumacinta, municipios como Tenosique, Balancán, (Amiliano) Zapata, Centla (y Jonuta). Entonces, ahí está trabajando el Ejército la parte alta y la Marina en la parte baja, ayudando.

Ahí no hay ningún control hidráulico, no hay presas, es un río que no tiene ningún control hidráulico, entonces, está creciendo mucho. Estamos atentos, allá está la coordinadora de Protección Civil, allá está Blanca Jiménez, de Conagua. Y vamos a estar ayudando”.

No se inundó Villahermosa
El compromiso presidencial es de hechos. Acción, no palabras. Así lo ha demostrado tras las supervisiones de las zonas afectadas que ha realizado en los fines de semana del 7 al 15 de noviembre. También luego de hacer sobrevolar la Presa Peñitas, que hace unos días llegó a desfogar hasta 2 mil 100 metros cúbicos de agua por segundo.

En aquellos primeros días de angustia generalizada, el titular del Ejecutivo Federal aceptó que “en buena medida, cerrar la compuerta del Macayo parcialmente sirvió para que no se inundara por completo Villahermosa”; implicó, añadió, que menos personas resultaran afectadas.

Hay presupuesto para damnificados
Como en octubre lo había comprometido, el mandatario reiteró que ya se atienden a las personas damnificadas en la zona de Centla que aún padecen de la inundación debido al agua estancada. En Frontera, señaló que debido al alto nivel del río Usumacinta, la falta de presas y control, se realizarán desazolves para disminuirlo.

Igual como desde entonces, siguen acompañando en las acciones de auxilio a damnificados el gobernador López Hernández; los secretarios de la Marina, José Rafael Ojeda Durán y de la Defensa, Luis Cresencio Sandoval González y, además, la coordinadora nacional de Protección Civil, Laura Velázquez Alzúa, que lleva semanas en Tabasco representando y coordinando las acciones del Gobierno de México.

Cada presencia en público y privado, el presidente López Obrador no pierde la oportunidad de refrendar su compromiso con Tabasco, y también de atender a todas las personas damnificadas por las inundaciones en Tabasco, Chiapas y Veracruz.

“Como lo dije desde los primeros días (de noviembre): lo material se repone, lo que debemos de cuidar es la vida de las personas y en eso estamos”, expresó el sábado 14.

Durante la conferencia de prensa en un centro de acopio de Villahermosa, el mandatario indicó que en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2021 estarán garantizados los recursos para financiar la recuperación en las entidades federativas afectadas.

“Ya puedo informar que ha sido autorizado el presupuesto para el año próximo y ya tenemos disponibilidad de fondos para financiar todo el programa integral en beneficio de los afectados por inundaciones”, remarcó.

Tres días después, el martes 17, encabezaría otra reunión en Palacio Nacional con los gobernadores de Chiapas, Rutilio Escandón Cadenas y de Tabasco, Adán Augusto López Hernández, para dar continuidad a la elaboración de la estrategia de prevención y mitigación de inundaciones.

Al final de la reunión, se concluyó que la ayuda a damnificados incluiría reparación de daños en hogares e implementación de un programa de desarrollo urbano que contemplará la ampliación, mejoramiento y construcción de viviendas. Asimismo, el reforzamiento de la entrega de Programas Integrales de Bienestar en beneficio de la población que más los necesita.

“Cuando se tenga el plan integral lo vamos a dar a conocer porque estamos convocando a todos los involucrados, los que tienen que ver con el manejo del agua, de las presas, las dos secretarías que son fundamentales: la Secretaría de la Defensa y la Secretaría de Marina; la Secretaría de Desarrollo Urbano, la Secretaría de Bienestar, la Coordinación Nacional de Protección Civil y, repito, todo de acuerdo con los gobiernos de Chiapas, de Tabasco, en beneficio de la gente”, enfatizó.

Resaltó que a la respuesta del gobierno federal a través de la aplicación del Plan DN-III-E y el Plan Marina, se sumó el apoyo de empresarios y países como Rusia y Alemania, a los que agradeció el gesto de solidaridad. Informó que se han recaudado más de mil toneladas de alimentos, víveres y artículos de higiene.

El mandatario dijo que en todo momento existe coordinación con las administraciones estatales y municipales para hacer frente a la posible llegada de un nuevo huracán.

“Estuvimos evaluando la situación de las inundaciones, el comportamiento de los ríos, (…) afortunadamente están bajando los niveles de agua en prácticamente todos los ríos con excepción del río Usumacinta”, explicó.

Precisó que habrá un control estricto de las presas “porque no puede haber un interés particular, inclusive ningún interés de una empresa pública, por encima del interés del pueblo, de los mexicanos, de la protección de las personas. Eso está por encima de todo”.

Adelantó que permanecería en Tabasco y el domingo recorrería Centla, Nacajuca y Jalpa; también realizaría otro sobrevuelo en la Presa Peñitas. Posteriormente tendría una reunión en el aeropuerto de Tabasco donde consideró la posibilidad de brindar una actualización de información a representantes de los medios.

Aclaró que a diferencia de los sexenios anteriores, ahora se actúa con responsabilidad en la toma de decisiones, pensando en el bien de la gente, y no hay corrupción.

Previo al diálogo con periodistas, el presidente realizó un sobrevuelo por Tepetitán en Macuspana, Tabasco, y sostuvo un breve encuentro con el pueblo de a quienes dijo que “no les va a faltar el apoyo, Se comprometió a que, inmediatamente después de que pasen las inundaciones y se desinfecten las viviendas, habrá apoyos para adquirir enseres domésticos y se impulsarán mejoras a la infraestructura carretera.

Sumando voluntades
Durante su gira de trabajo por Tabasco para supervisar las acciones de atención a la población damnificada por las inundaciones, el presidente López Obrador visitó una cocina comunitaria en Macuspana instalada por la Secretaría de la Defensa Nacional como parte del Plan DN-III-E. Las instalaciones móviles tienen capacidad para 2 mil 600 raciones; de acuerdo con personal de la Sedena se elaboran diariamente mil 300 raciones de desayuno, comida y cena. Los elementos del Ejército se organizan en cuatro rutas de abastecimiento que salen a los albergues de Macuspana. Los alimentos que se brindan son balanceados. Este sábado, por ejemplo, el comedor comunitario servirá agua de horchata, sopa de pasta, arroz, barbacoa de res, frijoles refritos, tortillas y postre.

“Estamos en una gira hoy y mañana por Tabasco. Vamos a supervisar cómo se está apoyando a los damnificados. Afortunadamente están ya bajando los ríos, ya no estamos en la situación de hace unos días aunque está nublado, está lloviendo; hay un pronóstico de una nueva tormenta, un nuevo huracán que se está formando”, informó el mandatario.

Acompañado del secretario Cresencio Sandoval, sostuvo que el gobierno federal a través de las dependencias y en colaboración con los gobiernos estatales y municipales, trabaja para que exista el menor daño posible ante el crecimiento del río Usumacinta que pasa por Tenosique, Balancán, Emiliano Zapata y desemboca en Frontera, zona que actualmente está inundada.

El presidente se reunió con familias de damnificados en una escuela primaria de Macuspana, donde actualmente pernoctan 147 personas de tres colonias. Agradeció los donativos de víveres y medicamentos a la población que envían organizaciones, países y empresas en un acto de solidaridad y fraternidad. Destacó el trabajo conjunto de sociedad, promotores de salud, Servidores de la Nación adscritos a la Secretaría de Bienestar, personal de la Coordinación Nacional de Protección Civil y la Secretaría de la Defensa Nacional.

“Lo mejor es que estamos sumando voluntades, esfuerzos, recursos para apoyar con el gobernador del estado de Tabasco”, dijo.

Luego resaltó que la empresa Maseca envió tres tortillerías móviles a Tabasco, las cuales se instalaron en Teapa, Nacajuca y Macuspana; en este municipio la producción es cercana a los 400 kilos diarios. Por esta acción expresó su agradecimiento al presidente del Consejo de Administración y Director General de Gruma y Gimsa, Juan Antonio González Moreno.

Estamos ayudando a los gobiernos estatales y contamos con el apoyo de todas las dependencias federales, afirmó sobre las acciones para hacer frente a las inundaciones en Chiapas, Tabasco y Veracruz que se registran en noviembre.

“Lo más importante es que no se pierdan vidas humanas. Lo material se repone, lo más importante es la vida. Vamos saliendo adelante”, aseveró.

Peñitas, otra vez Peñitas
La Coordinación Nacional de Protección Civil dirige a todas las dependencias del gobierno federal, entre las que también se encuentran la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua). Los gobiernos de la Ciudad de México, Morelos y Puebla apoyaron a Tabasco, Veracruz y Chiapas con el envío de equipos especiales para sustraer el agua.

En su visita del 7 de noviembre, López Obrador dijo que en Tabasco la lluvia (de aquellos días) alcanzó volúmenes históricos y celebró que las precipitaciones se redujeron considerablemente; al mismo tiempo, comentó que el pronóstico para los siguientes días es la disminución del potencial de lluvias.

Explicó que durante el fin de semana la situación se tornó complicada debido a que la presa Peñitas se llenó completamente y el agua de las inundaciones tarda en salir al mar por la desembocadura de los ríos.

“Hubo una precipitación de 3 mil 500 metros cúbicos por segundo. A las 6 de la mañana del sábado. Eso me llevó a tomar la decisión de trasladarme al estado porque se tenía que desfogar la presa y toda esa agua iba a causar muchos daños. Además, había que tomar la decisión de soltar agua porque se tenía el riesgo de que la presa se reventara”, apuntó.

Reconoció el trabajo de los técnicos y especialistas de la CFE y la Conagua, con quienes “se hicieron buenos cálculos, se decidió una extracción hasta de 2 mil 500 metros cúbicos por segundo para poder bajar el llenado del vaso de la presa. Se acordó, y eso fue muy bueno, que se hiciera de manera gradual, que se le avisara a la población río abajo del Samaria para que buscara refugios, albergues, trasladarse a las zonas altas”.

Indicó que se logró reducir a 2 mil 100 metros cúbicos en dos horas y a partir de eso ahora ingresan alrededor de mil 500 metros cúbicos por segundo.

En su oportunidad, la coordinadora Nacional de Protección Civil dijo que las acciones de atención a la población iniciaron hace un mes. Hasta este día se tienen 236 refugios temporales con cerca de 9 mil personas. Precisó que estos fenómenos son resultado de la entrada del Frente Frío no. 11, el cual afecta a Chiapas, Tabasco, Veracruz y Quintana Roo.

De 17 municipios de la entidad, 13 tienen afectaciones severas. Entre los daños en materia de infraestructura destacan cuatro puentes caídos, 33 cortes carreteros, siete deslizamientos de tierra, cinco árboles caídos y ocho corrientes desbordadas.

A damnificados no faltará nada
En su segundo día de gira para atender a los afectados, el presidente López Obrador aseguró que aun cuando ya no existe el Fondo para la Atención de Emergencias (Fonden), hay recursos garantizados para apoyar a damnificados. Recordó que se está aplicando el Plan DN-III-E y el Plan Marina para auxiliar a la población; asimismo, la Secretaría de Bienestar realiza censos con el objetivo de detectar a las familias damnificadas.

El jefe del Ejecutivo pidió a la población permanecer en los albergues y se comprometió a que no les faltará lo necesario. Reafirmó que “lo material se repone; lo que hay que cuidar es la vida. Yo nunca voy a dejar de apoyar a mis paisanos y todos los mexicanos en desgracia. El gobierno tiene que darle atención especial a los que más lo necesitan, eso es la justicia”.

“Una lluvia histórica en todo Tabasco. Llovió en la región de los ríos. El Usumacinta, que es el río más grande de México, está creciendo, aumentando mucho su volumen. Afortunadamente no ha desbordado, no se ha salido de cause. Donde sí ha habido mucho problema es en el río Tulijá, que nace en las cascadas de Agua Azul en Chiapas y baja, pasa por Macuspana, pasa por Tepetitán. Ese río se une a otro que creció muchísimo porque llovió mucho en la sierra de Chiapas y de Tabasco, que es el río Puxcatán, inundó Macuspana”, explicó el mandatario.

Destacó que en algunas colonias de ese municipio las inundaciones alcanzaron metro y medio de profundidad y se ha podido salvar a la mayoría de las personas. Hasta este día se tiene reporte de cinco personas fallecidas.

Lo principal es no perder vidas
Estamos trabajando para atender a los damnificados; lo principal es cuidar que nadie sufra, que nadie pierda la vida, eso es lo más importante. El pueblo de Tabasco cuenta con el gobierno de la República. No van a faltar recursos para apoyar con enseres, con vivienda, a los productores y que haya bienestar, refrendó el presidente López Obrador en cada encuentro con sus paisanos.
El jefe del Ejecutivo adelantó que la elaboración y pronta aplicación de un plan que resuelva de fondo el problema de las recurrentes inundaciones en las zonas bajas de la entidad. La estrategia incluye la realización de bordos, el desazolve de ríos y la adquisición de dragas, que operará la Secretaría de Marina.

Indicó que mediante un decreto presidencial se resolverá que se controlen y no permanezcan llenas las presas e hidroeléctricas del Río Grijalva, particularmente en meses de lluvia —septiembre, octubre y noviembre—, como medida preventiva.

“Esto va a significar que se turbine constantemente para que no se acumule tanta agua en los vasos de las presas y que haya despacho de la energía eléctrica porque a veces no se turbina para darle preferencia a las empresas particulares que venden energía a la CFE”, explicó.

El plan integral también significa reforzar la entrega de Programas Integrales de Bienestar e invertir recursos en acciones de desarrollo urbano: introducción de drenaje, agua potable y cárcamos, así como construcción de vivienda, precisó el mandatario.

“Tengo ya un diagnóstico de la situación y por eso puedo decir que vamos a ir saliendo, vamos a ir resolviendo. (…) Tengan confianza que todo el que está padeciendo, sufriendo, afectado por la inundación va a recibir apoyo. Este es un gobierno del pueblo, para el pueblo y por el pueblo. (…) No hace falta que haya protestas, estamos pendientes para que nadie se quede sin ser atendido. Esa es mi palabra”, enfatizó.

Instruyó a Velázquez Alzúa permanecer en Tabasco coordinando las acciones y atendiendo a toda la población. Aseguró que la Secretaría de Bienestar entregará apoyos de manera directa y sin intermediarios a los afectados.

Asimismo, las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina instalaron cocinas móviles para brindar alimentos calientes a personas damnificadas y ambas dependencias entregan despensas con el acompañamiento de la Coordinación Nacional de Protección Civil y el gobierno estatal.

“Decir a mis paisanos que estamos atentos y que no están solos, que el Gobierno de la República apoya al pueblo de Tabasco sobre todo en circunstancias como esta que se está padeciendo, se está sufriendo”, expresó.

Luego de su arribo para atender la emergencia por las inundaciones derivadas del paso de los huracanes Delta y Eta, el jefe del Ejecutivo supervisaría desde las alturas el vaso regulador de la presa Peñitas. Mostraría que el vaso regulador está completamente lleno e informó que se realiza el desfogue de forma cuidadosa para impedir que se agudicen las afectaciones en las zonas bajas de la entidad.

“Me preocupó bastante. Afortunadamente hicimos un sobrevuelo, estuvimos en Peñitas, en Macayo; estuvimos en los municipios de La Chontalpa, esto es en Huimanguillo; en Cárdenas, en Cunduacán, en Jalpa, en Nacajuca, en las zonas más bajas y ya ha dejado de llover en la zona de Peñitas, ya el ingreso de agua es menor y por lo mismo se está ya reduciendo el volumen de desfogue de la presa que llegó a estar en 2 mil 100 metros cúbicos por segundo y en el último reporte que tenemos ya disminuyó considerablemente a mil 800 metros cúbicos por segundo”, refirió.

El presidente López Obrador había suspendido la gira de trabajo por Sinaloa y Nayarit que tenía programada aquel fin de semana para trasladarse a Tabasco y supervisar las acciones dedicadas a atender la emergencia derivada del desbordamiento de ríos y presas por el paso los huracanes Eta y Delta.

Encabezaría una reunión urgente del Gabinete de Seguridad en Tabasco. En un mensaje expuso que la madrugada de este sábado (14) la Presa Peñitas recibió hasta 3 mil 500 metros cúbicos por segundo tras precipitaciones “nunca antes vistas desde que se tiene esta presa”.

“Está completamente llena y se tuvo que aumentar el volumen de desfogue. Estaba en mil 500 metros cúbicos y aumentó a 2 mil metros cúbicos y de ahí se está proponiendo aumentar todavía más a 2 mil 500 metros cúbicos por segundo y toda esta agua inunda la planicie en Tabasco y hay zonas que están prácticamente en el nivel del mar. Son como ollas, afecta mucho este desfogue; estamos procurando que se cause el menor daño posible y sobre todo buscando que no haya desgracias, pérdida de vidas humanas”, remarcó.

Hizo un llamado a la población de las zonas en riesgo para que acudieran a refugios temporales o con familiares que vivan en partes altas.

“Que piensen que lo más importante es la vida y que lo material se puede reponer y que nosotros vamos a ayudar a la gente que lo necesita, a los damnificados”, remarcó.

Compartir:
Continuar Leyendo

MINUTO A MINUTO

DIRECTORIO - PRIVACIDAD



Copyright © 2019 Rumbo Nuevo, El Diario de la Vida Tabasqueña Ramón Galguera Noverola #107 Col. Reforma C.P. 86080 Villahermosa, Tabasco, México