Connect with us

Columnista

SÓLO UNA LECCIÓN

Publicado

en

Agenor González Valencia

Allí estaba él. Lo había visto a medio día, me tocó el hombro, detuve mi camino; con súplica reflejada en sus ojos y en sus manos me pidió que lo ayudase. Me dijo que andaba recorriendo las calles de ese pueblo, ofreciendo sombreros que vendía. Me quedé mirándolo y le respondí que yo no usaba sombrero. Él insistía argumentando que no había vendido nada y que por lo mismo tampoco había comido. De inmediato pensé que ese individuo como tantos otros, usan el mismo argumento para solicitar limosna.
Él, era un muchacho de aspecto campesino, moreno, de mediana estatura, delgado de cuerpo, vestido con ropas humildes, y calzado con huaraches. Mientras caminaba, él insistía con súplicas hasta que por fin, al dar vuelta en una esquina, lo perdí de vista.
El pueblo me impresionó. Por razones de mi trabajo tuve que visitarlo. Las calles limpias, la gente en su ajetreo cotidiano, casas de adobe, con techo de dos aguas. El clima, al que no estaba acostumbrado, me obligó al abrigo necesario. Seguí mi camino hasta llegar frente a una iglesia colonial. Pasé frente a ella, pensando en visitarla por la tarde, ya que mi trabajo me obligaba a estar con mis informes en la sucursal de la empresa en la que mi tarea rendía los frutos para sostener a mi familia. Pardeando la tarde, cumplida mi encomienda, encaminé mis pasos hacía la iglesia para entrar, tal como lo hacemos los creyentes o admiradores del interior y de la arquitectura de esos templos. La iglesia estaba vacía, solamente se encontraba un joven orando. Descubrí  que era aquél que por la mañana pretendía venderme un sombrero. A mis oídos llegaron sus ruegos, sus peticiones y sus confesiones. Manifiesto que me impresionó, porque entre otras  expresiones daba gracias al Señor, por haberle apoyado en la venta de dos sombreros que le permitieron tener dinero para sufragar su hambre y esperar mayor suerte para el día siguiente. Me sentí mal, miré hacía esa escultura del Cristo crucificado y me dio la impresión de que sus ojos derramaban casi imperceptibles dos gotas de alegría.
Salí de la iglesia, aspiré el aire frío, miré hacia el cielo y musité: Gracias mi Dios por la lección recibida.

Compartir:
Continuar Leyendo

Columnista

Escenarios

Publicado

en

Abraham hace camino al andar

Juan Ochoa Vidal
juan_ochoa45@hotmail.com
Resulta innegable que los partidos de oposición en Tabasco son marginales y no se ve cómo puedan, en los siguientes 24 meses, recuperarse del nocaut. Pero, ¿eso significa que MORENA volverá a arrasar en las siguientes elecciones? El caso Cunduacán demostró que los ciudadanos también pueden dar sorpresas y que sí es viable la vía de las candidaturas independientes, aunque nada fácil.

Para la sucesión gubernamental estaría muy difícil. Se ve improbable. Sin embargo, para los municipios y representaciones legislativas la brecha la abrió Abraham Cano González, al sumar a su proyecto incluso a militantes del partido en el poder, quienes no se dejaron llevar por una actitud fanática y razonaron su voto.

Desde tal perspectiva, resulta ser de interés estatal lo que logre el joven alcalde en el trienio que inició el pasado día 5. El inicio está muy complicado, habida cuenta del colapso financiero, enorme deterioro en la infraestructura urbana y rural, así como en la alta demanda popular agudizada por la pobreza, la falta de oportunidades de empleo y superación, y la pandemia que está aún lejos de llegar a su fin.

Por ahora, en las dos semanas que se cumplieron este martes, sobresale la actitud y el vigor que trae consigo Abraham. “En la administración pública todos los días son hábiles. No se descansa. Así que ya estamos listos para resolver la mayoría de tus problemas”, publicó en redes sociales en días recientes.

Uno de sus funcionarios, Abel Hernández Torres, informó que con los precarios recursos disponibles se realizan trabajos a marchas forzadas para atender urgencias, como lo son el mantenimiento en diferentes puntos de la ciudad, limpia de alcantarillas, bacheo emergente en diferentes calles de la ciudad, rehabilitación del panteón municipal, además de la recolección de basura en la cabecera municipal y comunidades.

Pidió a la población que colabore con la limpieza y cuidado de la salud de todos, al sacar su basura a tiempo para evitar que los residuos sólidos contaminen las calles y tapen los registros de agua. Ya se encuentran operando seis camiones recolectores de desperdicios que se encuentran en buenas condiciones. Dentro de unos días se adquirirán otros dos.

¿Cuántos años de rezago presenta Cunduacán? Ya perdimos la cuenta. El último gobierno que entregó buenas cuentas fue el de Heberto Taracena, ¡en el siglo pasado!

El notario público y periodista tuvo su segundo periodo entonces, cuando Roberto Madrazo ordenó la remoción del alcalde en funciones, al comprobar un desorden y saqueo que no se compara con el de las más recientes administraciones.

Para resolver los problemas de mayor impacto, Cano necesitaría de centenares, quizá miles de millones de pesos. Por ejemplo, el drenaje urbano que colapsa con cualquier aguacero de mediana intensidad, situación que se repite en Comalcalco, Cárdenas, Frontera y otras ciudades.

Nidia Naranjo llegó a la presidencia municipal hace tres años bajo la bandera de la cuarta transformación, nada más para repetir el mal desempeño de sus antecesores del PRI y PRD, y con agravantes. Mucho bla-bla-bla y mera baba de perico. Tanto presumir de lucha social, para hundir más al municipio que hace muchos años se ganó el calificativo de la Atenas de la Chontalpa.

A los cunduacanenses y habitantes de demás municipios de la Chontalpa no se les olvida que una de sus primeras “acciones de gobierno” fue poner a trabajadores municipales a cortar el monte en la Vía Corta, a manera de preparativos porque supuestamente ya se iba a convertir esa carretera en la autopista que dejó inconclusa el gobierno de Manuel Andrade. Mero “relumbrón”.

Ahora el principal problema radica en que, aunque trae las mejores intenciones y se emplea a fondo en su trabajo, Abraham no dispone del dinero necesario para hacer todo lo mucho que hace falta. Por lo tanto, tendrá que ir avanzando, siempre con los pies en la tierra y explicándole a la gente qué se quiere y qué se puede hacer.

Corregir e inyectar eficiencia en la prestación de servicios municipales es un primer paso muy acorde con lo comprometido en campaña, al igual que la apertura que mantiene con la gente, con la ventaja que le da la fuerza física y mental de su juventud.

El equipo de funcionarios que lo acompaña está comprometido a esforzarse y no solo aguantarle el paso al alcalde sino, dicho sea en términos coloquiales, atajar bolas y no esperar a recibir órdenes para atender y resolver problemas.

A la ex presidenta y a sus achichincles más les vale no estorbar, no poner piedras en el camino, no hacer más daño. Los cunduacanenses los repudian.
Twitter: @JOchoaVidal

Compartir:
Continuar Leyendo

MINUTO A MINUTO

DIRECTORIO - PRIVACIDAD



Copyright © 2019 Rumbo Nuevo, El Diario de la Vida Tabasqueña Ramón Galguera Noverola #107 Col. Reforma C.P. 86080 Villahermosa, Tabasco, México