Connect with us

Columnista

SÓLO UNA LECCIÓN

Publicado

en

Agenor González Valencia

Allí estaba él. Lo había visto a medio día, me tocó el hombro, detuve mi camino; con súplica reflejada en sus ojos y en sus manos me pidió que lo ayudase. Me dijo que andaba recorriendo las calles de ese pueblo, ofreciendo sombreros que vendía. Me quedé mirándolo y le respondí que yo no usaba sombrero. Él insistía argumentando que no había vendido nada y que por lo mismo tampoco había comido. De inmediato pensé que ese individuo como tantos otros, usan el mismo argumento para solicitar limosna.
Él, era un muchacho de aspecto campesino, moreno, de mediana estatura, delgado de cuerpo, vestido con ropas humildes, y calzado con huaraches. Mientras caminaba, él insistía con súplicas hasta que por fin, al dar vuelta en una esquina, lo perdí de vista.
El pueblo me impresionó. Por razones de mi trabajo tuve que visitarlo. Las calles limpias, la gente en su ajetreo cotidiano, casas de adobe, con techo de dos aguas. El clima, al que no estaba acostumbrado, me obligó al abrigo necesario. Seguí mi camino hasta llegar frente a una iglesia colonial. Pasé frente a ella, pensando en visitarla por la tarde, ya que mi trabajo me obligaba a estar con mis informes en la sucursal de la empresa en la que mi tarea rendía los frutos para sostener a mi familia. Pardeando la tarde, cumplida mi encomienda, encaminé mis pasos hacía la iglesia para entrar, tal como lo hacemos los creyentes o admiradores del interior y de la arquitectura de esos templos. La iglesia estaba vacía, solamente se encontraba un joven orando. Descubrí  que era aquél que por la mañana pretendía venderme un sombrero. A mis oídos llegaron sus ruegos, sus peticiones y sus confesiones. Manifiesto que me impresionó, porque entre otras  expresiones daba gracias al Señor, por haberle apoyado en la venta de dos sombreros que le permitieron tener dinero para sufragar su hambre y esperar mayor suerte para el día siguiente. Me sentí mal, miré hacía esa escultura del Cristo crucificado y me dio la impresión de que sus ojos derramaban casi imperceptibles dos gotas de alegría.
Salí de la iglesia, aspiré el aire frío, miré hacia el cielo y musité: Gracias mi Dios por la lección recibida.

Compartir:
Continuar Leyendo

Columnista

De Alto Nivel

Publicado

en

  • En dos años diputados sin hallar corrupción de ex funcionarios
  • Tanto Solís, Rommel y ex ediles, disfrutan bienes mal habido
  • Sheila no da la cara por amenaza al periodista Erwin Macario

Antonio Caraveo Maldonado
caraveo20162016@outlook.com
Las querellas. El próximo cinco de septiembre ajustaran dos años de haberse integrado la nueva legislatura, donde es mayoría Morena con su palero el Verde Ecologista, y a la fecha nada de trascendencia ni siquiera una investigación a fondo de actos de corrupción en alguna dependencia del sexenio pasado o de ex presidentes municipales.

En campaña y entrando, a legislar los diputados de Morena, se mofaron y lo siguen haciendo de sus pares del PRD y PRI, de haber solapado actos de corrupción en cada sexenio gobernado. Los de Morena, no necesitaron ni dos años para ser catalogados de haber salido igual o peor de quienes acusan. Están encubriendo la corrupción al no haber argumento sólido del porque no hay nadie declarando ante el juez.

Hoy a esa distancia, no se registra por ningún lado algún avance de una indagación de corrupción tan solo de los titulares de Educación y Salud, Ángel “El Cepillo” Solís y Rommel Cerna, respectivamente, o de algún ex alcalde, quienes anda en el disfrute de los recursos mal habidos.

No ha podido llegar el Órgano Superior de Fiscalización (OSF), -se puede entender, no tiene la aprobación de la Junta de Coordinación Política del Congreso local- de llegar hasta la Fiscalía General de Justicia (FGJ) con una carpeta bien integrada contra un ex funcionario o ex edil. Menos lo harán contra uno de los suyos como Roberto Villalpando, edil de Macuspana ni tan siquiera con la defenestrada ex alcaldesa de Jalapa, Asunciona Silván, ambos acusados de corrupción.

En el epilogo, están resultando peores a sus antecesores, al ser una tapadera en los desvíos de recursos. Todo fue un discurso, todavía en los labios de los morenistas.

De Bajada
a) Los días se diluyen y no ha salido a dar la cara la responsable de la Juventud y el Deporte, Sheila Cadena, luego de la amenaza contra el periodista Erwin Macario por un colaborador o conocido suyo. Tal vez confía en los buenos oficios de su suegro Rodolfo Lara Lagunas, quien tiene peso en Morena, y de ahí, le valga madre.

b) Hacia la jornada electoral del 2021 cada quien en lo suyo. Los opositores del partido en el poder buscan concretar una gran alianza electoral, donde entre todos. Hacia ese paso, debe haber voluntad política y confianza, tan escasa en estos tiempos. Los de peso electoral, PRD y PRI, tienen los hilos de conducción en la repartición del pastel electoral. El PAN y MC, no traen nada en las alforjas. Solo el grito mediático. Los panistas, del 2000 al 2012, tuvieron la oportunidad de crecer electoralmente en la entidad, cuando tuvieron el poder federal. Sus diferencias internas y ambiciones personales, hicieron añicos ese lance. Hoy sin registro carecen de valor en las urnas. En tanto en Movimiento Ciudadano, anda en las misma, en cuanto su valor electoral. El dueño de la franquicia Pedro Jiménez León, no puede moverse mucho por temor de levantarse algún expediente en su paso por Sedafop y hoy juega con gente cercana, de Puebla principalmente, a Octavio Romero en los contratos con Pemex.

c) Luego de más 100 días de estar enfrentando la pandemia del Covid19, se confirma la mala estrategia del subsecretario de Salud. Hugo López-Gatell en la contención de la crisis sanitaria. Lejos de aminorar los casos se han incrementado, tan es así, ya se rebaso a España en defunciones y quedar al descubierto de ocultar el número de fallecidos. Por si fuera poco, llegaron ventiladores procedentes de Estados Unidos y eso choca con la realidad de estar doblando la pandemia.

Compartir:
Continuar Leyendo

MINUTO A MINUTO

DIRECTORIO - HISTORIA - PRIVACIDAD



Copyright © 2019 Rumbo Nuevo, El Diario de la Vida Tabasqueña Ramón Galguera Noverola #107 Col. Reforma C.P. 86080 Villahermosa, Tabasco, México