Seguiré ayudándolo. Publica Adán Augusto carta de renuncia dirigida al presidente López Obrador
El ex secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, publicó la carta con la que le presentó su renuncia al presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), y así poder participar en el proceso interno de Morena para elegir al candidato presidencial rumbo a las elecciones del 2024.Como parte de su mensaje, el funcionario recordó las […]
17 de junio de 2023

El ex secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, publicó la carta con la que le presentó su renuncia al presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), y así poder participar en el proceso interno de Morena para elegir al candidato presidencial rumbo a las elecciones del 2024.
Como parte de su mensaje, el funcionario recordó las primeras ocasiones en las que compartieron un acto público y puntualmente una conferencia de prensa que ocurrió en 2005.
El ex funcionario narró que esa ocasión, fue la primera vez que el presidente lo invitó a unirse a su equipo de trabajo y desde entonces lo ha respaldado.

¿Qué dice la carta de Adán Augusto a AMLO?
Licenciado Andrés Manuel,
No quiero perder la oportunidad de compartirle que, diariamente, he rememorado aquel episodio que cambio nuestro rumbo y el de toda la Nación.
Fue hace 18 años cuando los oligarcas que se sentían dueños de un país entero, decidieron envalentonados que podían robarnos también el derecho de votar por un luchador social al que queríamos desaforadamente.
Terminaba marzo de 2005, en plena vorágine política, cuando tuve la oportunidad de acompañarlo en una de sus sencillas conferencias de prensa, en aquel parque de Copilco, donde me preguntó: “Adán ¿Qué andas haciendo?”, a lo que respondí “aquí, respaldándolo frente a la injusticia que quieren cometer”.
Esa conversación inocente terminó con una instrucción que parecía fácil: “Adán, ven a ayudarme”. Y desde entonces, hasta que la vida me lo permita, pretendo seguir cumpliéndola.
Como usted sabe, en política hay instrucciones, pero no un manual de instrucciones, y nos tuvimos que adaptar a las necesidades del momento. Muchos aprendimos a ser militantes de base, dirigentes partidistas, diputados, senadores, delegados, activistas, juristas, comunicadores, y por qué no, hasta gobernadores y secretarios, con el propósito de poner en valor la confianza que usted, y el pueblo de México, habían depositado en nosotras y en nosotros, y en el Proyecto de Nación.
En todos estos años aprendí que lo valioso de una instrucción no es su precisión, ni su tono, ni su complejidad, sino algo más evidente: sus consecuencias, y hoy, yo soy poco más que una consecuencia de la lucha que usted encabeza, y encabezó por décadas. Un ayudante de campo del sol, como diría Pellicer.
No se lo niego: la estima, el respeto y la admiración que siento por usted, la misma que le profesaban Payambé y Aurora, quienes partieron orgullosos tras verlo dirigiendo a la Nación, hace complejo para mi solicitarle que acepte mi renuncia al frente de la Secretaría de Gobernación, cargo que me permitió acompañarlo mientras escribe una de las páginas más luminosas de Tabasco, de México y de la historia de la democracia latinoamericana.
Por ello, yo prefiero pedirle que si está en su agrado, me releve de este cargo para así atender con la tenacidad, los valores, y el compromiso histórico que usted sembró, el encargo de profundizar la Cuarta Transformación de la vida pública nacional.
Le ruego que no crea que “busco algo mejor o más grande” que el privilegio de acompañarle, todo lo contrario. La realidad es que usted ya ha hecho más que suficiente por todas y todos nosotros.

Compartir: