Connect with us

Columnista

¿Qué Onda?

Publicado

en

Clases por línea

Eduardo Salinas Pérez
poderciudadano2012@yahoo.com.mx
Más que la pandemia y las inundaciones y todos los problemas que a los que se enfrenta la sociedad en este momento y desde hace ya unos ayeres, es la educación. En nuestro país, el problema de la decadencia de la educación comenzó desde hace varias décadas, y curiosamente se dio con la llegada de la tecnocracia, cuando los “ilustres” tecnócratas tomaron las riendas del país y comenzaron a realizar una serie de reformas en casi toda la vida institucional del Estado, uno de los aspectos en los que la sociedad se sintió lastimada fue en la educación.

Con la llegada de los tecnócratas al mando del país, también llegaron “las benditas redes sociales”, aun cuando el uso de la computadora y los ahora famosos e insostenibles teléfonos celulares, no se dio de manera masiva en ese entonces, fueron esos “instrumentos” los que desde ese tiempo fueron desplazando a los maestros, o si no desplazándolos, cuando menos si haciéndolos menos importantes, restándoles autoridad y haciendo ya no maestros, o profesores, sino ya nada más uno simples coordinadores de las clases. Y luego encima. El avance del derecho y la protección de los niños, que llego a ser factor determinante en la perdida de la autoridad y los valores de los maestros.

Así, hoy casi medio siglo después se ver caos tan aterradores como miles de jóvenes, de jóvenes que se formaron y se forjaron en esos modelos educativos, en los cuales la computadora o el celular sustituye a la explicación de los maestros, den los cuales la computadora o el celular han dejado atrás, muy atrás a los maestros y se han apoderado de las clases. Y para colmo, la enseñanza de la computadora o los teléfonos “inteligentes” no se dio ni con oportunidad ni de manera profesional y volvió a los usuarios “autómatas cibernéticos” que san tanto la computadora como los teléfonos para la distracción sin la menor capacidad de investigación que son capaces de ofrecer. Es decir, un instrumento tan importante como la computadora y los teléfonos inteligentes hoy se usan para pasar el rato, o para la distracción o para fomentar su uso en otras actividades lejanas a las educativas, para las que fueron inventadas, y hoy tenemos que desde los niños de primaria, de secundaria, de prepa, de la universidad y hasta algunos maestros, o docentes usan la computadora para “chatear” o para ver otros asuntos pero menos para estudiar o “aprender” y ya no digamos para tomar sus clases en línea.

Y todo esto bien a colación porque en la actualidad, aquí en Tabasco, no sé en otras entidades o en otros países, pero en el caso de Tabasco las cosas están mal, muy mal, me diría un alto funcionario del Estado, que está muy metido en el asunto de la educación en Tabasco. Resulta que ni los propios docentes saben cómo dar “clases por línea”, a sus alumnos y que nunca han usado una computadora. No saben que es la computadora, y según se ve, no les interesa. Con esto de la pandemia, la educación en todos sus niveles es la que se ha visto más afectada. No dejamos de ver que la economía, las fuentes de trabajo, que los problemas de la salud y todo aquellos que tienen que ver con las actividades principales del Estado se han visto afectadas, pero la educación es la que más, porque en la educación está el futuro del Estado y del país.

Realmente es inconcebible que un profesor universitario, que un docente, como se dicen algunos de ellos, no sepa el manejo elemental de la computadora, que no tengan la disciplina de pararse frente al monitos y hablar a “distancia” con sus alumnos y lograr con ellos una comunicación virtual para dar sus clases. Es una pena, porque la mayoría de ellos, y de eso hay evidencias, solo consiguieron una plaza de “docente” para asegurar su futuro y pasársela bien, hacer como que enseñan y cobrar, eso sí, sus jugosos salarios y otras “canonjías” que el mismo sistema caduco de la educación les ha permitido.

Compartir:
Continuar Leyendo

Columnista

Opinión

Publicado

en

Alvaro Obregón , el caudillo de la Revolución I

Ferdusi Bastar Mérito
Un 25 de julio, al comienzo de su mandato de 4 años, iniciando la reconstrucción en un país devastado, el Presidente Álvaro Obregón crea por decreto la Secretaría de Educación Pública con Vasconcelos al frente, aperturando una memorable revolución cultural.

Huérfano, muy joven se dedicó exitosamente a la agricultura en su finca que denominó “La Quinta Chilla”, actividad que lo apasionó y a la que regresó en muchas etapas de su vida, después jornadas exitosas.

En el maderismo organiza una brigada a la que el personalmente paga sus haberes, a diferencia de otros grupos revolucionarios sustentados en la leva, y derrota frontalmente a Pascual Orozco.

Tras la traición de Huerta, regresa a las armas, y desde la frontera inicia una exitosa campaña en que rompe viejos tabúes de la estrategia militar, es el primero en usar la aviación en la guerra, y tras 8,000 kilómetros de campaña invicto en que destroza al viejo ejército federal, toma la Ciudad de México al frente de 18,000 hombres, licencia lo que quedaba del ejército federal, y sienta en la silla a Carranza quien lo condecora por esos triunfos.

Buscando la unidad revolucionaria , en dos ocasiones se enfrenta e intenta negociar con Villa, quien lo intenta fusilar, y finalmente la unión se rompe en la Convención de Aguascalientes, desembocando todo en una guerra fratricida.

Hace pedazos al villismo y por segunda ocasión sienta en la Presidencia a Carranza, y lo lleva a Querétaro, constituyente en el que Obregón alienta a los jacobinos e impulsa lo avanzado de nuestra Constitución, sobre la tibia iniciativa de Carranza.

Nuevamente regresa a la Quinta Chilla a sembrar garbanzo, y al final del período de Carranza con todo el derecho y la legitimidad, lanza su candidatura a la Presidencia e inicia su campaña ante Carranza que quería imponer al pocho Bonilla totalmente desconocido en todo el pais.

Estando en campaña en Monterrey, le notifican de un juicio en la ciudad de México y se traslada a enfrentarlo y dar la cara, y estando en ello, le avisan de un complot para asesinarlo y tiene que huir disfrazado como ferrocarrilero.

Calles expide el Plan de Agua Prieta y se levanta en armas en Sonora, Carranza se siente perdido ante la evidente popularidad de Obregón en toda la República, huye a Veracruz, y en el camino es asesinado por un cabecilla rebelde.

Y la revolución devora a sus propios hijos. Don Venustiano, ex senador porfirista con altísimos méritos al encabezar la revolución constitucionalista, manda asesinar a Zapata y para deshacerse de Villa permite la punitiva de Pershing que infructuosamente penetra todo el Estado de Chihuahua estrenando armamento americano y creando mil conflictos y reclamos.

Pero mañana seguiremos platicando sobre el ejercicio presidencial del controvertido caudillo de la revolución.

Compartir:
Continuar Leyendo

MINUTO A MINUTO

DIRECTORIO - PRIVACIDAD



Copyright © 2019 Rumbo Nuevo, El Diario de la Vida Tabasqueña Ramón Galguera Noverola #107 Col. Reforma C.P. 86080 Villahermosa, Tabasco, México