Connect with us

Columnista

Proyecto “CCC”

Publicado

en

Nadie quiere parálisis económica

César Graciano Calvario
csargraciano007878@yahoo.com
Ante la avalancha de los contagios de la nueva cepa del COVID-19 en todo el mundo hay, cuando menos, una tendencia general entre los gobiernos de los diferentes paises. Soportar a pie firme y de la mejor manera posible, con los recursos que cada quien tenga disponibles en su cartuchera, el ya enesimo ataque del maldecido virus, pero sin ceder a la presión de la propia poblacion desesperada –manipulada por los terroristas políticos que aprovechan la ocasión para intentar pesca a rio revuelto- que presiona para llevar la parálisis a la actividad económica. En esta ocasion se prefiere evitar el confinamiento obligatorio y se está llamando a la población a la solidaridad y aplicación del criterio responsable, para autoconfinarse de manera preventiva ante cualquier sospecha personal de contagio.

En México el Presidente AMLO ha reconocido la validez de estos lineamientos y recomendado medidas imaginativas que no impliquen cerrar la economía y que respeten el libre albedrío de la ciudadania para tomar sus propias decisiones respecto al cuidado de su salud. Especificamente en lo referido al autoconfinamiento, el seguimiento de los protocolos de seguridad recomentados por las autoridades sanitarias, y el cuidado familiar, que incluye la decision de impedir más atrasos en el seguimiento de los programas educativos.

De esta forma, la mayoria de los gobiernos estatales, incluido entre ellos el de nuestra entidad, están declarando abiertamente su disposición a tratar de mantener abiertas las actividades económicas. Dando seguridades de colaboracion a los actores y agentes economicos, para orientar entre ambos a la población respecto de su participacion en el funcionamiento de los protocolos de seguridad que permitan la proteccion requerida, sin que la actividad económica corra riesgo de seguirse deprimiendo.

En este marco, la noticia del repunte de los precios del petróleo -especificamente para la mezcla mexicana que ya ronda los 80 dólares por barril- así como los datos sobre la recuperacion del empleo y otras promisorias noticias que dan cuenta de la relativa fortaleza de la economía, son aliciente para sostener la disciplina en la lucha masiva contra la pandemia que nos azota. Hay fortalezas lo suficientemente sólidas como para poder sobrevivir al feroz ataque de los virus.

Las autoridades, nos transmiten optimismo en un futuro de lucha. Simplemente no debemos bajar la cortina de nuestras actividades economicas. Respetar los protocolos recomendados por aquellas y ¡poner en practica los propios! Aquellos que nos recomiende la prudencia, pero también la audacia para dar una batalla digna.

…a pie de carretera
Guillermo del Rivero
Otro llamado urgente para el apagafuegos del gobierno estatal. Ahora desde Emiliano Zapata. Y ya no es casualidad que la humadera empiece a brotar de la pradera seca en la zona de los Rios. Aun no se disipa la ultima garulla levantada por el cacique de Jonuta, Tito Filigrana, por medio de sus personeros y contra el normal funcionamiento de la administracion municipal de quien le arrebató el poder limpiamente en las urnas; y ya las disputas por el efectivo control político de la alcaldia de Emiliano Zapata, desde el centro mismo de su Cabildo -que continua fatalmente dividido entre quienes apoyan al nieto del legendario Cheo Bernat, y los que no tragan la derrota electoral por 29 votos- amenazan con echar por tierra la estabilidad y gobernabilidad en el municipio. Ahora con un asunto judicial que involucra un supuesto atentado a una de la regidoras de la oposición. El secretario de gobierno tendra que esforzarse para separar la paja del grano, cuidando que las autoridades municipales legalmente elegidas, tengan garantía de seguridad para su desempeño.

La inminencia de la luz amarilla en el semáforo sanitario flota en nuestro ambiente. Son múltiples los factores determinantes de la muy proxima decision de las autoridades, pero todos tienen que ver con nuestra actitud frente a la compleja situación. La confusión, desorientacion, desesperacion, respuestas equivocadas que nos inducen a seguir insistiendo en la convivencia masiva que propicia los altos niveles de contagio, son los principales. A lo anterior agreguele cada quien las limitaciones de la estrategia pública de contención que desee y tendrá a la vista el preocupante escenario dominante. Terminamos la semana. Le busco el martes proxy. Aburrrrrrrrrrr

Compartir:
Continuar Leyendo

Columnista

Agrotendencias

Publicado

en

¿Qué sabemos del bambú? (tiempo estimado de lectura: 5 minutos)

“Sé como el bambú cuanto más alto crece más se inclina” Proverbio chino

Elisabeth Casanova García
afgha@hotmail.com
Jorge Quiroz Valiente
917 1067165
Es la planta leñosa multipropósito de más rápido crecimiento; tiene miles de usos industriales y domésticos, está íntimamente asociada con las condiciones culturales, sociales y económicas de las personas en muchos países asiáticos. Sus usos no solo se limitan al sustituto de la madera en la construcción, muebles, andamios y pisos, sino que ha sido una fuente de alimentos y medicinas desde la antigüedad; también se utiliza como carbón vegetal, para extracción de celulosa y microfibras para la elaboración de ropa y adornos.

La subfamilia del bambú (Bambusoideae) es una división de las gramíneas (Poaceae) y se divide además en nueve subtribus que comprenden casi cien nombres genéricos y más de 2,000 nombres específicos (especies y nuevas combinaciones). El bambú se puede clasificar en leñoso, herbáceo o liana según las características de crecimiento, y en cespitoso, disperso o mixto según la estructura del rizoma. Crece predominantemente en regiones tropicales y subtropicales, aunque algunas especies crecen en zonas templadas y frías; la mayoría de las especies se encuentran en Asia y eso hace pensar que son exclusivamente asiáticas, pero hay en varias partes del mundo, incluso América.

El estado de clasificación de las gramíneas bambusoides está muy por detrás del de todos los demás grupos de gramíneas. La razón principal es la peculiaridad de la vida de la mayoría de los bambúes: La floración de la mayoría de los bambúes leñosos es un evento raro, y si hay flores disponibles, las partes vegetativas de las plantas no siempre desarrollan características representativas durante la floración, lo que impide la recolección de suficiente material vegetativo y de flores, para comprender una especie, establecer sus relaciones y construir un sistema clasificatorio estable. Por lo tanto, es comprensible que la clasificación de las plantas bambusoides se haya mantenido dispersa y que las herramientas moleculares estén ayudando a esclarecer la taxonomía con mayor precisión. También es de esperar que en un futuro próximo aparezca un número notable de contribuciones taxonómicas, sistemáticas y fitogeográficas.

Los bosques tropicales primarios brindan un servicio esencial de regulación del clima para los humanos, funcionan como sumideros de carbono debido a la alta productividad, la diversidad de especies y la variedad de formas de vida, como los bambúes; éstos crecen rápido y presentan rasgos funcionales plásticos, que favorecen la ocupación de ambientes en diferentes condiciones, lo que los convierte en eficientes recolectores de este elemento, además de proporcionar materia prima para las poblaciones humanas locales. Se sabe que los bambúes asiáticos secuestran cantidades considerables de carbono en poco tiempo, y aunque es probable que las especies de

bambú del Nuevo Mundo tengan la misma capacidad, esta perspectiva rara vez se aborda. Numerosas especies de bambú, en su mayoría sus variedades hortícolas, se han introducido desde sus países nativos a Europa y los EE. UU., sin embargo, el establecimiento y explotación de las especies en estudio a gran escala con fines comerciales, se ve limitada a los métodos de propagación, los altos requerimientos de mano de obra y la restringida disponibilidad de semilla.

Los bambúes leñosos habitan en más de la mitad del territorio mexicano, están presentes en 23 de los 36 estados (Rodríguez, 2005). Los estados con la mayor cantidad de especies de bambú son: Chiapas, Veracruz, Oaxaca, Guerrero, Jalisco y Nayarit; en estas seis entidades se encuentra la mitad de las especies del país.

Las principales especies cultivadas en México son Bambusa oldhamii, especie nativa del sur de China, encontrado sólo bajo cultivo, puede alcanzar dimensiones de 20 m de altura y seis pulgadas, Guadua angustifolia, un bambú estructural que es utilizado en la industria de la construcción, la especie mexicana Guadua aculeata, conocida como guadua o tacuara y se utiliza para la construcción, para la elaboración de muebles y de artesanías; fabricación de laminados, aglomerados, parqué; y se siembra a la orilla de ríos para protección de cuencas y riberas como fijador temporario de dióxido de carbono.

Tradicionalmente, la planta se propaga por métodos vegetativos, especialmente durante el verano. Sin embargo, no es posible compensar la enorme demanda de agricultores que utilizan métodos vegetativos. Además, las posibilidades de transmisión de enfermedades a través del suelo son muy altas. La mejor manera de conservar la biodiversidad es utilizándola.

Compartir:
Continuar Leyendo

MINUTO A MINUTO

DIRECTORIO - PRIVACIDAD



Copyright © 2019 Rumbo Nuevo, El Diario de la Vida Tabasqueña Ramón Galguera Noverola #107 Col. Reforma C.P. 86080 Villahermosa, Tabasco, México