Connect with us

Columnista

Para Usted

Publicado

en

SS: La piedra en el zapato

Mario Gómez y González
chayogomezg@hotmail.com
A punto de cumplirse el primer año de gobierno de Adán Augusto López Hernández, horas después de su primer informe de actividades, es necesario realizar un análisis de la operatividad del equipo de colaboradores, y en quienes depositó su confianza para conducir los destinos del estado de Tabasco.

Muchas expectativas se levantaron cuando en diciembre del 2018 se dio a conocer la relación de los colaboradores, y se dijo en su momento que eran personajes con vasta experiencia en el servicio público; que los resultados que exigía el pueblo tabasqueño tras sufrir los embates de la ambición desmedida de Arturo Núñez y su pandilla, serían a la brevedad posible y a más tardar en 6 meses, todos notaríamos el cambio.

Los sectores más golpeados eran y siguen siendo hasta la fecha seguridad e impartición de justicia así como salud y educación; sin descartar obras públicas, fomento económico desarrollo agropecuario, turismo, en fin, todos los sectores son importantes. Hoy se puede decir con toda razón y el pueblo no se equivoca en sus percepciones, que nos volvieron a dar atole con el dedo, porque, las esperadas buenas nuevas no llegan o no terminan de aterrizar. Veamos.

Seguridad pública e impartición de justicia, aun cuando se dijo que en seis meses Tabasco sería pacificado, que ya no habrían más asesinatos, asaltos y robos, las estadísticas no mienten; las cifras se incrementaron desmesuradamente, a tal grado de mantener aterrorizada la ciudadanía, quienes la mayoría andan con el rosario en la mano y el padre nuestro en los labios pidiendo a Dios no ser una víctima más de la delincuencia.

Para esto Alberto Aguirre Carbajal entregó la estafeta de la Secretaría de seguridad pública pero hasta el momento y salvo la mejor opinión al respecto, los resultados positivos no han sido entregados; no hay o de plano no se conocen. En la Fiscalía General de justicia el otro ala de la seguridad, no se pinta ni da color, porqué amén de que el jurídico de gobierno junto a contraloría y el OSFE, ninguno se ha atrevido ponerle el cascabel al gato (entiéndase Arturo Núñez Jiménez, Martha Lilia y toda la caterva de funcionarios quienes, cual vil pandilla, le entraron con todo al presupuesto estatal).

El pueblo tabasqueño está expectante a qué horas se da a conocer que ya le están instaurando procedimientos a Arturo Núñez, Martha López Aguilera, Rommel Cerna Gustavo Rosario, Pedro Jiménez, Agustín Silva, Neyda Beatriz García Martínez, José Antonio de la Vega, Juan Filigrana, Agapito Domínguez, Raúl Ojeda, David Gustavo Rodríguez, Agustín de la Cruz Paz, Ricardo Fitz, Ángel Solís Carballo, Dolores Gutiérrez y a toda la ranfla delincuencial que medraron con el presupuesto del estado, sin descartar al «muertito» de Amet ramos. No se ve claro.

Por otra parte de nada sirve la brillantísima trayectoria de Silvia Guillermina Roldan y su equipo de colaboradores en el sector salud, si le pusieron o impusieron una piedra en el zapato, que no la deja caminar.

Los conocimientos técnicos y procedimientos de programas los poseen; pero resulta que tienen una barrera más grande que el muro de Berlín en la figura de Manuel Marcué Díaz, quien es el que obstaculiza el flujo de dinero, debido a la impericia de su equipo administrativo, y por lo pronto la federación les reclama el subejercicio del año 2018 y el de este 2019 como algo así de dos mil millones de pesos; aunque dicen los que saben que ya no se llaman subejercicios, ahora es ahorrar para el futuro.

Pero antes hay que modificar la ley orgánica de la Secretaría de Salud para hacerle o crearle un juguetito nuevo denominado coordinación General de Administración Planeación y Finanzas; inflando más el presupuesto, pero sin dar resultados, los números estadísticos son fríos pero reales y arrojan un rotundo fracaso en ambos sectores.

Urge que el gobernador de Tabasco tome cartas en el asunto y designe los relevos que se tengan que dar, porque los habitantes de Tabasco necesitan certeza, y confianza para que se dé la verdadera reconciliación social que se pregonó en campaña. Ahora hay que cumplirle al pueblo, porque de lo contrario en el 21, se las cobrarán.

Y Para Usted TambiénHasta el próximo año los tabasqueños habrán de esperar se den los primeros resultados favorables en rubros prioritarios para el bienestar y el desarrollo económico de la entidad, tales como seguridad, reactivación económica, generación de empleos, salud, educación y otros másserá pues hasta el 2020, cuando el escenario triste, gris y desolador en el que viven nueve de cada diez tabasqueños pudiese cambiar en beneficio de todosmientras tanto, hay que practicar la serenidad y la paciencia como formas de llevársela tranquila y observar el paso de los días, semanas y meseseso sí, queda claro que ya falta poco, muy poco para el 2020, cuando suenen las campanas, lancen los cohetes y vengan los mariachis a anunciarnos la buena nueva de que estamos, ahora sí, ante un nuevo Tabascobuen inicio de semanahasta mañana Dios mediante.

Compartir:
Continuar Leyendo

Columnista

Agrotendencias

Publicado

en

No todo es información
(tiempo estimado de lectura: 5 minutos)

“No puede haber libertad en una comunidad que carece de la información necesaria para detectar la mentira.” Walter Lippman

Elisabeth Casanova García
afgha@hotmail.com
Jorge Quiroz Valiente
jorgequirozvaliente@hotmail.com
La libertad de expresión es un tema que ha generado controversia en las últimas semanas; constitucionalmente se establece que “La manifestación de las ideas no será objeto de ninguna inquisición judicial o administrativa, sino en el caso de que ataque la moral, los derechos de terceros, provoque algún delito o perturbe el orden público; el derecho a la información será garantizado por el Estado”. La vaguedad del texto da mucho que pensar, pues depende de la interpretación que se le dé. Ejercer la libertad de expresión en México es una actividad de alto riesgo, periodistas y personas defensoras de derechos humanos tienen que enfrentar condiciones de inseguridad pública, laboral y social para ejercer este derecho. La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) alertó sobre la situación de violencia que experimentan los periodistas en México, al señalar que del 2014 al 2018 fue el segundo país más peligroso para ejercer el periodismo a nivel global y en 2019 fue México el país más mortífero en el mundo para ejercer el periodismo.

Los problemas de la libertad de expresión en México están vinculados principalmente a dos factores: la crisis de seguridad, que afecta gravemente a los derechos humanos en diversas regiones del país y las formas autoritarias de los distintos niveles de gobierno; que han pregonado libertad de expresión, pero sigue habiendo “abuso del pódium”, con declaraciones estigmatizantes y de descrédito de autoridades hacia los comunicadores y medios de la prensa.

La relevancia de la prensa, hace algunos años, era el único medio para hacer visible la corrupción y el escándalo; en la era de Internet cualquier persona con cámara de video digital y conexión a Internet es un periodista potencial. Lo más grave, en la actualidad, es la sobreinformación a la que estamos sometidos. Por otra parte, las interacciones en redes sociales plantean nuevas oportunidades y retos para la comunicación interpersonal y, por añadidura, aumentar la libertad de expresión, con los problemas que esto puede acarrear.

En términos generales, en América Latina y el Caribe las telecomunicaciones han estado reguladas de manera separada y supervisadas por diferentes autoridades: mientras que la prensa escrita se ha visto relativamente libre de toda regulación. Las normas relativas a las comunicaciones (que cubren las telecomunicaciones y la radiodifusión), hoy son obsoletas. Como resultado, se cuenta con un conjunto confuso de normas.

En general, las redes sociales son un medio eficaz de difusión, pero cualquiera puede decir ocurrencias que no tienen ningún sustento, incluso algunos mensajes que circulan por plataformas como Facebook o whatsapp, aseguran que estudios, universidades o investigadores con nombre y apellido respaldan tal o cual información, que luego las instituciones deben desmentir; por desgracia, muchas personas hemos sido presa de los ciber-engaños. Es común dar por fidedignas estas fuentes de información, que no tienen ningún arbitraje.

Sin embargo, algunos países requieren una mayor cobertura de internet para mejorar la comunicación, pero definitivamente se requiere tener una formación que permita tener criterio suficiente, para distinguir la información válida de las redes sociales y evitar los “chismes cibernéticos”.

Compartir:
Continuar Leyendo

MINUTO A MINUTO

DIRECTORIO - HISTORIA - PRIVACIDAD



Copyright © 2019 Rumbo Nuevo, El Diario de la Vida Tabasqueña Ramón Galguera Noverola #107 Col. Reforma C.P. 86080 Villahermosa, Tabasco, México