Connect with us

Columnista

Opinión

Publicado

en

“Jóvenes” 80,000 nuevas razones para el 6 de junio

Miguel Ángel Valdivia de Dios

Estimados paisanos,

Según reporte del INE, en Tabasco votarán por primera vez 80,000 jóvenes que se registraron en el Padrón Electoral entre el 2018 y el 2021, que representan el 4.5 por ciento de la Lista Nominal, y que formarán parte del 28 por ciento del padrón de jóvenes de 18 a 30 años, lo que hace a 497,728 electores.

Cómo llevarlos a las urnas es todo un desafío porque desde edades tempranas muestran poco interés en la política, han crecido viendo la corrupción, escuchando mentiras o promesas que nunca se cumplieron y no tienen esperanza de que algo cambie independientemente de que partido o político esté en el poder; lo que se observa en ellos es una decepción generalizada de la política.

Lamentablemente, se ha perdido la confianza de los jóvenes y con ella el interés por la política, cuando esta es esencial para que las sociedades funcionen adecuadamente.

En Tabasco no lo hemos hecho bien.

Quizá si percibieran que su voto podría marcar la diferencia en una elección se involucrarían más; si sintieran que no son ignorados por los políticos, que realmente se preocupan por ellos, más que querer controlarlos o limitarlos se aventurarían a participar; si de verdad se vieran representados por los actores políticos en sus intereses y animados por ellos a involucrarse en política darían un paso adelante.

Pero no es así.

Seamos realistas, parafraseando al analista Juan Arias, muy pocos conectamos con los jóvenes que son pospolíticos y pragmáticos que viven en el mundo del internet, su ADN tecnológico y moderno choca en buena medida con el ADN conservador de los partidos políticos que están en crisis y de las prácticas políticas tradicionales que son estáticas, que en poco o nada han cambiado para adaptarse a las nuevas generaciones que son más dinámicas, que no distinguen colores de partidos, entre izquierdas y derechas o entre liberales y conservadores, y que son indiferentes al sistema político, por eso estamos perdiendo a los jóvenes.

Me pregunto, ¿qué tanto se ha hecho desde la política por las generaciones de jóvenes en las últimas décadas que se saben desconectados socialmente, excluídos del mercado laboral, de la educación y de la participación política o que se quedaron esperando una oportunidad para poder volar y materializar sus sueños y aspiraciones?

También me pregunto, ¿Dónde estábamos los políticos para darles una idea que los inspirara y para ejercer un liderazgo que los guiara para alcanzar sus sueños?, ¿Qué políticas públicas pusimos en marcha para apoyarlos y tuvieran un futuro o realizaran sus proyectos más anhelados?, ¿Cuánto hemos puesto en nuestras prioridades o en las listas de intereses políticos las necesidades de los jóvenes?

Quisiera que esta elección fuera un parteaguas para poder empezar a cerrar la enorme brecha que existe entre la política y los jóvenes, abriendo los espacios para su participación y dándoles voz en la toma de decisiones que afectan a sus vidas.

Espero que a la hora de pedir el voto de los jóvenes no los volvamos a defraudar, que abordemos con seriedad la política con ellos, que conectemos con su necesidad de cambios y que nos movilicemos a la velocidad que sus últimas generaciones demandan.

Así que váyanse con cuidado autoridades electorales -que también deben de ponerse en sintonía con el mundo de los jóvenes facilitándoles votar online a través de una APP y/o sitio Web-, partidos políticos y candidatos cuando de motivar a los jóvenes a votar el próximo 6 de junio se trate, ya que se han vuelto inmunes al engaño, a la coerción y a la violencia institucional porque están viviendo en una realidad que hoy no les dice nada.

A ellos se les convence escuchándolos con un auténtico interés y preocupación en sus problemas, hablándoles con la verdad y con las ideas correctas para mejorar sus vidas en las ofertas de campaña y mostrándose con los pies en el suelo, abiertos a nuevas ideas e inflexibles ante la corrupción.
Estos jóvenes pueden ser determinantes el próximo 6 de junio y en el futuro, su participación no termina con las elecciones y seguro estarán en la primera fila en tiempos de gobierno para abrir caminos nuevos.
Sosibilidad de votar online a través de una app segura y/o sitio web n la calle, en los trenes, en el Posdata: Aunque no soy funcionario público sí me quiero sumar a la “veda electoral” con mis opiniones, ya nos volveremos a encontrar si Dios quiere después de las elecciones.

Compartir:
Continuar Leyendo

Columnista

Opinión

Publicado

en

Francisco Primo de Verdad, precursor y mártir de la Independencia.

Ferdusi Bastar Mérito
Francisco Primo de Verdad y Ramos, fue un ilustre abogado jalisciense, que en 1808 se desempeñaba como Síndico y Procurador en el Ayuntamiento de la ciudad de México, en las fechas en que se recibían las noticias del motín de Aranjuez, la abdicación de Carlos IV, la invasión napoleónica y el levantamiento de Madrid del 2 de mayo.

Después del descalabro de Trafalgar, la Corona Española entró en bancarrota y la salida que encontraron fue exprimir a la Nueva España con los Vales Reales forzosos y la consolidación de las deudas con la Iglesia, que llevaron a remates de muchísimas propiedades y a criollos a la ruina, entre ellos a Manuel Hidalgo, hermano menor del cura Miguel Hidalgo.

El desprecio a los criollos y otorgamiento de mandos solamente a peninsulares, la quiebra financiera y la decadencia moral y corrupción en la corona y en el virreinato agravó el malestar y propició el surgimiento de sentimientos de independencia.

En estas circunstancias, Primo de Verdad propuso la creación de una Junta de México, para el gobierno local, siguiendo los ideales expresados por Montesquieu, en su obra cumbre “El Espíritu de las Leyes”, en el sentido de que la soberanía radica en el pueblo y la creación de tres poderes que sean contrapesos entre si. El inquisidor Bernardo Prado y Ovejero tachó a Primo de Verdad de hereje, ya que los reyes ejercían esta soberanía por “derecho divino”.

Y fue la noche del 15 de septiembre de 1808 cuando el Cabildo tomó la propuesta de Primo de Verdad, y acordaron que no recibirían más órdenes de España, viniera de quien viniera, y la destitución del Virrey José de Iturrigaray, quien fue apresado por el hacendado español Gabriel de Yermo, nombrado jefe militar por el cabildo.

Pero Gabriel de Yermo, realista, procedió también a detener a Francisco Primo de Verdad y lo confino en los calabozos del Palacio del Arzobispo Francisco Xavier de Lizama y Beamount , donde murió unos días después seguramente torturado.

De Yermo apresó también a otro regidor Juan Francisco Azcárate, copatrocinador de la independencia, quien fue llevado a otra cárcel, de donde fue liberado en 1811 y terminó siendo uno de los firmantes del Acta de Independencia en 1821.

Otra víctima fue al cura mercedario Melchor de Talamantes , integrante de este movimiento, que fue confinado en las tinajas de San Juan de Ulúa, donde murió poco después.

Primo de verdad fue declarado Benemérito en Grado Heroico por el Congreso del estado de Jalisco, en la ciudad de México hay un parque con una estatua suya, y en la Rotonda de los Hombres Ilustres de Jalisco aparece su nombre con letras doradas. Aquí lo recordamos como un ilustre precursor de nuestra independencia.

Dos años después, otro 15 de septiembre pero ahora de 1810, Miguel Hidalgo pronunciaría el Grito de Dolores, que inició la guerra de independencia. Pero de esto platicaremos mañana.

Compartir:
Continuar Leyendo

MINUTO A MINUTO

DIRECTORIO - PRIVACIDAD



Copyright © 2019 Rumbo Nuevo, El Diario de la Vida Tabasqueña Ramón Galguera Noverola #107 Col. Reforma C.P. 86080 Villahermosa, Tabasco, México