Connect with us

Columnista

Opinión

Publicado

en

No, no nos equivoquemos

Miguel Ángel Valdivia de Dios

Estimados paisanos
Este año tenemos muchas cosas por hacer, ya que nos encontramos en un punto de inflexión entre un pasado reciente que tuvo tras de sí todo aquello que a nuestro entender era nuestra vida normal y un presente convulso, incierto y desafiante ante la pandemia que representa la mayor amenaza para nuestro futuro.

Los países que han logrado contenerla, han salido adelante con liderazgos fuertes, unidad entre todas las fuerzas políticas y sectores sociales, así como aplicando medidas difíciles con un pueblo solidario.

Ahora nosotros la tenemos que encarar en el momento más complejo y decisorio, porque ya estamos en los tiempos electorales en el que tenemos un largo camino que recorrer hasta el 6 de junio, para elegir a los nuevos Diputados Federales y locales, y a los Presidentes municipales.

Lo caminaremos en el peor momento de la pandemia y de la crisis económica, con la carga moral de miles de contagiados y fallecidos, de negocios cerrados y desempleados y en medio del miedo y la frustración.

Es un momento de mucha política, pero que hasta ahora la hemos practicado equivocadamente, porque a veces parece que lo estamos esperando para sacar lo peor de nosotros volcando todos nuestros odios, rencores y resentimientos en la contienda, tratando de hacernos el mayor daño posible.

Lamentablemente la política, la mala política o más bien la politiquería, no nos traído más que conflictos en la lucha por el poder, tratando de aniquilar a los que se nos ponen enfrente, porque los vemos como enemigos y no como adversarios en la polìtica, en la competencia electoral o en el gobierno.

Nosotros deseamos que sea para bien, pero la realidad es que ya es historia vieja los conflictos políticos que hemos arrastrado por muchos años que le han hecho mucho daño al estado, desperdiciando el enorme potencial que tenemos y las bondades que la naturaleza nos brindó para vivir bien y no para estar en las condiciones de atraso en la que nos encontramos hoy, que no merecemos.

Repito, nos hemos hecho mucho daño.
Yo creo que por todas las vicisitudes que estamos pasando tenemos que ponernos en paz entre nosotros empezando por uno mismo, dejando atrás la mezquindad, la descalificación, el ataque visceral, el litigio mediático y la ira que a veces nos ciega y nos lleva a cometer los peores hechos políticos con el mayor poder destructor que seamos capaces de acumular.

No amigos, este no es el momento de descalificarnos y de ofendernos, que solo nos llevarían a alimentar a la polarización en que hemos caído, ahora no, hay mucho dolor y nuestro pueblo solo está esperando un espacio de tranquilidad para secar sus lágrimas y empezar de nuevo.

La contienda electoral nos lleva a un punto en que no podemos equivocarnos. No, no entremos a esta contienda confundidos entre adversarios o enemigos; los adversarios son con los que competiremos para ganar un Ayuntamiento, un Distrito Electoral o gobernar más territorio y hacer mayoría en los Congresos e incluso para contrastar visiones de gobierno o diferencias ideológicas que se resuelven en las urnas.

No, el enemigo no es el gobierno, nuestro enemigo es la falta de madurez en la sociedad política; en los partidos politicos para postular a los más capacitados para hacer política y no a los que responden a la ambición de grupos; en los congresos para emprender las reformas que el estado necesita y no para dar el salto al siguiente cargo; y en las administraciones públicas para poner al servicio del pueblo a los mejores y no a los depredadores del presupuesto público.

Los enemigos, nuestros verdaderos enemigos son el COVID:19, la recesión económica, el desempleo, el atraso, la pobreza, la desigualdad, la inseguridad, la impunidad, la corrupción, la violencia en contra de las mujeres y la falta de oportunidades para nuestros jóvenes.

Sería muy triste que nos equivocáramos entre adversarios y enemigos políticos, eso hablaría muy mal de nosotros, mostraría pobreza política, inmoralidad en la vida pública y la falta de conciencia, que solo nos llevaría a más destrucción.

Lo que necesitamos en estas horas obscuras es practicar una política para situaciones críticas como las que estamos viviendo y que le abone a la unidad, porque hay mucho que hacer para reparar lo que se ha roto entre nosotros y poder emprender juntos el largo camino de la recuperación del estado.

Por eso no nos equivoquemos.

Compartir:
Continuar Leyendo

Columnista

De Alto Nivel

Publicado

en

  • El diálogo, la prioridad en el Congreso local
  • El trasfondo del mensaje del edil electo JEB
  • Desabasto de medicinas y a favor de empréstitos

Antonio Caraveo Maldonado
caraveo20162016@outlook.com
El diálogo. El debate entre los coordinadores parlamentarios del Congreso local, deja un buen sabor de boca y es ahí por dónde se debe trillar.

Así lo dejaron ver en el programa A Fondo, bajo la conducción de Jesús Sibilla en la XEVT, el lunes pasado. Los legisladores Jaime Lastra, Soraya Pérez, sin duda fueron los protagonistas.

La nota, es la apertura al diálogo, es decir, salir con las coincidencias, vía las iniciativas.

Con la victoria electoral de Jaime Lastra para ser diputado, se adelantó aquí, habría mucho mano izquierda por parte del de Emiliano Zapata, una vez asumiera la presidencia de la Junta de Coordinación Política del Poder Legislativo.

Ayer lo corroboró su par Soraya Pérez, de la apertura al diálogo. También hubo punzadas para los de Morena de parte del diputado Héctor Peralta Grapín.

Bienvenido el debate político de altura.

Medicinas
El desabasto de medicinas es evidente en todos los nosocomios, tanto federales como estatales. Así lo reconoce tácitamente el diputado Jorge Bracomontes, quien adelanta una verificación de parte de la Comisión de Salud del Congreso local.

Las quejas de los pacientes, más en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) e Issste, así como en el Isset, ha sido una constante.

El legislador Bracomontes irá acompañado con quienes integran esa comisión para poner en las condiciones. Esa decisión le ayuda al gobierno porque van observar si hay fallas y las condiciones de los hospitales, y más por la crisis sanitaria por el Covid-19.

Por cierto, el “ Juan Graham” es uno de los nosocomios hasta con reconocimiento en contención del virus.

El punto fino, es revisar la falta de medicamentos. Sin duda, la gente habrá de agradecer si con ello se genera la llegada de los fármacos.

De bajada
a) El alcalde electo de Macuspana, Julio Ernesto Bocanegra, ya mando la primera señal sobre su estancia una vez tome el poder. Por lo pronto, dejo caer en una entrevista, a los proveedores y contratistas, quienes han prestado servicio al gobierno municipal actual. No pagará ni un peso a partir del 5 de octubre próximo a ellos. El Concejo municipal deberá asumir esa responsabilidad. Expuso de no haber plática para la entrega recepción y una vez haya se harán públicamente. Ese clavado de Bocanegra lleva otras lecturas. El que entendió, entendió.

b) Un presidente municipal entrante no tiene el poder para llevar a la autoridad a su antecesor.

c) Dos legisladores dieron positivo al Covid-19. Eso debe ser una alerta para tomar medidas preventivas. Así como la población atendiendo los protocolos sanitarios.

d) El presidente de la Comisión de Finanzas del Congreso local, Jesús Selvan, se pronunció porque las nuevos presidentes municipales accedan empréstitos con el enfoque de no distorsionar esta herramienta financiera.

Compartir:
Continuar Leyendo

MINUTO A MINUTO

DIRECTORIO - PRIVACIDAD



Copyright © 2019 Rumbo Nuevo, El Diario de la Vida Tabasqueña Ramón Galguera Noverola #107 Col. Reforma C.P. 86080 Villahermosa, Tabasco, México