Connect with us

Columnista

Opinión

Publicado

en

5 desafíos para la sociedad tabasqueña en el 2021

Miguel Ángel Valdivia de Dios.

Estimados paisanos
Ninguna sociedad en los últimos 100 años ha tenido que enfrentar los grandes desafíos que nos plantea una pandemia global, por eso es importante que estemos conscientes de que el 2021 será un año crucial para el futuro del estado, ya que seguirán prevaleciendo los riesgos para la salud, incierta la recuperación económica y en juego la estabilidad política y social si no nos enfocamos en las medidas sanitarias y económicas urgentes,

La pandemia del COVID:19 es la tarea del siglo a nivel político, social y económico, que fue y sigue siendo una crisis histórica, como apunta Angela Merkel la líder política alemana, a los desafíos que nos dejan sus consecuencias debemos de dedicar todas nuestras capacidades, de ahí que los invito con estas notas a que reflexionemos en lo que sigue y dar paso a la acción que es lo único que hará que salgamos bien de esta coyuntura, porque no podemos seguir como si no pasara nada.

La vacunación

Ante esta realidad sin duda la vacunación será nuestro principal desafío en este año, en buena medida la recuperación económica dependerá que la hagamos sin fallas ni retrasos.

No podemos fallar porque pende sobre nosotros la amenaza de la nueva cepa del coronavirus que se trasmite muy rápidamente, lo que puede llevar a la pandemia a otro nivel y costar más vidas.

También tenemos que evitar caer en aglomeraciones en la vacunación, porque pueden llevarnos al desorden social, que tampoco nos podemos permitir, porque sería caer en el caos y poner en riesgo la inmunización con un nuevo rebrote.

Pero no perdamos de vista que este es apenas el comienzo para volver a la nueva normalidad.

Contener la propagación del contagio

La otra cara de la moneda es contener la propagación del contagio cuando todavía tenemos por adelante un período crítico de gravedad aún con todo y vacuna antes de que se alcance un 70% de inmunizados.

Para lograrlo hay que poner mucho de nuestra parte, porque nos hemos tomado demasiadas libertades, por eso creo que tenemos que apostar fuerte para contener la transmisión del virus, para evitar recorrer todo el largo camino de la pandemia, para el que no habrá presupuesto que alcance, sistema hospitalario que resista y ramas del sector productivo que no colapsen, lo que hará más dificil la recuperación económica y sostener la paz social.

Solo con pruebas, pruebas, pruebas, rastreo y conciencia comunitaria podremos acorralar a este bicho.

La recuperación económica

También nuestra planta productiva y la población salió muy dañada en el 2020 por la crisis sanitaria y las inundaciones. No va a ser fácil que se recupere pronto la economía ante las restricciones a la movilidad, el desempleo y el empobrecimiento de la gente, así como la reconstrucción de la infraestructura y de las zonas afectadas.

Nuevamente la vacunación será determinante para que aprovechemos en el menor plazo posible el rebote económico esperado para el 2021, en la medida que esta se atrase más lenta será la recuperación.

Ese es el punto, no es solo crear las condiciones de confianza y certidumbre, de abrir el abanico de oportunidades para la atracción de inversiones privadas y que el gobierno le inyecte más recursos a la economía, que desde luego son necesarias, sino de como nos organizamos gobierno y sociedad para salir más que pronto de la pandemia.

No basta aplicarse para crear un ambiente propicio para la inversión privada, se necesita que el equilibrio entre restricciones a la movilidad y la gradualidad de la apertura sea sensata.

El proceso electoral

De entrada también estaremos frente a otro gran momento que será determinante para nuestro futuro que es el proceso electoral, que esperemos todos pongamos de nuestra parte para que salga bien en plena pandemia que ya es todo un desafío, por la sana distancia para candidatos, funcionarios electorales, representantes de partido, activistas, militantes, votantes y medios de comunicación, poniendo a prueba historias de vida, trabajo político e ingenio para el uso estratégico de las plataformas digitales de los aspirantes y sus partidos.

Lo mejor que podemos hacer es entender la importancia de esta elección intermedia para llegar con propuestas que sacudan la conciencia del electorado y candidatos con madurez política, capacidades para gobernar y que privilegien las demandas más sentidas del pueblo y no los del stablishment e intereses de una clase política partidaria.

El fondo es lograr un Congreso y Alcaldes capaces de impulsar un proyecto de transformación con una agenda legislativa y políticas publicas ambiciosas que vayan al meollo de nuestros rezagos y crisis, para darle un giro a una realidad lastimosa, desigual y mediocre, pero igual se necesitará de un ciudadano maduro para que elija a sus representantes no solo con la emoción sino también con la razón, para que salga fortalecida la democracia.

La madurez será determinante para que nuestra democracia funcione y tengamos buenos gobiernos.

La transformación digital

Finalmente, a fuerza de virus nos llegó el futuro, un futuro adelantado en casi una década, que hemos postergado por años; no solo nos arrasó una ola pandémica sino tecnológica, a la que nos tenemos que subir como parte de una sociedad postpandemia.

Sobre la marcha hemos tenido que adoptar prácticas como videoconferencias, el comercio electrónico, el pago de servicios, el trabajo en casa (Home Offices), el aprendizaje a distancia, las transacciones sin efectivo y las consultas médicas remotas, entre otras.

Sin excusas ni pretextos, ahora que sí o sí, todos desde la esfera personal, laboral, de negocios, educativa, salud, política y electoral, y en todas las actividades económicas, tenemos que engancharnos en la nueva realidad tecnológica si queremos estar en condiciones de competir y sobrevivir en la nueva realidad.

También los gobiernos tendrán que evolucionar digitalmente para una nueva gobernanza y modos del servicio público.

En fin mis queridos paisanos, este va a ser una año muy difícil que navegaremos entre la incertidumbre y la esperanza, que pondrá a prueba nuestra resistencia y a los liderazgos políticos, empresariales, sociales, religiosos y gobernantes, para entrar los mejor posible a la nueva normalidad.

Tengo la confianza de que con voluntad política y la de ustedes, seremos capaces de superar estos desafíos si nos atrevemos a hacerles frente, porque el mundo es de los que se atreven; si le entramos todos en este 2021 puede ser “el año del gran salto hacia delante” de Tabasco.

Compartir:
Continuar Leyendo

Columnista

Opinión

Publicado

en

Hay que respetar nuestros orígenes

Ferdusi Bastar Mérito
La costumbre es ley. De la misma manera que hace muchos años se impuso a los barrios de La Villa y San Angel los nombres oficiales de Gustavo A. Madero y Álvaro Obregón y el pueblo los siguen mencionando con su nombre original, se ha intentado cambiar nuestra denominación y orígenes.

Nos llamamos mexicanos, originalmente mexicas, en honor a Mexitl, la otra cara de Huitzilopochtli, el dios tutelar de nuestro pueblo originario, que existieron antes que el país, y se llamaron así centurias antes de que fundaran su ciudad, la ciudad de México, acto realizado un 8 de junio de 1325.

El nombre de México se intentó infructuosamente de borrar, inventando el nombre de Tenochtitlán, y denominando a la ciudad y al país Nueva España, así como Nueva York , Nuevo León, o Nueva Galicia.

Pero fue superior la costumbre popular y a nuestra primera Constitución la denomina Morelos Acta Constitutiva para la Libertad de la América Mexicana, el Acta de Independencia, firmada únicamente por españoles, condes, marqueses y clérigos, habla del efímero Imperio Mexicano, y el 31 de enero de 1824 se expide el Acta Constitutiva de la Federación Mexicana y finalmente el Congreso Constituyente expide la Constitución Federal de los Estados Unidos Mexicanos de 1824.

Los malinchistas apátridas han pretendido borrar el nombre de México y presentar perversamente un pueblo salvaje y antropófago para justificar el genocidio y el saqueo.

En el Imperio Mexica no había niños sin escuela ni campesinos sin parcela y los delitos de la nobleza se castigaban con mucho mayor severidad, pues “la clase gobernante tenía la obligación de poner el buen ejemplo.”

Si había ejecución de algún condenado, como las hay mismo en muchos países “civilizados”, pero en España se quemaban vivos a personas por sus ideas y para apropiarse de sus bienes y a las mujeres se les emparedaban vivas en las mismas iglesias.

Yo admiro a la España de Cervantes, no la del genocida Cortés, admiro a la España de Federico García Lorca, no a la del asesino Francisco Franco.

No hay que seguirles el juego a los malinchistas detractores del México profundo. No debemos hablar de Tenochtitlán y menos del “ombligo de la luna”.

Con todo respeto mando este mensaje a mi Presidente Andrés Manuel López Obrador y doña Beatriz Gutiérrez Muller, pareja presidencial que admiro, aprecio y respeto y de la que como mexicano me siento orgulloso.

Compartir:
Continuar Leyendo

MINUTO A MINUTO

DIRECTORIO - PRIVACIDAD



Copyright © 2019 Rumbo Nuevo, El Diario de la Vida Tabasqueña Ramón Galguera Noverola #107 Col. Reforma C.P. 86080 Villahermosa, Tabasco, México