Connect with us

Columnista

Opinión

Publicado

en

Iniciativa 2022

Miguel Ángel Valdivia de Dios

Estimados paisanos
El año 2022 es un tiempo nuevo, volvemos a renacer, nos fijamos nuevos propósitos y como todo nuevo año este viene cargado con la esperanza de que todo va a estar mejor en el estado y en nuestra economía familiar, en lo personal soy optimista y tengo fe de que este recupere su capacidad de crecimiento para que haya desarrollo y bienestar para todos, solo tenemos que tomar la iniciativa empezando por preguntarnos ¿qué cosas tenemos que hacer distinto este año para que suceda? ¿cuál es la responsabilidad que nos toca asumir como parte vital de la comunidad tabasqueña? y ¿si estamos dispuestos a intentarlo?.

Yo creo que lo debemos de intentar sobre todo justo ahora en que “los astros se nos han alineado”, este es el momento de tomar la iniciativa para transformar a nuestro estado, ya que actualmente pasamos por una coyuntura en que el gobierno federal se ha propuesto equilibrar el desarrollo entre los estados del norte y el sur del país, los grandes proyectos estratégicos de la Refinería de Dos Bocas y el Tren Maya tocan a Tabasco, también se busca la integración regional de los estados del sur-sureste en coordinación con los EEUU buscando ser más competitivos para aprovechar los alcances del T-MEC y la redirección de la cadena de suministros de China que traen consigo muchas oportunidades de inversión, y por otra parte nuestra clase política en el gobierno federal para abrir puertas que favorezcan la inversión pública y privada que necesitamos es como nunca, empezando con el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Nosotros tenemos que hacer nuestra parte, ya que desarrollar a Tabasco requiere sobre todo de una gran infraestructura para ser competitivos y atraer a la inversión privada -de cada peso de inversión pública se necesita 7 de la privada-, si no contamos con ella todo se reducirá a una simple ilusión.

Sin infraestructura carretera moderna, portuaria, ferroviaria, aeroportuaria, de telecomunicaciones e industrial no tendremos ninguna oportunidad y sin una mayor conectividad para desarrollar nuevas rutas comerciales y contar con mayores capacidades logísticas no podremos integrarnos con éxito a una economía global.

Hay que ser realistas, el gobierno estatal y menos los municipales podrán solos ya que sus capacidades financieras son limitadas, así que dejemos de estarle “pateando las puertas” a los gobernantes y tomemos la iniciativa la comunidad política, empresarial, productiva, profesional y académica de Tabasco para integrar una cartera de proyectos estratégicos para convencer al gobierno federal y entidades internacionales, así como al empresariado nacional y extranjero que somos una buena opción para sus inversiones respecto a otras regiones y estados porque tenemos viabilidad económica y social.

Como ven estos desafíos son enormes y la urgencia de muchos de nuestros problemas ya no pueden seguir esperando que el gobierno nos los resuelva como no ha sucedido, no porque no quiera, sino porque no puede con toda la carga, por lo que más nos vale tomar la iniciativa de tomar el control de nuestras vidas y unir voluntades para empezar a encontrar soluciones.

De eso se trata esta reflexión, de que este año tomemos la iniciativa poniendo el mayor de los esfuerzos y toda nuestra energía social si queremos que las cosas cambien, de aspirar a vivir con mejores condiciones de vida, con ciudades modernas, a una vida decente y digna de nuestro pueblo pobre y marginado y con mayores oportunidades para nuestros hijos y las siguientes generaciones.

Tener iniciativa es liderar el cambio que Tabasco necesita para establecer un nuevo orden en la economía y la sociedad y volver a ser un estado exitoso; si tomamos la iniciativa con la fe y la convicción que se requiere para ser un factor de cambio, saldremos de la mediocridad que nos mantiene paralizados y empezaremos a marcar una diferencia con el pasado.

Tomar la iniciativa es poner todo el corazón y la pasión que se necesita para inspirar a una sociedad a movilizarse ahora y para tocar las vidas de miles de personas que necesitan respuestas a sus apremiantes demandas, necesidades y de mejores oportunidades de vida.

Este 2022 debe de ser un año para un punto de inflexión en nuestra narrativa histórica, juntando a todos nuestros talentos, que los tenemos, y la capacidades institucionales, gremiales y sociales con los que contamos, para tomar la iniciativa de plantarle cara con una visión de futuro a estos desafíos con atrevimiento y perseverar colectivamente hasta lograrla, nos va a llevar muchos años materializarla pero empezar ahora que están las condiciones políticas “es clave”.

El propósito es pues “convertir las críticas y las ideas en acción” porque las críticas y las ideas del café, los foros y los discursos políticos sin acción es una fantasía, porque como vemos la misma crítica, la queja y los reclamos no nos ha conducido a nada, mientras vemos como se nos cae el estado a pedazos.

Así que si queremos que las cosas cambien, iniciemos bien este año 2022 “poniéndonos las pilas” para impulsar una iniciativa que busque colectivamente sentar las bases de nuestro destino que debe de ser floreciente.

Les deseo un buen año.

Villahermosa, Tabasco a 27 de diciembre de 2021.

Compartir:
Continuar Leyendo

Columnista

Agrotendencias

Publicado

en

¡Atrapar el metano! (tiempo estimado de lectura: 6 minutos)

“La alta alcurnia y las hazañas meritorias, si no van unidas a la riqueza, son tan inútiles como las algas marinas” Horacio

Elisabeth Casanova García
afgha@hotmail.com
Jorge Quiroz Valiente
917 1067165
En entornos naturales, el metano es un gas importante en el ciclo del carbono y la fuente predominante es la producción de microorganismos metanogénicos (Archeas). Estos microorganismos se encuentran de manera natural en los pantanos y en el tracto digestivo de los animales y humanos. Sin embargo, muchas prácticas antropogénicas han provocado la perturbación del ciclo natural, lo que ha provocado un aumento del metano atmosférico.

Desde una perspectiva climática, el periodo de permanencia del metano en la atmósfera es más corto y se emite en cantidades más pequeñas que el CO2, sin embargo su potencial de calentamiento global es entre 28 y 34 veces mayor. Es importante destacar que se están implementando estrategias para el control de las emisiones antropogénicas de metano, por ejemplo, eliminación gradual del uso de recursos fósiles, combustión, etc.; mientras que las de las emisiones de la agricultura están rezagadas. Las emisiones de metano de la agricultura están dominadas por la cría de rumiantes (39%) y, por lo tanto, el desarrollo de herramientas y estrategias para reducir la huella de carbono de esta importante industria social y económica es esencial.

Hay una serie de estrategias para la mitigación del metano de rumiantes bajo investigación con capacidad variable para reducir las emisiones de metano entérico; algunas de éstas incluyen selección genética, vacunas, inhibidores de la metanogénesis y medidas dietéticas.

La selección genética es una solución atractiva porque los cambios son acumulativos y permanentes; este enfoque requiere variación genética dentro de los animales y hasta ahora se ha detectado que sí existe; es decir hay animales que producen mucho metano y animales que producen poco. Hasta ahora, la variación genética encontrada es similar a la de la producción de leche en las vacas, por lo que con el tiempo tendrá efecto, ya que la selección se lleva a cabo durante generaciones. Un problema importante es que la selección genética requiere registrar el metano de un gran número de vacas, lo cual es costoso. Por lo tanto, se requieren los enfoques multidisciplinarios complementarios a corto plazo y la cooperación internacional para documentar objetivamente este fenómeno.

Si bien es probable que el manejo eficaz de las emisiones de metano entérico se integre en todas las estrategias, los inhibidores de la metanogénesis en forma de ingredientes alimentarios son hasta ahora la mejor opción, y para ello, las algas marinas altamente bioactivas del género Asparagopsis tienen la actividad más alta.

En el contexto de la intervención dietética, las algas marinas son una parte tradicional de la dieta del ganado en las regiones costeras. De estas algas, las especies del género Asparagopsis destacan por su eficacia inhibiendo la producción de metano (metanogénesis) a través de efectos específicos sobre las Archeas metanogénicas del rumen.

Los árboles tropicales como Leucaena leucocephala (guaje), Acacia pennatula (Huizache), Enterolobium cyclocarpum (piche), Gliricidia sepium (cocoite) pueden contribuir a mejorar la alimentación de los rumiantes debido a su alto valor nutritivo, además de contener una variedad de metabolitos secundarios vegetales, que podrían alterar la fermentación ruminal y, en consecuencia, reducir las emisiones de metano, por lo que habrá que empezar a utilizarlas tal como la Leucaena y el aceite de palma.

La eficacia de los materiales vegetales para reducir las emisiones de metano depende de la especie de planta y posiblemente del entorno en el que se cultiva. La suplementación de plantas ricas en taninos como Musa spp (banano), Acacia spp. y Albizia spp. pueden reducir el metano, pero se requieren más estudios in vivo para determinar su efecto y seguridad.

La mitigación de la producción de metano en los rumiantes es fundamental para la sostenibilidad de las industrias de la carne roja, los lácteos y la lana. Las estrategias de gestión de las emisiones de gases de efecto invernadero, incluidos los inhibidores de la metanogénesis, proporcionan una medida eficaz, siendo la Asparagopsis (especie de alga roja) el actor más prometedor hasta la fecha.

En conclusión, esta síntesis de la literatura sugiere que la acuicultura a gran escala de Asparagopsis y su aplicación en estrategias de mitigación de metano para rumiantes en o cerca de los niveles mínimos de inclusión efectivos pueden no afectar negativamente la salud animal, la calidad de los alimentos y el agotamiento del ozono.

Por lo visto, el poeta griego Homero, hace dos mil años no imaginaba que las algas podrían ser hoy en día una alternativa alimenticia, mitigadora del cambio climático, de uso industrial, medicinal y cosmético.

Compartir:
Continuar Leyendo

MINUTO A MINUTO

DIRECTORIO - PRIVACIDAD



Copyright © 2019 Rumbo Nuevo, El Diario de la Vida Tabasqueña Ramón Galguera Noverola #107 Col. Reforma C.P. 86080 Villahermosa, Tabasco, México