Connect with us

Columnista

Guayabazo

Publicado

en

Prófugos del ‘chayote’

Manuel García Javier
guayabazo@hotmail.com
La ‘gloriosa’ Coparmex publicara esta semana que un grupo de 30 ‘intelectuales’ critican al presidente y su coalición, porque “polarizan a sociedad en bandos artificiales, desacreditan a órganos especializados y atacan toda expresión distinta” y consideran imperativo recuperar el pluralismo político y equilibrio de poderes en la democracia constitucional. Se trata de un desplegado de inserción pagada bajo el título de “Contra la deriva autoritaria y por la defensa de la democracia”, firmada por un bloque que pretende quitar la mayoría a Morena en las elecciones del próximo año, encabezados por Héctor Aguilar Camín, José Antonio Aguilar Rivera, Jorge Castañeda, entre otros.

Y claro, el mandatario respondió de inmediato de manera tajante con otro mensaje: “Bendito Coraje”, en el que celebra que escritores y periodistas que han defendido desde siempre el modelo neoliberal o neoporfirista se agrupen, se definan y dejen de lado la simulación para buscar restaurar el antiguo régimen, caracterizado por la antidemocracia, la corrupción y la desigualdad.

«Da pena ajena su argumento de que buscan construir una alianza con miras a las elecciones de 2021 para obtener la mayoría y ‘asegurar que la Cámara de Diputados recobre su papel como contrapeso constitucional al Poder Ejecutivo’. ¿Qué acaso no se han enterado que está por llegar extraditado de España, Emilio Lozoya, exdirector de Pemex, quien al parecer presentará pruebas y explicará cómo se lograba el «contrapeso» que pretenden «recobrar» los abajofirmantes?», escribe Andrés Manuel López Obrador.

Y es que a los ‘letrados’, prófugos del ‘chayote’, les cayó como cubeta de agua fría el excelente papel que el presidente tabasqueño realizó en su visita reciente al país más potente del mundo, donde demostró ser un estadista a la altura de las grandes naciones del orbe. Actividad que encendió los semáforos en verde a nivel latinoamericano, para señalarlo como el líder que el conglomerado exige para cambiar las cosas en el continente.

Y precisamente hace 16 años, el visionario portorriqueño, José Batista, publicó el libro ‘Un continente en busca de un líder’, donde asienta que la realidad del momento requiere un liderazgo nuevo, porque los latinoamericanos gritan en busca de un líder no común que postergue sus apetencias personales para servir a su gente.

En el texto aborda tres temas fundamentales en la vida pública del pueblo latino: Astucia, democracia y moral, atributos que ya comienzan a conferirle al mandatario mexicano, porque en su programa de gobierno de la 4ª Transformación practica las tesis bolivarianas, mas no confundir con el chavismo, que pretenden la unión de los pueblos latinos.

En 10 temas fundamentales para lograr el proceso de integración continental, el escritor Batista realiza una perfecta radiografía acerca de cómo debe ser el líder y su compromiso con los pueblos, su política, el cambio, la reforma de Estado, descentralización, apertura, integración, educación, su relación con las fuerzas armadas, la microempresa y el sector salud que en la actualidad representa la mayor problemática.

Ahí se señala desde 2004, que América Latina mira con horror el resurgimiento de enfermedades, producto de la miseria, que se pensaba iban en camino de extinción; del estado caótico de hospitales públicos en muchos países, donde existe una inadecuada compensación para médicos, enfermeras y personal general, falta de medicamentos básicos, de instrumental adecuado, organización y además sufren robos internos de medicinas.

El pueblo se queja de la falta de trabajo y esperanza y ve aumentar sus posibilidades de enfermedad emocional, desnutrición y de infecciones que requieren de protección médica, atención de primera, saneamiento de su medioambiente y la capacidad de adquirir medicamentos necesarios.

Sugiere crear un sistema de tarjetas de salud, por medio del cual el ciudadano pueda ir al hospital y al médico que sea necesario, que le dé acceso a los servicios adecuados; que puedan adquirir las medicinas en cualquier farmacia; que todo patrón provea el costo de la tarjeta de salud a sus empleados, y que si no puede proveer todo, pueda descontar del sueldo para aportar al sistema de salud. En el caso de personas que no tengan posibilidad de pagar las tarjetas, estas se otorgarán gratuitamente; crear un sistema de seguridad privatizado, y que se establezca un plan de viviendas de bajo costo, escalonado, ya que los problemas de salud van íntimamente ligados al ambiente habitacional.

Claro que todo lo anterior, 16 años después, son el mayor anhelo del gobierno lopezobradorista, que en su mayoría ya funcionan en México. Ahora sólo falta que todo esto se cristalice a nivel de Latinoamérica.

Andrés Manuel López Obrador no está solo, porque tiene un pueblo que cree en él y una mayoría de gobernadores, como Adán Augusto López Hernández, Rutilio Escandón, Cuitláhuac García, senadores y diputados, y la llamada carta de los Coparmex no le quita el sueño; su misión continúa y, seguramente, su programa de gobierno tendrá continuidad. Así pues, que los evasores de impuestos y los afines a los incentivos circunstanciales pueden continuar diciendo misa. En fin, ahí queda eso.

Compartir:
Continuar Leyendo

Columnista

La Agenda

Publicado

en

Los dos nombres para el Centro

Humberto Iduarte
humbertoiduarte49@gmail.com
Hemos comenzado a ver encuestas de las llamadas “patitos” qué debido a las próximas elecciones ya están apareciendo. Llama la atención una de ellas que está caracterizada de simularlas y hacer creer que su metodología está hecha correctamente.

Quienes hemos sido testigos de la forma de realizarla le sorprendería. Esta información de resultados por municipio está hecha solo por los enlaces del autor que tiene en cada cabecera municipal de esa encuestadora y el método es el de visitar a cada uno de los que se proyectan para participar.

La razón principal es que al aspirante le venda su imagen para ser colocada en dicha encuesta y con ello comercializar sus resultados.

Por ello no se extrañe de ver a personajes que nada tienen que hacer en esta contienda pero que, con tal de realzar su imagen, pagan para ello. Este es un gran negocio que nadie puede controlar a pesar de que suena a estafa.

Ahora vamos a los hechos y por lo pronto ya se comienzan a aparecer en la escena política a cuadros para la capital del estado que son por demás atractivos.

En esta columna se trata de estudiar y vaticinar quienes están cerca de llegar por su trayectoria política, su conocimiento y sus fortalezas a una posición importante.

Por tal razón, hay que comenzar a analizar con el partido en el poder y mayoritario como lo es Morena. Este partido tiene para buscar la presidencia de Centro -la capital del estado- a dos fuertes contendientes internos, cada uno de ellos, con fuertes cartas credenciales que traen y que pueden darle a cualquiera de ellos, la garantía de retener la capital del estado.

Uno de ellos es el hasta hoy Delegado Federal de los programas sociales en Tabasco, Carlos Merino Campos. Un personaje que tiene la alta estima del gobernador del estado y además ha sido durante su trayectoria, uno de los hombres de su mayor confianza, y por ello, es hoy el que tiene el trabajo más delicado en este estado como lo es el de organizar y vigilar los programas más sensibles del presidente Andrés Manuel López Obrador.

La imagen de discreción de estar alejado de los reflectores lo acompaña y eso es tomada muy en cuenta. No hay que olvidar el llamado súper delegado, goza de la simpatía de muchos tabasqueños.

El otro que está en la palestra por su imagen fresca y con mucha empatía entre la gente es Manuel Rodríguez González. El legislador federal, presidente de la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados, ha dado muestra de gran madurez política en sus actividades y sus contactos nacionales como lo es, el futuro presidente nacional de Morena, Mario Delgado, esto lo hace ser un gran competidor en la lucha interna de su partido para la designación de su candidato.

Ellos dos son quienes, desde ahora, están más cerca de ser el candidato de Morena a presidente municipal de la capital. Los demás seguramente estarán en la boleta electoral, pero para cargos de elección popular como diputados locales o federales.

En el PRI se sigue manejando la figura del químico Andrés Granier quien de acuerdo con las debilidades que trae a cuesta, será muy complicado que le entre a la contienda.

Él lo sabe y además conoce qué para contender, su partido hoy no cuenta con grandes recursos para invertir en una elección.

Sabemos que tiene muchos recursos con que hacerlo, pero sabe bien que el riesgo de competir es muy grande y las probabilidades de ganar son escasas. ¿Estará con el ánimo de perder parte de su fortuna? Esa es la pregunta.

Como esto es poco probable, solo queda uno más que podría hacer mucho ruido. Nos referimos al doctor Luis Felipe Graham Zapata, el ex secretario de Salud en el sexenio de Andrés Granier Melo. Cuenta en sus alforjas con un gran sector de capitalinos que lo ven con gran simpatía. Si mide bien sus probabilidades, es posible que mejor busque una diputación local y con ello regresar a la actividad política.

Por el PRD si no hace la alianza con el PRI, está puesto el senador Juan Manuel Fócil Pérez quien cuenta con una base que puede darle votos, pero no los suficientes para ganar. Posiblemente se quede en su curul de Senador otros tres años. Aunque puede irse a la aventura un tiempo y después regresar a su curul. No hay más más nombres.

Compartir:
Continuar Leyendo

MINUTO A MINUTO

DIRECTORIO - HISTORIA - PRIVACIDAD



Copyright © 2019 Rumbo Nuevo, El Diario de la Vida Tabasqueña Ramón Galguera Noverola #107 Col. Reforma C.P. 86080 Villahermosa, Tabasco, México