Connect with us

Columnista

Guayabazo

Publicado

en

Colón… ¿héroe, villano o santo?

Manuel García Javier
guayabazo@hotmail.com – guayabazo@gmail.com
“Besó la arena y con el rostro pegado a ella vertió abundante llanto. Eran lágrimas de doble sentido y de doble augurio, que humedecían por primera vez la arcilla de aquel hemisferio visitado por hombres de la vieja Europa: lágrimas de alegría de Colón que rebosaban de un corazón piadoso y hondamente agradecido; lágrimas de dueño para aquel mundo virgen que presagiaban las calamidades, las devastaciones, el fuego, el hierro, la sangre y la muerte de aquellos extranjeros le traían con orgullo su ciencia y su espíritu de dominio. El hombre vertía lágrimas; la tierra debía llorar”.

La crónica de Alfonso María de Lamartine, editada en la Biografía de Cristóbal Colón, narra la escena del desembarco en la isla de Guanahani avistada en el océano Atlántico aquel 12 de octubre de 1492. Fue el descubrimiento de América al que siglos después se le calificaría como ‘Día de la Raza’.

Trasladando el polémico hecho a los tiempos actuales, ha ocasionado manifestaciones en todo el país, a grado tal que el año pasado, el gobierno de la Ciudad de México retiró de su sitio, en la Avenida Reforma, la estatua del marino genovés, fiel servidor de los reyes católicos de España: Isabel y Fernando, cuya remoción fue realizada para evitar que manifestantes la destrozaran.

A decir de algunos, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, relegó la estatua del descubridor de América para colocar en su lugar una estatua de una mujer olmeca, todo para quedar bien con el presidente que días antes había solicitado al gobierno español, pedir perdón por los abusos de la conquista.

Para los españoles, uno de los acontecimientos cumbres, es el descubrimiento de unas pequeñas islas en mitad del océano Atlántico el 12 de octubre de 1492. Trescientos años después de ese histórico hecho, varios obispos italianos y franceses pretendieron santificar a Cristóbal Colón y mostrarlo como el enviado de Dios para salvar la mitad del mundo, pero el positivismo echó abajo la idea.

Según un documento de la Universidad Internacional de Andalucía, desde mediados del siglo XIX, diversos escritores comentaron: “Hay en el descubrimiento de América un personaje más grande que Isabel y Fernando el católico (…) más grande que Colón mismo. Este personaje es España, verdadera protagonista de aquella maravillosa epopeya, mirada como unipersonal por populares escritores americanos”.

A partir de ahí, se dieron luchas intestinas entre la corona y el gobierno español que buscaban el protagonismo descubridor del nuevo mundo. La imagen más elocuente de ello, es el monumento inaugurado en Granada, obra del escultor Mariano Benlliure, donde ‘la reina, sentada, se inclina amorosamente para recibir a Colón’; pero la construcción más significativa es el obelisco levantado en la explanada inmediata al monasterio de la Rábida, donde ‘el globo terráqueo y la corona real, símbolo de la monarquía hispana, rematan en una gran columna”.

La lista de obras respecto al descubrimiento de América y de biografías colombinas, es hoy interminable, un verdadero catálogo de inmensa biblioteca. Pero lo interesante de todo esto, es la profunda y radical división entre los hombres en el modo de apreciar el valor del descubrimiento y la persona del descubridor. Es decir, al igual que en México, a los españoles les valió un carajo el personaje de Cristóbal Colón y magnificaron el descubrimiento y la posterior conquista de México.

Pero volviendo a la beatificación de Colón, el arzobispo de Burdeos rogó al Papa Pío IX, para que, con motivo de su viaje a América, en 1923, canonizara al descubridor de América; escritores como Alejo Carpentier, asentaron que ‘lo ideal, lo perfecto para compactar la fe cristiana en el viejo y el nuevo mundo, sería un santo de ecuménico culto, un santo de renombre ilimitado, un santo de una envergadura planetaria, incontrovertible y más gigante que el Coloso de Rodas, con un pie asentado a la orilla del continente y el otro en los Finisterre europeos, abarcando con la mirada el Atlántico: Un San Cristóbal Christophorus, porteador de Cristo”.

La canonización no se llevó a cabo, pero España salió triunfante con una marcada influencia en la historia universal y la validez del descubrimiento en relación con la evolución histórica. Sin embargo, hay infinidad de historiadores que escriben párrafos graves del descubrimiento, juzgándolo agotador de la raza americana, otros que maldicen la llegada de los españoles como una especie de serpiente metida en el edén primitivo sin mancha.

El viaje de Cristóbal Colón no resultó fácil para nadie, de hecho, hubo conatos de amotinamiento, pero gracias a la presencia y las dotes de mando de Martín Alonso Pinzón se consiguieron resolver estas situaciones. Cuando ya se habían agotado todos los cálculos y previsiones realizadas por Colón, se oyó desde ‘La Pinta’ el famoso grito de Rodrigo de Triana “¡Tierra a la vista!”, dos horas después de la medianoche del 12 de octubre, según se narra en el Diario de Colón.

Es controvertida la historia, pero mientras universalmente se considera a Cristóbal Colón como un hombre de bien, un santo, en México ha sido ninguneado. Al fin y al cabo, fue el inicio de la invasión ordenada y financiada por la corona española y el Vaticano que, eso sí, provocaron la muerte de casi el 90 por ciento de los indígenas.

Es todo. Léenos en diario Rumbo Nuevo y síguenos en: Facebook y Twitter @GuayabazoGarcia; en www.elmundoinformativo.com, Face: @ElMundoInformativo – Tuit: @ ElMundoInforma1 YouTube: El Mundo Informativo – Instagram: @el_mundo_informativo_mx. Sean felices.

Compartir:
Continuar Leyendo

Columnista

Carta Abierta

Publicado

en

Merino va por el diálogo

Jorge Núñez
jorgenunez63@hotmail.com
El mandatario Carlos Manuel Merino ha recibido en Palacio de Gobierno al dirigente del PRI en Tabasco, Dagoberto Lara, abriendo así una especie de gran diálogo sobre el futuro del estado para los próximos años. Es una iniciativa política que está abierta a todos los actores de oposición, a pesar de que el partido en el poder cuenta con la mayoría en la Cámara de los Diputados y es gobierno en catorce de las diecisiete alcaldías.

La sorpresiva reunión, de la que no se tenía la menor previsión por parte de la prensa, es un mensaje político alentador, esperando que en la agenda de Estado tengan cabida todas las ideas, todas las posturas, con el máximo respeto a los ciudadanos

El encuentro se produce en una coyuntura especialmente delicada por el interés del presidente Andrés Manuel en contar con el apoyo del PRI en San Lázaro para aprobar la reforma eléctrica, y se da tras la charla que el dirigente nacional del tricolor, Alejandro Moreno Cárdenas, tuvo con Adán Augusto en la Secretaría de Gobernación. De hecho, la cita del jueves en la mañana es parte de la apertura que el gobernador Merino ofreció a todas las fuerzas políticas desde el primer día de su mandato interino.

El jefe del Ejecutivo estatal ha destacado el encuentro como el inicio de un gran diálogo sobre el futuro de Tabasco. Estará abierto a todos los partidos, sabiendo que los próximos tres años tienen que aprovecharse al máximo. La participación plural es la que ha considerado que permitirá debatir, dejando atrás la confrontación existente en muchos momentos del pasado.

Parece que la razón le asiste al ‘Capitán’ Merino, ya que dialogar, conversar y unir voluntades para decidir qué Tabasco queremos es esencial en un estado que necesita soluciones reales e inmediatas.

La reunión también pone el balón en el tejado del PRI, ya que lo obliga a velar por los intereses de los tabasqueños a fin de diseñar líneas de acción, tomar medidas concretas y monitorear el progreso en los próximos años.

Por lo pronto, el gobernador Merino parece sentar las bases del debate público hacia una discusión sobre Tabasco. Es un reto que no debe truncarse de nuevo y quedar sólo para la foto.

La reunión Merino-Lara ha situado este acto como una suerte de arranque de un nuevo curso político, algo que podría repetirse con los dirigentes del resto de las fuerzas políticas, incluyendo desde luego a su propio partido: Morena.

Parece que es momento de dejar atrás la pandemia, dar vuelta a la página a las elecciones del 6 de junio y trasladar la idea de que los próximos tres años son definitorios. Merino ha dado el pistoletazo de salida para democratizar el debate público.

: Cambio en el SNTE
En la sección 29 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, SNTE, soplan vientos de cambio rumbo al próximo proceso electoral a inicios del 2022.

La base magisterial está ávida de ejercer por primera vez su voto libre y democrático y acabar con una historia de imposición de sus dirigentes sindicales.

Por ahora, de entre los nombres que ya suenan, está el del profesor Pedro Rodríguez Falconi, que cuenta con el aprecio de buena parte de sus compañeros que lo perfilan como uno de los aspirantes capaz de garantizar la unidad.

: Decepción
Cuando muchos esperaban que Gerardo Gaudiano destacara en el inicio de su trabajo legislativo en San Lázaro, por ser el único diputado federal de oposición en Tabasco, lo cierto es que ha pasado inadvertido.

A pesar de representar los colores de Movimiento Ciudadano, un partido emergente y con buena imagen, parece estar más ocupado en la política de las cañerías dentro de un partido que lo recibió con las puertas abiertas y del que ahora pretende adueñarse, como si fuera un pequeño dictador.

Una frase que le podría quedar al calce sería: “Si ya saben como soy, ¿para qué me invitan?”.

Compartir:
Continuar Leyendo

MINUTO A MINUTO

DIRECTORIO - PRIVACIDAD



Copyright © 2019 Rumbo Nuevo, El Diario de la Vida Tabasqueña Ramón Galguera Noverola #107 Col. Reforma C.P. 86080 Villahermosa, Tabasco, México