Connect with us

Columnista

Escenarios

Publicado

en

El factor treinta

Juan Ochoa Vidal
juan_ochoa45@hotmail.com
La situación es sumamente delicada. Nos encontramos en el peor momento de la pandemia en términos de propagación del virus que, contra lo que se valoró a finales de noviembre, ya comenzó a saturar hospitales en muchas partes del mundo. Anotemos este dato: cada contagio confirmado hay que multiplicarlo por treinta. En Tabasco puede haber ahora más de 300 mil casos activos.

El “factor treinta” surge de una medición realizada por el matemático Arturo Erdely, quien forma parte del equipo científico que asesora al gobierno federal. El cálculo ha sido avalado por epidemiólogos, infectólogos y otros expertos.

Entonces, si en 24 horas se miden en el país 40 mil nuevos contagios y en Tabasco mil 300, eso implica que en todo México se sumaron al total alrededor de un millón 200 mil y aquí unos 33 mil con respecto a la jornada previa.

Para calcular cuántos han muerto, el factor matemático es 2.5, lo que se traduce en que en México andamos en no menos de 750 mil fallecidos a causa del COVID19. “Aguas, la mortalidad y la hospitalización van en incremento”, alertó este lunes el virólogo y epidemiólogo Andreu Comas García.

Por su parte, Alejandro Cano, ingeniero químico y ambiental graduado en el Instituto Tecnológico de Massachusetts y en la Universidad de California en Berkeley, advirtió que “de acuerdo con la base de datos abiertos de la Secretaría de Salud de México, las hospitalizaciones por COVID19 entre menores de 12 años están hoy en el punto más alto de toda la pandemia”.

Se refirió el doctor Cano al hecho de que en menos de diez días y con dato actualizado al 16 de enero, las hospitalizaciones de los menores pasó de unos 600 a 7 mil 830.

La doctora en ciencias médicas Laurie Ann Ximénez calcula, con base en el factor 30, que si el reporte de casos activos confirmados en el país se ubicó un día antes en 360 mil 266, la estimación real alcanza diez millones 807 mil 980 individuos.

A partir de esa medición, señala que uno de cada 12 mexicanos está contagiado, aunque no necesariamente enfermo. Y si en Tabasco se confirmara que son 300 mil los casos activos reales, eso arroja que aquí es uno de cada ocho habitantes. ¡Gravísimo!

El infectólogo Alejandro Macías prevé que la mitad de la población del país se va a contagiar en esta cuarta ola pandémica, en concordancia con lo que a su vez advirtió la Organización Mundial de la Salud: a este ritmo, la mitad de la población de todo el orbe, vacunada o no, contagiada antes o no, será alcanzada por el coronavirus en el transcurso de las tres o cuatro semanas que vienen.

A la luz de ese cúmulo de información, de manera contundente no existe en este momento información pública que sea más relevante que la relacionada con la pandemia.

Revisemos someramente el decreto gubernamental que nos ubica en lo que llaman semáforo amarillo y que infinidad de tabasqueños interpretan como que “el riesgo subió un poquito”:

En principio, se entiende que si bien en un mundo ideal tendríamos que encontrarnos en confinamiento total de al menos 45 días, con el gobierno llevándonos alimentos y cuanto se requiera a la puerta de nuestros hogares, en las condiciones socioeconómicas imperantes desde mucho antes de la pandemia eso no puede ser ni va a suceder.

Nos congratulamos ante el hecho de que no se instaure el toque de queda que de nada sirve, porque el virus no circula más de noche sino en las aglomeraciones y lugares sin ventilación. Sería contraproducente restringir horarios de transporte público.

No entendemos la utilidad que pueda tener la orden de que los supermercados cierren a las diez de la noche y no a las once. Pero si algo nos parece en verdad absurdo, en la medida en que se ignora lo que dice la ciencia, es dar la opción de usar en lugares públicos mascarilla (cubrebocas) o careta.

Señores: lo que ayuda es una mascarilla tipo KN95 o N95, incluso aunque carezca de certificación oficial, siempre y cuando se coloque bien ajustada en el rostro, de modo que selle muy bien las vías respiratorias.

Desde luego que no se necesitan muchas neuronas para discernir en qué situaciones hay que protegerse más y en cuales es innecesario, por ejemplo, lavarse las manos a cada rato.

Las medidas de seguridad extremas debemos aplicarlas al encontrarnos en lugares sin ventilación natural y también en aglomeraciones al aire libre. Más bien, hay que evitar eso, a menos que sea por razones de trabajo o al ir de compras.

En el interior de un vehículo propio, no tiene sentido la mascarilla. Este tema fue empleado por agentes viales en 2020 hasta para extorsionar o nada más molestar a automovilistas. En el transporte público sí es de extrema necesidad.
Twitter: @JOchoaVidal

Compartir:
Continuar Leyendo

Columnista

Escenarios

Publicado

en

Raúl se divierte

Juan Ochoa Vidal
juan_ochoa45@hotmail.com
“Andan levantando encuestas en mi terruño. Si les preguntan por mí, ya saben, eh. ¡Ay misho acelerado! Ya hay muchos. Así que ustedes, tranquis. Cuando venga usté a ver, ya va…”

Poseedor de gran sentido del humor, con colmillo retorcido y sin telarañas en la cabeza; profundo conocedor del pensamiento de Andrés López Obrador y también de la idiosincracia de los tabasqueños, mas sobre todo con la tranquilidad de encontrarse más allá del bien y el mal, César Raúl Ojeda Zubieta lanzó este miércoles en Twitter el buscapié.

Conocido a lo largo y ancho del territorio estatal, el hombre al cual mediante el uso clientelar de recursos públicos para comprar conciencias y también pagar traiciones se le robó mediante el fraude electoral la gubernatura en tres ocasiones, es juguetón y no puede más que divertirse al ver la desesperación con la que se mueven diversos actores políticos quienes, por lo visto, asumen que es tiempo de caza.

En efecto, Raúl está tranquilo, aunque a la vez ocupado en el desempeño de su encomienda como presidente estatal de MORENA en el estado de Morelos. Sabe, como desde antaño se dice en Tabasco, de qué lado masca la iguana.

Desde el momento en que decidió afiliarse a ese partido, más allá de su incuestionable pertenencia al movimiento obradorista que data de hace cerca de un cuarto de siglo, de inmediato el jonuteco recibió la encomienda de acudir a esa entidad federativa en donde tiene casa, para reconstruir allá al instituto político.

Y esto no sucedió porque quisiera hacer méritos para que se le tome en cuenta en el próximo reparto de candidaturas en el edén o allá, sino por su identificación plena, personal, con López Obrador; por el agradecimiento hacia él por haberle brindado varias oportunidades de abanderar al movimiento; pero despreocupado por lo que pueda o no venir después.

Y desde luego que lo que representa César Raúl, lo que dice o deja de decir, inquieta a más de uno que sí anda caminando en Tabasco, tirándole a la gubernatura o a lo que caiga, en no pocos de los casos porque se trata de que han hecho de la política su modus vivendi y del manejo de apariencias su estilo al más rancio estilo priista.

Y sí: “Cuando venga usté a ver, ya va…” Sí, porque en el momento en que al seno de MORENA se defina quién es el proyecto para la sucesión gubernamental, no habrá cabida para pataleos.

Tampoco existe margen para la improvisación. López Obrador lo sabe muy bien, en tanto que el experimentado Ojeda Zubieta sabe, a su vez, que no por madrugar amanece más temprano y está preparado para servir en la trinchera en donde lo pongan, sin vano intento de presionar en sentido alguno, sin sentirse merecedor de tal o cual cosa.

Como revisamos ya en este espacio, el ex diputado federal y ex senador sería lo que se conoce como el candidato natural para la sucesión gubernamental y, a no dudarlo, ello se significaría como muy beneficioso para Tabasco porque es un hombre preparado, conciliador y sin rencores, conocedor de la problemática del estado; en definitiva, con madurez que lo coloca más allá del bien y del mal.

Porque lo conocemos muy bien, nos atrevemos a afirmar que en última instancia se mantendrá como un soldado más en las filas a las que pertenece y siente que se debe de manera incondicional.

Si le dieran las gracias por sus más recientes servicios, él haría lo propio. Si le dicen: te necesitamos para esto, está preparado, con la cabeza fría y el corazón caliente. Después de todo, ¿cómo no habría de querer servir a su estado natal desde la máxima encomienda?

Por mientras, nada nuevo hay bajo el sol: ya sea con la bandera de la reforma eléctrica o la electoral, o porque terminen los calores de mayo y vengan los aguaceros en junio, quienes andan calientes y quieren ser vistos a como dé lugar, continuarán caminando por los diecisiete municipios del estado.

Llevarán promesas y siempre encontrarán gente que acepte oírlos, con la expectativa, por su parte, de obtener algo a cambio, si bien las más de las veces será una incierta promesa, como la consabida de que “apóyame, que te va a ir muy bien como nunca antes”.

En días pasados se divulgó un breve video con uno de esos calenturientos en exótico y sugestivo bailecito, propaganda que a decir verdad solo se prestó para el cotorreo, a la burla, la insinuación de algo de lo cual nadie se espanta.

Pero hay actores políticos que están dispuestos a todo, en su afán de obtener notoriedad. También existen nuevos ricos obsequiosos, aunque con fortuna de inexplicable procedencia, y antiguos “fifís” que ahora pretenden darse baños de pueblo y hacer ruido para aparecer como “populares”.
Twitter: @JOchoaVidal

Compartir:
Continuar Leyendo

MINUTO A MINUTO

DIRECTORIO - PRIVACIDAD



Copyright © 2019 Rumbo Nuevo, El Diario de la Vida Tabasqueña Ramón Galguera Noverola #107 Col. Reforma C.P. 86080 Villahermosa, Tabasco, México