Connect with us

Columnista

Escenarios

Publicado

en

Positividad, al 62 por ciento

Juan Ochoa Vidal
juan_ochoa45@hotmail.com
Semáforo verde, amarillo, rojo, arcoíris… ¿Qué más da, si no se escucha a los expertos y se implementan algunas medidas inservibles ante la pandemia, como las de 2020 y 2021? “Andamos en 62 por ciento de positividad”, reveló la secretaria de Salud, Silvia Roldán, al referirse al dato esencial del comportamiento pandémico.

Esperamos que este viernes no se vayan a anunciar nuevos toques de queda y restricciones de horarios para transporte y negocios, pero sí que el regreso a las aulas no depende de la vacunación a maestros.

Es necesario vacunar a los niños y no exponerlos al contagio, ni convertirlos en transmisores del virus a sus hogares.

Resulta fundamental el despliegue de una intensa campaña informativa a la población -como no se ha hecho en 22 o 23 meses- acerca de lo que cada individuo debe poner en práctica para protegerse y proteger a los demás, máxime que ya tenemos encima al tsunami ómicron y tendremos que luchar por salir adelante dentro de un plazo de unos dos meses, en el mejor de los casos.

El secretario de Gobierno, Guillermo del Rivero, precisó este jueves que “es prioridad de las autoridades estatales y federales la educación de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes de todo el país; por eso hoy inicia una nueva etapa para el refuerzo de vacunación de los maestros, para poder tener un regreso presencial cauto, seguro y ordenado a clases”.

Diferimos. No basta con la vacunación a maestros. Sobre todo en la actual situación, en la cual la cual los expertos advierten que es muy probable que se contagie al menos la mitad del país y que la vacuna ayudará quizá a reducir la letalidad, pero al ser mucho mayor el número de infectados los hospitales tal vez se saturen hasta el punto más crítico.

En sintonía con la política nacional ante la pandemia, la médica Roldán convocó a los tabasqueños “para que ayuden a no colapsar los módulos de prueba, y tomar conciencia de que en caso de haber estado en contacto con algún paciente positivo y presentar síntomas, lo recomendable es que se aíslen por espacio de siete días y vigilen su oxigenación”.

“La recomendación es -indicó- es que si usted tiene un cuadro gripal, si tiene tos, si tiene dolor de garganta, estuvo con alguien o en su casa hay alguien que tiene esto, resguárdese en la casa; por asociación epidemiológica usted tiene Covid”.

Egla Cornelio, secretaria de Educación, dijo que “una vez que el nivel de contagio de la pandemia descienda, todas las escuelas del estado tendrán que abrirse”.

La cuestión es que la curva de contagios va en ascenso casi vertical, como jamás se vio en los dos años previos, y que la información proveniente de Sudáfrica, cuna de ómicron, refiere que esta variante que ya casi desplazó por completo a las demás, nos azotará entre ahora y el inicio de la primavera.

De ello se desprende que vienen tiempos más complicados y no es el momento de pensar en el regreso a aulas de los menores no vacunados.

Mientras tanto, un reporte de Forbes con base en información de Reuters dice que AstraZeneca informó que los datos preliminares de un ensayo mostraron que su vacuna contra el COVID-19, Vaxzevria, generó un aumento en los anticuerpos contra la variante ómicron y otras mutaciones cuando se administró como una tercera dosis de refuerzo.

La mejoría de la respuesta inmune, también contra la variante delta, se observó en un análisis de sangre de personas que fueron vacunadas previamente con Vaxzevria o una vacuna de ARNm, dijo el fabricante de medicamentos, y agregó que enviaría estos datos a reguladores de todo el mundo en vista de la urgente necesidad de contar con dosis de refuerzos.

La breve declaración del jueves, que no incluyó datos específicos, fue la primera de AstraZeneca sobre el potencial protector de Vaxzevria como refuerzo después de un ciclo de dos inyecciones de una vacuna basada en ARNm o Vaxzevria. BioNTech-Pfizer fabrica vacunas basadas en tecnología de ARNm, al igual que Moderna.

La compañía asegura que los hallazgos “se suman a la creciente masa de evidencia que respalda a Vaxzevria como un refuerzo de tercera dosis, independientemente de los calendarios de vacunación inicial ejecutados”.

De cualquier manera, corresponde a la propia gente protegerse, informarse, hacer valer su instinto de sobrevivencia así como de protección a su familia, sin ponerse a esperar a ver qué indicación da el gobierno.

Lamentablemente, la pandemia nos encontró no solo con un sistema de salud inadecuado sino con marcado déficit educativo. Por ello, insistimos, urge el despliegue de una intensa campaña informativa. La ignorancia, la desinformación, son enormes.
Twitter: @JOchoaVidal

Compartir:
Continuar Leyendo

Columnista

Agrotendencias

Publicado

en

¿Qué sabemos del bambú? (tiempo estimado de lectura: 5 minutos)

“Sé como el bambú cuanto más alto crece más se inclina” Proverbio chino

Elisabeth Casanova García
afgha@hotmail.com
Jorge Quiroz Valiente
917 1067165
Es la planta leñosa multipropósito de más rápido crecimiento; tiene miles de usos industriales y domésticos, está íntimamente asociada con las condiciones culturales, sociales y económicas de las personas en muchos países asiáticos. Sus usos no solo se limitan al sustituto de la madera en la construcción, muebles, andamios y pisos, sino que ha sido una fuente de alimentos y medicinas desde la antigüedad; también se utiliza como carbón vegetal, para extracción de celulosa y microfibras para la elaboración de ropa y adornos.

La subfamilia del bambú (Bambusoideae) es una división de las gramíneas (Poaceae) y se divide además en nueve subtribus que comprenden casi cien nombres genéricos y más de 2,000 nombres específicos (especies y nuevas combinaciones). El bambú se puede clasificar en leñoso, herbáceo o liana según las características de crecimiento, y en cespitoso, disperso o mixto según la estructura del rizoma. Crece predominantemente en regiones tropicales y subtropicales, aunque algunas especies crecen en zonas templadas y frías; la mayoría de las especies se encuentran en Asia y eso hace pensar que son exclusivamente asiáticas, pero hay en varias partes del mundo, incluso América.

El estado de clasificación de las gramíneas bambusoides está muy por detrás del de todos los demás grupos de gramíneas. La razón principal es la peculiaridad de la vida de la mayoría de los bambúes: La floración de la mayoría de los bambúes leñosos es un evento raro, y si hay flores disponibles, las partes vegetativas de las plantas no siempre desarrollan características representativas durante la floración, lo que impide la recolección de suficiente material vegetativo y de flores, para comprender una especie, establecer sus relaciones y construir un sistema clasificatorio estable. Por lo tanto, es comprensible que la clasificación de las plantas bambusoides se haya mantenido dispersa y que las herramientas moleculares estén ayudando a esclarecer la taxonomía con mayor precisión. También es de esperar que en un futuro próximo aparezca un número notable de contribuciones taxonómicas, sistemáticas y fitogeográficas.

Los bosques tropicales primarios brindan un servicio esencial de regulación del clima para los humanos, funcionan como sumideros de carbono debido a la alta productividad, la diversidad de especies y la variedad de formas de vida, como los bambúes; éstos crecen rápido y presentan rasgos funcionales plásticos, que favorecen la ocupación de ambientes en diferentes condiciones, lo que los convierte en eficientes recolectores de este elemento, además de proporcionar materia prima para las poblaciones humanas locales. Se sabe que los bambúes asiáticos secuestran cantidades considerables de carbono en poco tiempo, y aunque es probable que las especies de

bambú del Nuevo Mundo tengan la misma capacidad, esta perspectiva rara vez se aborda. Numerosas especies de bambú, en su mayoría sus variedades hortícolas, se han introducido desde sus países nativos a Europa y los EE. UU., sin embargo, el establecimiento y explotación de las especies en estudio a gran escala con fines comerciales, se ve limitada a los métodos de propagación, los altos requerimientos de mano de obra y la restringida disponibilidad de semilla.

Los bambúes leñosos habitan en más de la mitad del territorio mexicano, están presentes en 23 de los 36 estados (Rodríguez, 2005). Los estados con la mayor cantidad de especies de bambú son: Chiapas, Veracruz, Oaxaca, Guerrero, Jalisco y Nayarit; en estas seis entidades se encuentra la mitad de las especies del país.

Las principales especies cultivadas en México son Bambusa oldhamii, especie nativa del sur de China, encontrado sólo bajo cultivo, puede alcanzar dimensiones de 20 m de altura y seis pulgadas, Guadua angustifolia, un bambú estructural que es utilizado en la industria de la construcción, la especie mexicana Guadua aculeata, conocida como guadua o tacuara y se utiliza para la construcción, para la elaboración de muebles y de artesanías; fabricación de laminados, aglomerados, parqué; y se siembra a la orilla de ríos para protección de cuencas y riberas como fijador temporario de dióxido de carbono.

Tradicionalmente, la planta se propaga por métodos vegetativos, especialmente durante el verano. Sin embargo, no es posible compensar la enorme demanda de agricultores que utilizan métodos vegetativos. Además, las posibilidades de transmisión de enfermedades a través del suelo son muy altas. La mejor manera de conservar la biodiversidad es utilizándola.

Compartir:
Continuar Leyendo

MINUTO A MINUTO

DIRECTORIO - PRIVACIDAD



Copyright © 2019 Rumbo Nuevo, El Diario de la Vida Tabasqueña Ramón Galguera Noverola #107 Col. Reforma C.P. 86080 Villahermosa, Tabasco, México