Connect with us

Columnista

El amor y la locura

Publicado

en

Agenor González Valencia
Rumbo Nuevo

Cuentan que una vez se reunieron todos los sentimientos y
cualidades del hombre.
Cuando el ABURRIMIENTO había bostezado por tercera vez, la
LOCURA, como siempre tan loca, les propuso:
– ¿Vamos a jugar a las escondidas?
La INTRIGA levantó la ceja intrigada y la CURIOSIDAD, sin
poder contenerse preguntó:
– ¿A las escondidas?… ¿y cómo es eso?
– Es un juego -explicó la LOCURA- en que yo me tapo la cara
y comienzo a contar uno hasta un millón mientras ustedes se
esconden y cuando yo haya terminado de contar, el primero de
ustedes que yo encuentre ocupará mi lugar para continuar el
juego.
El ENTUSIASMO bailó secundado por la EUFORIA, la ALEGRÍA dio tantos saltos que terminó por convencer a la DUDA, e incluso
a la APATÍA, a la que nunca le interesaba nada.
Pero no todos quisieron participar… la VERDAD prefirió no
esconderse, ¿para qué? si al final siempre la hallaban, y la
SOBERBIA opinó que era un juego muy tonto (en el fondo lo que
le molestaba era que la idea no hubiese sido de ella) y la
COBARDÍA prefirió no arriesgarse…
– Uno, dos, tres… -comenzó a contar la LOCURA.
La primera en esconderse fue la PEREZA, que como siempre se
dejó caer tras la primera piedra del camino, la FE subió al
cielo y la ENVIDIA se escondió tras la sombra del TRIUNFO
que con su propio esfuerzo había logrado subir a la copa del
árbol más alto.
La GENEROSIDAD casi no alcanzaba a esconderse, cada sitio que
hallaba le parecía maravilloso para alguno de sus amigos…
¿Que si un lago cristalino?, ideal para la BELLEZA.
¿Que si la hendija de un árbol?, perfecto para la TIMIDEZ.
¿Que si el vuelo de la mariposa?, lo mejor para la VOLUPTUOSIDAD.
¿Que si una ráfaga de viento?, magnífico para la LIBERTAD…
Así, la GENEROSIDAD terminó por ocultarse en un rayito de sol.
El EGOÍSMO en cambio, encontró un sitio muy bueno desde el
principio, ventilado, cómodo… pero sólo para él.
La MENTIRA se escondió en el fondo de los océanos (mentira,
en realidad se escondió detrás del arco iris, y la PASIÓN y
el DESEO en el centro de los volcanes.
El OLVIDO… se me olvidó dónde se escondió… pero eso no es
lo importante.
Cuando la LOCURA contaba 999.999, el AMOR aún no había
encontrado sitio para esconderse, pues todo se encontraba
ocupado… hasta que divisó un rosal… y enternecido
decidió esconderse entre sus flores.
– ¡¡¡Un millón!!!- contó la LOCURA y comenzó a buscar. La primera en aparecer fue la PEREZA, sólo a tres pasos de
una piedra. Después se escuchó la FE discutiendo con Dios
en el cielo sobre Zoología… A la PASIÓN y al DESEO los sintió
en el vibrar de los volcanes. En un descuido encontró la
ENVIDIA y, claro, pudo deducir dónde estaba el TRIUNFO.
El EGOÍSMO no tuvo ni que buscarlo. Él solito salió disparado
de su escondite que había resultado ser un nido de avispas.
De tanto caminar sintió sed y al acercarse al lago descubrió
a la BELLEZA y con la DUDA resultó más fácil todavía, pues
la encontró sentada sobre una cerca sin decidir aún de que
lado esconderse…
Así fue encontrando a todos… al TALENTO entre la hierba
fresca, a la ANGUSTIA en una oscura cueva, a la MENTIRA
detrás del arcoiris… (mentira, si ella estaba en el fondo
del océano) y hasta al OLVIDO… que ya se le había olvidado
que estaba jugando a las escondidas… pero sólo el AMOR no
aparecía por ningún sitio.
La LOCURA buscó detrás de cada árbol, bajo cada arroyuelo del
planeta, en la cima de las montañas… y cuando estaba dándose
por vencida divisó un rosal y sus rosas… Y tomó una horquilla
y comenzó a mover las ramas. De pronto un doloroso grito
se escuchó… Las espinas habían herido en los ojos al AMOR;
la LOCURA no sabía qué hacer para disculparse…lloró, rogó,
imploró, pidió perdón y hasta prometió ser su lazarillo.
Desde entonces, desde que por primera vez se jugó a las
escondidas en la Tierra, EL AMOR ES CIEGO Y LA LOCURA SIEMPRE LO ACOMPAÑA.

Compartir:
Continuar Leyendo

Columnista

Corte de caja

Publicado

en

Adán, el de las grandes ligas

José Martínez
Siempre se ha dicho que el político de provincia que es llamado al centro del país, y sobre todo a ocupar un cargo de importancia, se afirma que ya está en las grandes ligas.

Un caso especial es el de Adán Augusto López Hernández, gobernador de Tabasco con licencia. El notario de profesión fue llamado por el Presidente de México para ocupar el cargo de Secretario de Gobernación.

Sin duda un puesto envidiable, porque es el lugar idóneo para tener los hilos del poder. A su llegada lo primero que hizo fue convocar a los distintos líderes de las fuerzas políticas del país, y se fue sentado con cada uno de ellos. Al final logró consensos.

Adán Augusto es uno de los hombres de confianza de Andrés Manuel López Obrador. Entre estos y de Tabasco se cuentan también Octavio Romero Oropeza y Javier May. Pero hablemos del notario, del funcionario que estuvo por una semana en la conferencia mañanera representando al mandatario federal.

Cierto medio nacional lo identificó como un político preparado, con las tablas para seguir en esta carrera, nada fácil. Otros lo ven ya como un presidenciable natural, aunque para eso todavía falta un buen tramo de tiempo.

López Hernández se ha sabido colocar en esas lides. A pesar de que su única experiencia fuera del estado era la senaduría, la cual dejó a su amigo Carlos Merino, hoy gobernador de Tabasco.

Como Secretario de Gobernación se le ha visto con temple, carácter, lúcido y muy hábil para darles la vuelta a los reporteros.

Su madurez política viene acompañada de esa confianza que le da el Presidente, lo cual representa un gran respaldo para él.

Andrés Manuel López Obrador lo ha dicho en repetidas ocasiones, “Adán me quita mucho peso de encima”. No así la anterior funcionaria, Olga Sánchez Cordero, hoy senadora de la república.

Se acabaron los motes de florero. Ahora existe un manejo equilibrado de la política interna, esa que se debe mantener al margen, cuidando el fondo y la forma.

Adán rompió con esos conformismos y academicismos. La comunicación política se da bajo una comunicación directa, escuchando a todos, sin importar el partido, la referencia, el matiz ni los grupos.

Está demostrando ser un hombre de Estado. Y en efecto, dándole una mejor ayuda al Presidente. Sin provocaciones camina en ese terreno arenoso. A la fecha nadie le ha criticado por no saber escuchar, al contrario.

Sin suda, otro tabasqueño que se fue a las grandes ligas y está desempeñando un papel de importancia.

Pellicer para México
Carlos Pellicer López, artista plástico y sobrino del Poeta de América, hizo entrega al pueblo de México de una valiosa colección de piezas y documentos pertenecientes a su tío, que tenía a resguardo. Este importante acto fue realizado durante el homenaje por el 125 aniversario del natalicio del poeta realizado el domingo en el Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México.

La donación fue recibida por Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del presidente Andrés Manuel López Obrador, y por el Secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández. El mandatario federal dirigió un emotivo mensaje desde su todavía confinamiento por el COVID, aunque ya el lunes se reintegró a sus actividades públicas presenciales…con los debidos cuidados.

Gutiérrez Müller, quien encabeza la Coordinación de Memoria Histórica y Cultural de México, agradeció la entrega esta donación, muy, pero muy valiosa, con 651 piezas y documentales de la colección de arte de Pellicer Cámara, así como mil 426 obras del artista duranguense Mario Alonso Ostolaza.

En su mensaje López Obrador recordó la solidaridad que caracterizó a Carlos Pellicer Cámara quien no sólo fue un gran poeta sino un extraordinario ser humano, verdaderamente preocupado por los pobres y los indígenas.

Haberes
Pese al continuo aumento de casos de Ómicron, la secretaria de Salud no descartó que el regreso a clases presenciales se dé el lunes 24 de enero, aunque explicó que esto estará sujeto al análisis de las métricas que se tengan el miércoles. No parece viable. Veremos.

Compartir:
Continuar Leyendo

MINUTO A MINUTO

DIRECTORIO - PRIVACIDAD



Copyright © 2019 Rumbo Nuevo, El Diario de la Vida Tabasqueña Ramón Galguera Noverola #107 Col. Reforma C.P. 86080 Villahermosa, Tabasco, México