Connect with us

Columnista

El amor y la locura

Publicado

en

Agenor González Valencia
Rumbo Nuevo

Cuentan que una vez se reunieron todos los sentimientos y
cualidades del hombre.
Cuando el ABURRIMIENTO había bostezado por tercera vez, la
LOCURA, como siempre tan loca, les propuso:
– ¿Vamos a jugar a las escondidas?
La INTRIGA levantó la ceja intrigada y la CURIOSIDAD, sin
poder contenerse preguntó:
– ¿A las escondidas?… ¿y cómo es eso?
– Es un juego -explicó la LOCURA- en que yo me tapo la cara
y comienzo a contar uno hasta un millón mientras ustedes se
esconden y cuando yo haya terminado de contar, el primero de
ustedes que yo encuentre ocupará mi lugar para continuar el
juego.
El ENTUSIASMO bailó secundado por la EUFORIA, la ALEGRÍA dio tantos saltos que terminó por convencer a la DUDA, e incluso
a la APATÍA, a la que nunca le interesaba nada.
Pero no todos quisieron participar… la VERDAD prefirió no
esconderse, ¿para qué? si al final siempre la hallaban, y la
SOBERBIA opinó que era un juego muy tonto (en el fondo lo que
le molestaba era que la idea no hubiese sido de ella) y la
COBARDÍA prefirió no arriesgarse…
– Uno, dos, tres… -comenzó a contar la LOCURA.
La primera en esconderse fue la PEREZA, que como siempre se
dejó caer tras la primera piedra del camino, la FE subió al
cielo y la ENVIDIA se escondió tras la sombra del TRIUNFO
que con su propio esfuerzo había logrado subir a la copa del
árbol más alto.
La GENEROSIDAD casi no alcanzaba a esconderse, cada sitio que
hallaba le parecía maravilloso para alguno de sus amigos…
¿Que si un lago cristalino?, ideal para la BELLEZA.
¿Que si la hendija de un árbol?, perfecto para la TIMIDEZ.
¿Que si el vuelo de la mariposa?, lo mejor para la VOLUPTUOSIDAD.
¿Que si una ráfaga de viento?, magnífico para la LIBERTAD…
Así, la GENEROSIDAD terminó por ocultarse en un rayito de sol.
El EGOÍSMO en cambio, encontró un sitio muy bueno desde el
principio, ventilado, cómodo… pero sólo para él.
La MENTIRA se escondió en el fondo de los océanos (mentira,
en realidad se escondió detrás del arco iris, y la PASIÓN y
el DESEO en el centro de los volcanes.
El OLVIDO… se me olvidó dónde se escondió… pero eso no es
lo importante.
Cuando la LOCURA contaba 999.999, el AMOR aún no había
encontrado sitio para esconderse, pues todo se encontraba
ocupado… hasta que divisó un rosal… y enternecido
decidió esconderse entre sus flores.
– ¡¡¡Un millón!!!- contó la LOCURA y comenzó a buscar. La primera en aparecer fue la PEREZA, sólo a tres pasos de
una piedra. Después se escuchó la FE discutiendo con Dios
en el cielo sobre Zoología… A la PASIÓN y al DESEO los sintió
en el vibrar de los volcanes. En un descuido encontró la
ENVIDIA y, claro, pudo deducir dónde estaba el TRIUNFO.
El EGOÍSMO no tuvo ni que buscarlo. Él solito salió disparado
de su escondite que había resultado ser un nido de avispas.
De tanto caminar sintió sed y al acercarse al lago descubrió
a la BELLEZA y con la DUDA resultó más fácil todavía, pues
la encontró sentada sobre una cerca sin decidir aún de que
lado esconderse…
Así fue encontrando a todos… al TALENTO entre la hierba
fresca, a la ANGUSTIA en una oscura cueva, a la MENTIRA
detrás del arcoiris… (mentira, si ella estaba en el fondo
del océano) y hasta al OLVIDO… que ya se le había olvidado
que estaba jugando a las escondidas… pero sólo el AMOR no
aparecía por ningún sitio.
La LOCURA buscó detrás de cada árbol, bajo cada arroyuelo del
planeta, en la cima de las montañas… y cuando estaba dándose
por vencida divisó un rosal y sus rosas… Y tomó una horquilla
y comenzó a mover las ramas. De pronto un doloroso grito
se escuchó… Las espinas habían herido en los ojos al AMOR;
la LOCURA no sabía qué hacer para disculparse…lloró, rogó,
imploró, pidió perdón y hasta prometió ser su lazarillo.
Desde entonces, desde que por primera vez se jugó a las
escondidas en la Tierra, EL AMOR ES CIEGO Y LA LOCURA SIEMPRE LO ACOMPAÑA.

Compartir:
Continuar Leyendo

Columnista

Proyecto “CCC”

Publicado

en

Urge trabajar sobre solidaridad y fraternidad.

César Graciano Calvario
cesargracianoc@yahoo.com.mx
Diversas manifestaciones sociales vienen mostrando que la creación de una “nueva normalidad” deberá ser atendida por las dirigencias nacionales, con una visión humanista integral, y no solo mediante las necesarias disposiciones para asegurar el orden y la organización de la participación ciudadana en el control de la pandemia. Las expresiones de violencia, desquiciamiento, esquizofrenia, derivadas de la presión a que hemos estado sometidos, empezando con el confinamiento y seguido de las diferentes medidas restrictivas de la movilidad, el comercio, el trabajo, la atención de necesidades que son básicas y en ocasiones urgentes para algunos de nosotros, ha empezado a pasar facturas preocupantes.

Para tener una idea de lo que se nos viene los siguientes días, semanas, meses, atendamos los casos de violencia extrema ejercida por la policía sobre ciudadanos, quizá también aplastados por la desesperación, pero que no merecen ser prácticamente ejecutados por los primeros. La prensa mundial ha estado muy ocupada en días recientes por la ejecución de un afroamericano en los USA. Pero también la prensa mexicana ha dado cuenta de similares casos en Guanajuato, Jalisco, Baja California. En los USA, las masivas manifestaciones que se han desatado en todo ese territorio, puede puede ser la gota que derrame el vaso de las complicaciones del gobierno de Donald Trump. En México parece que aún no se llega al punto de considerar la importancia vital del tema para evitar el desbordamiento social.

Aquí en tabasco dichas manifestaciones no han llegado a esos extremos, pero la posibilidad se encuentra latente. Como en cualquier otro lugar del país. Ya se han dado episodios de enfrentamiento entre policía y ciudadanos a quienes se llama la atención por no observar las sencillas reglas dispuestas para evitar la expansión de la pandemia. Pero no ha pasado a mayores. Aun así, es pertinente poner atención en los escenarios futuros. Para preparar mejor a las fuerzas policiacas y también para culturizar, hacer conciencia de responsabilidad social entre la ciudadanía.

Aún hay mucha gente para lo cual es suficiente con guardar sana distancia, traer cubrebocas y lavarse las manos, para decir que se está en el camino a la “nueva normalidad”. Con las aglomeraciones de siempre; si acaso portando alguna tela recortada a manera de cubreboca, y lavándose las manos cuando se los piden al accesar a los centros y establecimientos comerciales, oficinas públicas, etc. También, sin estar dispuestos a respetar las estrictas indicaciones de la autoridad.

Las complicaciones que se prevén son muchas. Todas relacionadas con la falta de una cultura ciudadana solidaria y participativa. Además de la permanente capacitación del personal oficial encargado de guardar el orden. ¿Tendremos tiempo de corregir adecuadamente?

… a pie de carretera
Juan Manuel Fócil
¡Otro damnificado! Quien lo iba a decir. Que por andar de tiempo completo aquí en Tabasco, en sus “ruedas de prensa”, con sus peroratas y sus rollos infumables, y el peregrino propósito de echar al palenque de las próximas elecciones a su partido suyo-suyito, de su propiedad, para que le asegure alguna otra ventanilla de cobros quincenales, de cualquier nivel, ¡pero seguros!; por andar de aventurero, se olvidó de sus asociados perredistas en el Senado, los dejó a su suerte, y al ir estos emigrando poco a poco -a Morena, principalmente- su fracción parlamentaria se fue reduciendo hasta el grado que ya solo quedan el Manceras y él. Fócil. Creo. Por lo que el pasado martes la paisana Mónica Fernández, presidente de la mesa directiva del Senado de la República, les notificó la desaparición de esa fracción legislativa perredista, su desalojamiento y el retiro de las prebendas y prestaciones que tenían.
¿A dónde se irá a refugiar Fócil ahora? Seguro al PAN. Doble contra sencillo.

Ya no sabemos si cuidarnos de la inundación o del COVID 19. Lo primero es no perder serenidad y paciencia. No aflojemos la disciplina adquirida contra el virus, y con la misma, vayamos tapando una por una nuestras goteras. O desaguando. Pensemos en los motivos que tenemos para alegrarnos, y tomemos un descanso, reposemos. Cafecito, panecito, peliculita ¡eso es todo! Regresaré a buscarle el próximo martes SDQ. Aburrrrrrrrr

Facebook cesar.stone@yahoo.com.mx
Twitter
@CsarGraciano

Compartir:
Continuar Leyendo

MINUTO A MINUTO

DIRECTORIO - HISTORIA - PRIVACIDAD



Copyright © 2019 Rumbo Nuevo, El Diario de la Vida Tabasqueña Ramón Galguera Noverola #107 Col. Reforma C.P. 86080 Villahermosa, Tabasco, México