Connect with us

Anexo Político

DIF recibe respaldo solidario. Apoyo incondicional a tabasqueños: Dea Isabel Estrada de López

Publicado

en

*El gobernador Adán Augusto atento a que la ayuda llegue a todas las zonas afectadas.
*No les vamos a fallar, el DIF trabaja para todos.
*Es momento de ayudar, llama la presidenta de ese organismo a tender la mano a quienes necesitan.

Luis Ruiz Sandoval Frade
Rumbo Nuevo
Ante la emergencia y la contingencia que se vive en Tabasco, la respuesta inmediata para atender a los afectados con espacios, alimentos, ayuda psicológica, así como un refugio, de inmediato el sistema DIF Tabasco que preside la señora Dea Isabel Estrada de López, ordenó habilitar tres albergues dentro de la ciudad de Villahermosa, así como un centro de recaudación de víveres, ropa y productos para atender la emergencia lo más pronto posible, con acciones concretas para los que requieren este apoyo.

Por ello, ante la situación que vive Tabasco en estos momentos, donde con lluvias intensas y un desfogue de la presa Peñitas en los últimos días, lo cual afectó a más de 10 municipios tabasqueños, quienes resultaron afectadas decenas de comunidades y miles de personas tienen problemas, el sistema DIF Tabasco de inmediato realizó las actividades inherentes y necesarias para atender a las cientos de familias, que en estos momentos se quedaban sin nada, con el agua en sus casas, por lo cual la ayuda era prioritaria e inmediata, y ello se plasmó en estas acciones.

Por lo cual, el sistema DIF Tabasco que preside la señora Dea Isabel Estrada de López, habilitó en primera instancia el Cendi Julieta Campos, que se encuentren en la colonia Espejo, donde fue el primero para albergar a las personas, quien prestó el mismo servicio en la primera anegación, y quien esté recibiendo, sobre todo, personas de la zona de Gaviotas, quienes llegaron a este sitio para buscar el refugio que se les otorgó, así como alimentación, atención médica psicológica y entretenimiento para estar bien en todos los aspectos.

Pero al incrementarse el número de comunidades afectadas al paso de los días, de inmediato el Sistema DIF habilitó el Cendi Eva Sámano de López Mateos, que se localiza en la colonia El Águila, también fue instalado para atender a las personas que lamentablemente se encuentran sus casas bajo el agua, ello por el caudal del líquido que pasó a sus comunidades, donde también la atención es de primera, con todos los servicios, para que estas personas, ante el posible trauma que traen porque están perdiendo todos, tengan la posibilidad de tener horas y días de tranquilidad.

Además, juntó con la Secretaría de Defensa Nacional y la implementación de plan DNIII, y en el estacionamiento del sótano del complejo Galerías en Tabasco 2000, el sistema DIF Tabasco también implementó un albergue, donde existe una mayor capacidad para cerca de 400 personas en primera instancia y posteriormente, en un segundo piso, el cual ya se encuentra listo para albergar una cantidad igual, se está capacitado en todos los ramos para atender esta emergencia que se tiene en Tabasco.

Es por ello, que la respuesta inmediata y pronta del Sistema DIF Tabasco que preside la señora Dea Isabel Estrada de López, fue oportuna, sobre todo en busca atenuar un poco los daños que se tienen en las comunidades derivado a estas anegaciones, para darle cobijo, alimentación y salud a quienes, lamentablemente están padeciendo estas inundaciones.

Sin fecha para decir que esto ya terminó, el sistema DIF Tabasco está trabajando las 24 horas en estos tres albergues, así como en el centro Alas para recaudar víveres, con la finalidad de estar entregando los mismos a estos sitios para que la gente tenga todo lo necesario, para estar tranquilos.

Es por ello, que de nueva cuenta el voluntariado del sistema DIF Tabasco se encuentra al frente de la operación en el salón Alas, que es un centro de recaudación de víveres, ropa, materiales, para poder llevarlos a los albergues y que ha tenido una excelente respuesta, no solamente por los voluntariados de las diversas dependencias, sino por la sociedad civil, así como de otras entidades quienes han estado mandando tráiler, y se menciona que son cerca de 70 toneladas los que se ha recaudado para el beneficio de la gente que se encuentra albergada.
Por lo cual, dentro de sus estatutos del sistema DIF Tabasco se encuentra el apoyar a quienes más lo necesitan, a quienes lo requieran, y esa premisa se aplica de manera directa durante estas contingencias, donde de forma pronta y expedita, se llevó a cabo la instalación de estos albergues para apoyar a la gente, para que los ciudadanos que lamentablemente perdieron todo por la anegación, tengan un espacio de tranquilidad, en donde los alimentos no les hagan falta, además de la atención psicológica, pero sobre todo, buscar que se encuentren tranquilos y en paz.

Acciones en favor de la sociedad
En el Cendi Eva Sámano de López Mateos que se localiza en la colonia El Águila, la encargada del mismo, Patricia Zamora, quien se encuentra en la oficina de atención para personas con capacidad auditiva, dejó en claro que ahí se encuentran en estos momentos 77 albergados, sobre todo de la zona de Gaviotas, Monal, Torno Largo, de los cuales son 20 familias, 43 hombres, 34 mujeres y 18 niños, en donde existe un probable caso de Covid, el cual está aislado completamente.

Indicó que se les ofrece las tres comidas calientes por parte de la Secretaría de la Defensa Nacional, quién prepara los alimentos siempre nutritivos para el total de personas.

Señaló que también existe atención médica permanente, además psicológica por la situación que tienen ellos por perder todo durante estas anegaciones.

Destacó que las personas pueden salir porque tienen que ir a trabajar o ver sus hogares, pero tiene que regresar porque esta cierra las 9 de la noche y que ante la situación, se busca que sea menos complicada para ellos, ya que al no tener un hogar, se tiene que realizar acciones para evitar una depresión, estrés y a los menores darles terapia y sobre todo entretenimiento para que salgan adelante.

Ante esto, la encargada Patricia Zamora dejó en claro que en el Cendi Eva Sámano de López Mateos, se encuentran en su totalidad 77 personas, esto para que tengan una excelente atención, no pueden recibir más, pero además se busca que estas personas se encuentren tranquilas. Por ello, el sistema DIF Tabasco trabajo fuertemente para que todo esto se encuentra en plena tranquilidad y con los apoyos suficientes.

Albergue en Galerías Tabasco, en buenas condiciones
Por otra parte, el albergue que se localiza en el sótano del estacionamiento del complejo de Galerías en Tabasco, el encargado del mismo, Orlando Eduardo Hanssen Carrión, director del Centro de Rehabilitación y Educación Especial del DIF Tabasco, informó que una de las principales instrucciones de la presidenta del organismo, Dea Isabel Estrada de López, es que el albergue brinde garantía de salubridad e higiene, desde que se entra, sobre todo para reducir al mínimo el riesgo de contagio de Covid-19.

Por ello, en condiciones salubres, en estos momentos se tienen más de 350 personas se atienden en albergue de Galerías Tabasco, donde pueden llegar hasta 400, y se terminó de habilitar otro espacio similar con la misma cantidad de gente, si es necesario.

Las familias se encuentran alojadas sin hacinamiento, a una distancia de tres metros de distancia, Además, se vigila el cumplimiento de las medidas sanitarias contra el Covid-19, desde la entrada

Indicó, que el Sistema DIF Tabasco continúa atendiendo cada día a más gente damnificada por las inundaciones en condiciones óptimas de higiene y alimentación, por ello, el albergue localizado en el estacionamiento de Galerías Tabasco, cumple con todo, como es una distancia de al menos tres metros, entre cada familia.

En este sitio, el pasado martes se contaba con 278 personas que en su mayoría habían arribado por la creciente del río Grijalva en las colonias Gaviotas Norte y Sur, como de la zona de Casa Blanca, afectadas por el desbordamiento de la laguna “El Negro”, pero la cifra ascendió a 356.

El albergue que fue instalado desde el pasado viernes, se pudo observar que hay familias completas que llegaron procedentes de las colonias Gaviotas Sur, de los sectores Armenia, Coquito, Monal y La Manga, mismo que se encuentran en un ambiente de calma y orden.

Además, se constató que no hay hacinamiento alguno, debido a que el personal del DIF dispuso que cada familia se encuentre alojada a una distancia de al menos tres metros con respecto a otra.

A diferencia de otras contingencias, al adulto mayor o la persona con alguna enfermedad, se le proporciona una cama para que descansen, en tanto que al resto de los damnificados, se les apoya con colchonetas.

Todo ello, además de la alimentación nutritiva, de tres raciones al día, que se les brinda a las familias en un comedor; dotación de insumos de aseo personal y de limpieza, como del servicio de regaderas.

El encargado dijo que “solicitamos lavado completo de manos, hacemos aspersión para desinfección de las personas que llegan por primera vez y también las que salen por algún motivo y vuelven a ingresar al albergue, se les hace también ese proceso de desinfección”, comentó.

Hanssen Carrión mencionó que en el albergue se cuenta con personal de la Secretaría de Salud para que además de la atención a cualquier otra enfermedad, se vigile que las familias alojadas cumplan con las recomendaciones de prevención del Covid-19, como lo es el uso del cubrebocas.

Para la supervisión de estas medidas sanitarias, destacó que el personal realiza recorridos por el albergue. “Tenemos rondines continuos para solicitar que las personas porten sus cubre bocas en todo momento, esto es quizás de las cosas más complicadas porque a veces se lo quitan para estar en el módulo que tengan asignado y todo esto; entonces, al final de cuentas, mantenemos un control continuo de todo esto para evitar precisamente posibles contagios”, sostuvo el funcionario del DIF.

Y en este albergue también se realizan actividades recreativas para los niños y en especial para aquellos con alguna discapacidad. “Tenemos el apoyo de Secretaría de Salud, el albergue lo coordina DIF Tabasco con Sedena, pero la Secretaría de Salud nos ha brindado un gran apoyo mandándonos médicos, brigadas de distintos tipos para estar verificando la salud”, añadió.

Destacó el invaluable apoyo que han recibido por parte de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), el Instituto de Protección Civil del Estado Tabasco (IPCET) y de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC).

Sobre las camas en el albergue, que es un distintivo de la atención del DIF brindada ahora a los damnificados, Hanssen Carrión precisó que son destinadas a los adultos mayores que en particular padecen alguna enfermedad crónica.

“Tenemos un área para manejos crónicos, en el caso de los adultos mayores, ahorita estamos implementando para darles camas especiales para ellos, no colchonetas, como le estamos dando a la población general y así, evitarles que tengan incomodidad. Estamos en procesos de ir evaluando cada una de las personas a las cuales requieran ese tipo de apoyo”, expuso.

Hanssen Carrión destacó además que a las familias alojadas se les brinda atención médica, alimentación nutritiva, así como insumos de aseo personal y de limpieza.

Añadió que se cuenta con personal del DIF para servicios de psicología, pedagogía, e incluso, el de la Marina apoya en puericultura y en coordinación, ambos organizan diversas actividades para evitar el estrés de las familias por haber sufrido un desastre natural.

El tabasqueño se solidariza
La secretaria ejecutiva del Voluntariado del Sistema DIF Tabasco, Noris Narváez Córdova, a cargo del centro de recaudación de víveres, ropa y demás en el salón Alas, dejó en claro que el tabasqueño se une en estos momentos, y la respuesta es positiva para hacer llegar a quienes lo necesitan, estos productos.

Por ello, el Sistema DIF Tabasco agradeció la suma desinteresada de la iniciativa privada y de la sociedad civil organizada que participan en la recolección de víveres para el Centro de Acopio instalado por el organismo asistencial en el Salón Alas.

La titular de la Secretaría Ejecutiva del Voluntariado, Noris Narváez Córdova, informó que se inició la distribución de los insumos básicos que forman parte de los donativos en favor de las familias que atraviesan momentos difíciles a causa de las inundaciones.

Indicó que a través de esta iniciativa impulsada por la presidenta del organismo asistencial, Dea Isabel Estrada de López, se privilegia la ayuda a los tabasqueños cuyas viviendas resultaron inundadas y se encuentran en refugios temporales.

Exhortó a sumar esfuerzos para salir delante de esta emergencia y continuar aportando víveres y productos de primera necesidad, que en estos momentos son de gran beneficio para la población damnificada.

“Hacemos un llamado a seguir siendo solidarios con los hermanos tabasqueños que pasan esta situación tan difícil”, exhortó Narváez Córdova al señalar que la respuesta de la ciudadanía ha sido positiva, así como la de estados vecinos.

Recordó que el Centro de Acopio se encuentra ubicado en el salón Alas en la avenida Heroico Colegio Militar sin número y que en estos momentos lo prioritario son sábanas, cobertores, toallas, ropa y calzado en buen estado y limpio; así como pañales de niño y adulto.

Dijo que en un horario de 9 de la mañana a 5 de la tarde, también reciben alimentos no perecederos; granos como arroz, frijol y lentejas, agua purificada, productos de limpieza y de higiene personal. También pueden llevar cubre bocas, alcohol en gel, leche en polvo, pañales y otros artículos de primera necesidad.

“Las necesidades han ido surgiendo tanto en los albergues como con las personas que se encuentran refugiadas con familiares y en orilla de carretera que no quieren abandonar sus casas por temor a que lo poco que les queden”, añadió Noris Narváez.

Indicó que la población afectada tiene garantizada la ayuda humanitaria y que esta llegará directamente a sus manos y sin intermediarios. “Nosotros vamos y con apoyo de los voluntarios entregamos los donativos”, indicó.

Destacó que se tienen hasta este momento 70 toneladas de productos que están llegando de diversas entidades, sumando la voluntad de apoyar a quienes se encuentra en problemas.

Cumple cendi Julieta Campos con atención
Y el primer albergue que se instaló, fue el Cendi Julieta Campos, en la zona del Espejo, en donde Dennis Segura, de servicios alimentarios del DIF, destacó que cuentan con 115 albergados, la cifra que pueden esperar, donde se les atiende con prontitud.

Por ello, el Sistema DIF Tabasco habilitó las instalaciones del Centro Atención Infantil (CAI) “Julieta Campos de González Pedrero” como refugio temporal para la atención de familias afectadas por las inundaciones.

Con apoyo de elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), el organismo brinda con todas las medidas de higiene, en este momento asistencia alimentaria a 58 personas, entre ellos mujeres, hombres, niños y personas de la tercera edad que por motivo de las lluvias tuvieron que abandonar sus hogares.

Se precisó que personal de la Secretaría de Salud se encuentra en este inmueble ubicado en la avenida Prolongación 27 de Febrero, colonia Espejo 1, para otorgar atención médica y psicológica.

Para mantener entretenidos a los niños y adolescentes que se encuentran en el albergue, con la ayuda de trabajadores y voluntarios del DIF, se ofrecen diversas actividades recreativas.

Además cuenta con el apoyo de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) y del Instituto de Protección Civil del Estado de Tabasco (IPCET) quienes mantienen resguardo el refugio temporal que tiene capacidad para atender a 115 personas.

Y se reitera su compromiso de estar atento a las necesidades de la población vulnerable y brindar el apoyo que requieran los damnificados que se encuentran en el lugar para que no les falte nada en tanto regresan a sus hogares.

Compartir:
Continuar Leyendo

Anexo Político

Por un mejor Tabasco. El pueblo está por encima de todo

Publicado

en

Tras inundaciones, se ha actuado con responsabilidad, afirmó el presidente López Obrador

Luis Enrique Martínez
Rumbo Nuevo
Cuando el Mono Sagrado (Usumacinta), el río más caudaloso de México mantiene en la zozobra a los habitantes de las zonas bajas de la región de los ríos, una vez más la voz de la nación emerge para refrendar el compromiso con Tabasco: “Voy a firmar esta semana un decreto de protección a la población civil en todo lo relacionado con el manejo de las cuatro hidroeléctricas…”, confirmó este lunes el presidente Andrés Manuel López Obrador desde la mañanera en Palacio Nacional.

“Lo más importante es que no se pierdan vidas humanas. Lo material se repone, lo más importante es la vida. Vamos saliendo adelante”, había dicho el sábado 14 cuando realizó su segunda gira consecutiva a la entidad en un mes ante la inundación 2020, cuyos estragos superan en lo material como en pérdidas de vida humana a los originados por los torrenciales aguaceros de la primera semana de octubre: “Lo mejor es que estamos sumando voluntades, esfuerzos, recursos para apoyar con el gobernador Adán Augusto López Hernández a la población damnificada, aseguró en aquella fecha.

De acuerdo a los pronósticos meteorológicos, la temporada de huracanes y de frentes fríos todavía no acaba. En sus programadas presencias, abrirán treguas a la población. De ahí que la colaboración interinstitucional entre los tres niveles de gobierno sea prioritaria y necesaria para responder de inmediato a la demanda de los miles de damnificados de la inundación de uno de los otoños más crueles registrados en las primeras décadas del siglo 21. Quizá con efectos más devastadores que los originados en 2007.

Por eso y más es que Tabasco y el sureste en general sigue siendo parte de las conferencias de prensa matutinas del titular del Ejecutivo Federal. Este lunes 23 no fue la excepción. En medio de las respuestas a las preguntas de la prensa, y cuando revisaba el comportamiento de las instituciones financieras internacionales como el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional, el presidente López Obrador si refirió a El Mono Sagrado, significado en maya del vocablo Usumacinta.

National Geographic en español anota que “si fuera posible viajar en el tiempo al navegar el río Usumacinta, nos llevaría a recorrer la historia de la cultura maya. A lo largo del trayecto observaríamos remeros mayas transportando algodón, sal, obsidiana, jade y ámbar, entre otros objetos.

“Sin embargo, hoy día esta travesía aún nos muestra a una cultura maya viva y su mestizaje, sobre todo nos invita a disfrutar de la naturaleza. Usumacinta significa Mono Sagrado y es el río más caudaloso de México, nace en la desembocadura de los ríos Lacantún, Salinas-Chixoy y La Pasión, desciende formando una frontera natural entre Guatemala y Chiapas y corre hasta alcanzar su desembocadura en el Golfo de México…”

Así es. Por estos aciagos días, la creciente del Mono Sagrado envuelve en la incertidumbre a generaciones que han crecido con la postal del río como parte de la vida en los municipios de Balancán, Emiliano Zapata, Jonuta, Tenosique y Centla, este último el final del recorrido del caudal para depositar sus aguas en el mar. De la admiración diaria de la naturaleza, la población vecina vive hoy no algo desconocido porque así lo vivieron padres y abuelos, ancestros que así narraron sus vivencias con el caudal, pero si dramático por los daños que ocasione su desbordamiento. Para disminuir tal angustia del paisanaje, el presidente López Obrador volvió a referirse al Usumacinta como el Mono Sagrado dejando, otra vez, boquiabiertos a la prensa metropolitana. Esta es la voz de la nación:

“(…) Aquí aprovecho para decirles a mis paisanos que ya se inició la entrega de despensas, esto con el Plan Marina y con el Plan DN-III, para que le llegue a los que lo necesitan.

Luego, va a haber un apoyo, en la medida en que van bajando las aguas, para que se puedan limpiar las casas, desinfectar, fumigar, pintar, arreglar las casas. Va a haber un apoyo a cada familia que padeció o que sigue padeciendo de inundación.

Y luego viene una tercera etapa, que es la entrega de enseres domésticos, camas, estufas, refrigeradores, lo que perdieron.

Y luego vienen otros apoyos en lo que tiene que ver con actividades productivas, lo que tiene que ver con el bienestar.

Y las acciones de fondo para que se proteja a la población de las inundaciones, el dragado de los ríos que no se ha hecho en décadas, ya tenemos el recurso para la compra de dragas que van a estar desazolvando los ríos.

Voy a firmar esta semana un decreto de protección a la población civil en todo lo relacionado con el manejo de las cuatro hidroeléctricas, de las cuatro presas del río Grijalva, para que los vasos de esas presas se mantengan vacíos en temporadas de lluvia: septiembre, octubre, noviembre, diciembre, bueno, agosto, septiembre, octubre y noviembre básicamente.

Y otras acciones, pero tenemos los recursos; caminos que quedaron destruidos o van a quedar cuando bajen las aguas, en Veracruz, en Chiapas, en Tabasco, tenemos los fondos, decirle a la gente.

También, pues quisiéramos que ya no se siguiera padeciendo de las inundaciones, pero la naturaleza tiene sus propias leyes, sigue lloviendo mucho en Guatemala y ahora el problema lo tenemos por la creciente en el río Usumacinta, que es el río más grande de México; nace en Guatemala, en el Mono Sagrado, y está creciendo mucho, afectando la parte baja de Boca del Cerro, donde inicia el Bajo Usumacinta, municipios como Tenosique, Balancán, (Amiliano) Zapata, Centla (y Jonuta). Entonces, ahí está trabajando el Ejército la parte alta y la Marina en la parte baja, ayudando.

Ahí no hay ningún control hidráulico, no hay presas, es un río que no tiene ningún control hidráulico, entonces, está creciendo mucho. Estamos atentos, allá está la coordinadora de Protección Civil, allá está Blanca Jiménez, de Conagua. Y vamos a estar ayudando”.

No se inundó Villahermosa
El compromiso presidencial es de hechos. Acción, no palabras. Así lo ha demostrado tras las supervisiones de las zonas afectadas que ha realizado en los fines de semana del 7 al 15 de noviembre. También luego de hacer sobrevolar la Presa Peñitas, que hace unos días llegó a desfogar hasta 2 mil 100 metros cúbicos de agua por segundo.

En aquellos primeros días de angustia generalizada, el titular del Ejecutivo Federal aceptó que “en buena medida, cerrar la compuerta del Macayo parcialmente sirvió para que no se inundara por completo Villahermosa”; implicó, añadió, que menos personas resultaran afectadas.

Hay presupuesto para damnificados
Como en octubre lo había comprometido, el mandatario reiteró que ya se atienden a las personas damnificadas en la zona de Centla que aún padecen de la inundación debido al agua estancada. En Frontera, señaló que debido al alto nivel del río Usumacinta, la falta de presas y control, se realizarán desazolves para disminuirlo.

Igual como desde entonces, siguen acompañando en las acciones de auxilio a damnificados el gobernador López Hernández; los secretarios de la Marina, José Rafael Ojeda Durán y de la Defensa, Luis Cresencio Sandoval González y, además, la coordinadora nacional de Protección Civil, Laura Velázquez Alzúa, que lleva semanas en Tabasco representando y coordinando las acciones del Gobierno de México.

Cada presencia en público y privado, el presidente López Obrador no pierde la oportunidad de refrendar su compromiso con Tabasco, y también de atender a todas las personas damnificadas por las inundaciones en Tabasco, Chiapas y Veracruz.

“Como lo dije desde los primeros días (de noviembre): lo material se repone, lo que debemos de cuidar es la vida de las personas y en eso estamos”, expresó el sábado 14.

Durante la conferencia de prensa en un centro de acopio de Villahermosa, el mandatario indicó que en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2021 estarán garantizados los recursos para financiar la recuperación en las entidades federativas afectadas.

“Ya puedo informar que ha sido autorizado el presupuesto para el año próximo y ya tenemos disponibilidad de fondos para financiar todo el programa integral en beneficio de los afectados por inundaciones”, remarcó.

Tres días después, el martes 17, encabezaría otra reunión en Palacio Nacional con los gobernadores de Chiapas, Rutilio Escandón Cadenas y de Tabasco, Adán Augusto López Hernández, para dar continuidad a la elaboración de la estrategia de prevención y mitigación de inundaciones.

Al final de la reunión, se concluyó que la ayuda a damnificados incluiría reparación de daños en hogares e implementación de un programa de desarrollo urbano que contemplará la ampliación, mejoramiento y construcción de viviendas. Asimismo, el reforzamiento de la entrega de Programas Integrales de Bienestar en beneficio de la población que más los necesita.

“Cuando se tenga el plan integral lo vamos a dar a conocer porque estamos convocando a todos los involucrados, los que tienen que ver con el manejo del agua, de las presas, las dos secretarías que son fundamentales: la Secretaría de la Defensa y la Secretaría de Marina; la Secretaría de Desarrollo Urbano, la Secretaría de Bienestar, la Coordinación Nacional de Protección Civil y, repito, todo de acuerdo con los gobiernos de Chiapas, de Tabasco, en beneficio de la gente”, enfatizó.

Resaltó que a la respuesta del gobierno federal a través de la aplicación del Plan DN-III-E y el Plan Marina, se sumó el apoyo de empresarios y países como Rusia y Alemania, a los que agradeció el gesto de solidaridad. Informó que se han recaudado más de mil toneladas de alimentos, víveres y artículos de higiene.

El mandatario dijo que en todo momento existe coordinación con las administraciones estatales y municipales para hacer frente a la posible llegada de un nuevo huracán.

“Estuvimos evaluando la situación de las inundaciones, el comportamiento de los ríos, (…) afortunadamente están bajando los niveles de agua en prácticamente todos los ríos con excepción del río Usumacinta”, explicó.

Precisó que habrá un control estricto de las presas “porque no puede haber un interés particular, inclusive ningún interés de una empresa pública, por encima del interés del pueblo, de los mexicanos, de la protección de las personas. Eso está por encima de todo”.

Adelantó que permanecería en Tabasco y el domingo recorrería Centla, Nacajuca y Jalpa; también realizaría otro sobrevuelo en la Presa Peñitas. Posteriormente tendría una reunión en el aeropuerto de Tabasco donde consideró la posibilidad de brindar una actualización de información a representantes de los medios.

Aclaró que a diferencia de los sexenios anteriores, ahora se actúa con responsabilidad en la toma de decisiones, pensando en el bien de la gente, y no hay corrupción.

Previo al diálogo con periodistas, el presidente realizó un sobrevuelo por Tepetitán en Macuspana, Tabasco, y sostuvo un breve encuentro con el pueblo de a quienes dijo que “no les va a faltar el apoyo, Se comprometió a que, inmediatamente después de que pasen las inundaciones y se desinfecten las viviendas, habrá apoyos para adquirir enseres domésticos y se impulsarán mejoras a la infraestructura carretera.

Sumando voluntades
Durante su gira de trabajo por Tabasco para supervisar las acciones de atención a la población damnificada por las inundaciones, el presidente López Obrador visitó una cocina comunitaria en Macuspana instalada por la Secretaría de la Defensa Nacional como parte del Plan DN-III-E. Las instalaciones móviles tienen capacidad para 2 mil 600 raciones; de acuerdo con personal de la Sedena se elaboran diariamente mil 300 raciones de desayuno, comida y cena. Los elementos del Ejército se organizan en cuatro rutas de abastecimiento que salen a los albergues de Macuspana. Los alimentos que se brindan son balanceados. Este sábado, por ejemplo, el comedor comunitario servirá agua de horchata, sopa de pasta, arroz, barbacoa de res, frijoles refritos, tortillas y postre.

“Estamos en una gira hoy y mañana por Tabasco. Vamos a supervisar cómo se está apoyando a los damnificados. Afortunadamente están ya bajando los ríos, ya no estamos en la situación de hace unos días aunque está nublado, está lloviendo; hay un pronóstico de una nueva tormenta, un nuevo huracán que se está formando”, informó el mandatario.

Acompañado del secretario Cresencio Sandoval, sostuvo que el gobierno federal a través de las dependencias y en colaboración con los gobiernos estatales y municipales, trabaja para que exista el menor daño posible ante el crecimiento del río Usumacinta que pasa por Tenosique, Balancán, Emiliano Zapata y desemboca en Frontera, zona que actualmente está inundada.

El presidente se reunió con familias de damnificados en una escuela primaria de Macuspana, donde actualmente pernoctan 147 personas de tres colonias. Agradeció los donativos de víveres y medicamentos a la población que envían organizaciones, países y empresas en un acto de solidaridad y fraternidad. Destacó el trabajo conjunto de sociedad, promotores de salud, Servidores de la Nación adscritos a la Secretaría de Bienestar, personal de la Coordinación Nacional de Protección Civil y la Secretaría de la Defensa Nacional.

“Lo mejor es que estamos sumando voluntades, esfuerzos, recursos para apoyar con el gobernador del estado de Tabasco”, dijo.

Luego resaltó que la empresa Maseca envió tres tortillerías móviles a Tabasco, las cuales se instalaron en Teapa, Nacajuca y Macuspana; en este municipio la producción es cercana a los 400 kilos diarios. Por esta acción expresó su agradecimiento al presidente del Consejo de Administración y Director General de Gruma y Gimsa, Juan Antonio González Moreno.

Estamos ayudando a los gobiernos estatales y contamos con el apoyo de todas las dependencias federales, afirmó sobre las acciones para hacer frente a las inundaciones en Chiapas, Tabasco y Veracruz que se registran en noviembre.

“Lo más importante es que no se pierdan vidas humanas. Lo material se repone, lo más importante es la vida. Vamos saliendo adelante”, aseveró.

Peñitas, otra vez Peñitas
La Coordinación Nacional de Protección Civil dirige a todas las dependencias del gobierno federal, entre las que también se encuentran la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua). Los gobiernos de la Ciudad de México, Morelos y Puebla apoyaron a Tabasco, Veracruz y Chiapas con el envío de equipos especiales para sustraer el agua.

En su visita del 7 de noviembre, López Obrador dijo que en Tabasco la lluvia (de aquellos días) alcanzó volúmenes históricos y celebró que las precipitaciones se redujeron considerablemente; al mismo tiempo, comentó que el pronóstico para los siguientes días es la disminución del potencial de lluvias.

Explicó que durante el fin de semana la situación se tornó complicada debido a que la presa Peñitas se llenó completamente y el agua de las inundaciones tarda en salir al mar por la desembocadura de los ríos.

“Hubo una precipitación de 3 mil 500 metros cúbicos por segundo. A las 6 de la mañana del sábado. Eso me llevó a tomar la decisión de trasladarme al estado porque se tenía que desfogar la presa y toda esa agua iba a causar muchos daños. Además, había que tomar la decisión de soltar agua porque se tenía el riesgo de que la presa se reventara”, apuntó.

Reconoció el trabajo de los técnicos y especialistas de la CFE y la Conagua, con quienes “se hicieron buenos cálculos, se decidió una extracción hasta de 2 mil 500 metros cúbicos por segundo para poder bajar el llenado del vaso de la presa. Se acordó, y eso fue muy bueno, que se hiciera de manera gradual, que se le avisara a la población río abajo del Samaria para que buscara refugios, albergues, trasladarse a las zonas altas”.

Indicó que se logró reducir a 2 mil 100 metros cúbicos en dos horas y a partir de eso ahora ingresan alrededor de mil 500 metros cúbicos por segundo.

En su oportunidad, la coordinadora Nacional de Protección Civil dijo que las acciones de atención a la población iniciaron hace un mes. Hasta este día se tienen 236 refugios temporales con cerca de 9 mil personas. Precisó que estos fenómenos son resultado de la entrada del Frente Frío no. 11, el cual afecta a Chiapas, Tabasco, Veracruz y Quintana Roo.

De 17 municipios de la entidad, 13 tienen afectaciones severas. Entre los daños en materia de infraestructura destacan cuatro puentes caídos, 33 cortes carreteros, siete deslizamientos de tierra, cinco árboles caídos y ocho corrientes desbordadas.

A damnificados no faltará nada
En su segundo día de gira para atender a los afectados, el presidente López Obrador aseguró que aun cuando ya no existe el Fondo para la Atención de Emergencias (Fonden), hay recursos garantizados para apoyar a damnificados. Recordó que se está aplicando el Plan DN-III-E y el Plan Marina para auxiliar a la población; asimismo, la Secretaría de Bienestar realiza censos con el objetivo de detectar a las familias damnificadas.

El jefe del Ejecutivo pidió a la población permanecer en los albergues y se comprometió a que no les faltará lo necesario. Reafirmó que “lo material se repone; lo que hay que cuidar es la vida. Yo nunca voy a dejar de apoyar a mis paisanos y todos los mexicanos en desgracia. El gobierno tiene que darle atención especial a los que más lo necesitan, eso es la justicia”.

“Una lluvia histórica en todo Tabasco. Llovió en la región de los ríos. El Usumacinta, que es el río más grande de México, está creciendo, aumentando mucho su volumen. Afortunadamente no ha desbordado, no se ha salido de cause. Donde sí ha habido mucho problema es en el río Tulijá, que nace en las cascadas de Agua Azul en Chiapas y baja, pasa por Macuspana, pasa por Tepetitán. Ese río se une a otro que creció muchísimo porque llovió mucho en la sierra de Chiapas y de Tabasco, que es el río Puxcatán, inundó Macuspana”, explicó el mandatario.

Destacó que en algunas colonias de ese municipio las inundaciones alcanzaron metro y medio de profundidad y se ha podido salvar a la mayoría de las personas. Hasta este día se tiene reporte de cinco personas fallecidas.

Lo principal es no perder vidas
Estamos trabajando para atender a los damnificados; lo principal es cuidar que nadie sufra, que nadie pierda la vida, eso es lo más importante. El pueblo de Tabasco cuenta con el gobierno de la República. No van a faltar recursos para apoyar con enseres, con vivienda, a los productores y que haya bienestar, refrendó el presidente López Obrador en cada encuentro con sus paisanos.
El jefe del Ejecutivo adelantó que la elaboración y pronta aplicación de un plan que resuelva de fondo el problema de las recurrentes inundaciones en las zonas bajas de la entidad. La estrategia incluye la realización de bordos, el desazolve de ríos y la adquisición de dragas, que operará la Secretaría de Marina.

Indicó que mediante un decreto presidencial se resolverá que se controlen y no permanezcan llenas las presas e hidroeléctricas del Río Grijalva, particularmente en meses de lluvia —septiembre, octubre y noviembre—, como medida preventiva.

“Esto va a significar que se turbine constantemente para que no se acumule tanta agua en los vasos de las presas y que haya despacho de la energía eléctrica porque a veces no se turbina para darle preferencia a las empresas particulares que venden energía a la CFE”, explicó.

El plan integral también significa reforzar la entrega de Programas Integrales de Bienestar e invertir recursos en acciones de desarrollo urbano: introducción de drenaje, agua potable y cárcamos, así como construcción de vivienda, precisó el mandatario.

“Tengo ya un diagnóstico de la situación y por eso puedo decir que vamos a ir saliendo, vamos a ir resolviendo. (…) Tengan confianza que todo el que está padeciendo, sufriendo, afectado por la inundación va a recibir apoyo. Este es un gobierno del pueblo, para el pueblo y por el pueblo. (…) No hace falta que haya protestas, estamos pendientes para que nadie se quede sin ser atendido. Esa es mi palabra”, enfatizó.

Instruyó a Velázquez Alzúa permanecer en Tabasco coordinando las acciones y atendiendo a toda la población. Aseguró que la Secretaría de Bienestar entregará apoyos de manera directa y sin intermediarios a los afectados.

Asimismo, las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina instalaron cocinas móviles para brindar alimentos calientes a personas damnificadas y ambas dependencias entregan despensas con el acompañamiento de la Coordinación Nacional de Protección Civil y el gobierno estatal.

“Decir a mis paisanos que estamos atentos y que no están solos, que el Gobierno de la República apoya al pueblo de Tabasco sobre todo en circunstancias como esta que se está padeciendo, se está sufriendo”, expresó.

Luego de su arribo para atender la emergencia por las inundaciones derivadas del paso de los huracanes Delta y Eta, el jefe del Ejecutivo supervisaría desde las alturas el vaso regulador de la presa Peñitas. Mostraría que el vaso regulador está completamente lleno e informó que se realiza el desfogue de forma cuidadosa para impedir que se agudicen las afectaciones en las zonas bajas de la entidad.

“Me preocupó bastante. Afortunadamente hicimos un sobrevuelo, estuvimos en Peñitas, en Macayo; estuvimos en los municipios de La Chontalpa, esto es en Huimanguillo; en Cárdenas, en Cunduacán, en Jalpa, en Nacajuca, en las zonas más bajas y ya ha dejado de llover en la zona de Peñitas, ya el ingreso de agua es menor y por lo mismo se está ya reduciendo el volumen de desfogue de la presa que llegó a estar en 2 mil 100 metros cúbicos por segundo y en el último reporte que tenemos ya disminuyó considerablemente a mil 800 metros cúbicos por segundo”, refirió.

El presidente López Obrador había suspendido la gira de trabajo por Sinaloa y Nayarit que tenía programada aquel fin de semana para trasladarse a Tabasco y supervisar las acciones dedicadas a atender la emergencia derivada del desbordamiento de ríos y presas por el paso los huracanes Eta y Delta.

Encabezaría una reunión urgente del Gabinete de Seguridad en Tabasco. En un mensaje expuso que la madrugada de este sábado (14) la Presa Peñitas recibió hasta 3 mil 500 metros cúbicos por segundo tras precipitaciones “nunca antes vistas desde que se tiene esta presa”.

“Está completamente llena y se tuvo que aumentar el volumen de desfogue. Estaba en mil 500 metros cúbicos y aumentó a 2 mil metros cúbicos y de ahí se está proponiendo aumentar todavía más a 2 mil 500 metros cúbicos por segundo y toda esta agua inunda la planicie en Tabasco y hay zonas que están prácticamente en el nivel del mar. Son como ollas, afecta mucho este desfogue; estamos procurando que se cause el menor daño posible y sobre todo buscando que no haya desgracias, pérdida de vidas humanas”, remarcó.

Hizo un llamado a la población de las zonas en riesgo para que acudieran a refugios temporales o con familiares que vivan en partes altas.

“Que piensen que lo más importante es la vida y que lo material se puede reponer y que nosotros vamos a ayudar a la gente que lo necesita, a los damnificados”, remarcó.

Compartir:
Continuar Leyendo

MINUTO A MINUTO

DIRECTORIO - PRIVACIDAD



Copyright © 2019 Rumbo Nuevo, El Diario de la Vida Tabasqueña Ramón Galguera Noverola #107 Col. Reforma C.P. 86080 Villahermosa, Tabasco, México