Connect with us

Columnista

Detrás del Telón

Publicado

en

“Cometer un error y no corregirlo ¡es otro error!
Confucio

Iván Aguirre Aguilar
Cuando niños, nos enseñaron a que, debíamos asumir nuestros desaciertos y yerros como medida de reflexión y rectificación para “ir normando” al ciudadano correcto. Por lo menos, así crecí yo, bajo “el esquema de enseñanza” que, en casa me inculcaron mis padres.

El paso de los años – sin temor a equivocación- habría de ser (lo es) ese “juez” que “nos sometiera a escrutinio” respecto de todo lo que hicimos o dejamos de hacer.

Lo anterior pues, viene a colación al referir de manera concreta lo que recientemente aconteció en lo del tema del “puente vial” que “enlaza” las Avenidas “Adolfo Ruíz Cortínez” y “Avenida Universidad”.

Válgase la explicación técnica que indica que “un distribuidor vial” contiene otros elementos para ser “clasificado” como tal, ya que incluye “trebol” o “tréboles” por citar y algunos otros puntos.

Surge una interrogante que versa en el sentido de conocer a fondo el porque “no se quiere aceptar” que se cometió un error y, más aún, independientemente de si “la empresa” es o no la responsable, lo cierto es que, además de “la empresa” que, se supone, debe contar con personal de supervisión en los avances de todo obra de tipo civil, la dependencia gubernamental (en este caso SOTOP) además de la Contraloría del Gobierno del Estado, de acuerdo a los procedimientos a seguir, cuentan con áreas de seguimiento de obras para autorizar de último el pago de cada “ministración” o el conocido “finiquito de obra”.

Llama la atención sobremanera el que, el famoso “render virtual” que se mostró al público en general antes de iniciar la obra, no mostró el que se contemplara “lo que ahora se pretende justificar” .

De acuerdo a opiniones técnicas muy serias, la situación dista y, por mucho de la realidad real dirían en mi pueblo. En fin, como decía “El Compa Trino” AHÍ QUEDA ESO!!!

-De reojo-
Juany Graniel, abanderada del PVEM en el municipio de Cunduacán (en la búsqueda del voto que la haga acceder a la alcaldía de la llamada “Atenas de la Chontalpa”) Abogada de profesión, la candidata en mención ha ido “calando” entre la clase votante de ese entorno de nuestro querido Estado de Tabasco.

Clara y sin rebuscamientos efectúa recorridos en colonias y comunidades en donde ha escuchado de viva voz de los habitantes de cada una de esas comarcas, la problemática que se vive en Cunduacán, amén de que ella ya cuenta con una plataforma de trabajo.

Compartir:
Continuar Leyendo

Columnista

Agrotendencias

Publicado

en

¡Atrapar el metano! (tiempo estimado de lectura: 6 minutos)

“La alta alcurnia y las hazañas meritorias, si no van unidas a la riqueza, son tan inútiles como las algas marinas” Horacio

Elisabeth Casanova García
afgha@hotmail.com
Jorge Quiroz Valiente
917 1067165
En entornos naturales, el metano es un gas importante en el ciclo del carbono y la fuente predominante es la producción de microorganismos metanogénicos (Archeas). Estos microorganismos se encuentran de manera natural en los pantanos y en el tracto digestivo de los animales y humanos. Sin embargo, muchas prácticas antropogénicas han provocado la perturbación del ciclo natural, lo que ha provocado un aumento del metano atmosférico.

Desde una perspectiva climática, el periodo de permanencia del metano en la atmósfera es más corto y se emite en cantidades más pequeñas que el CO2, sin embargo su potencial de calentamiento global es entre 28 y 34 veces mayor. Es importante destacar que se están implementando estrategias para el control de las emisiones antropogénicas de metano, por ejemplo, eliminación gradual del uso de recursos fósiles, combustión, etc.; mientras que las de las emisiones de la agricultura están rezagadas. Las emisiones de metano de la agricultura están dominadas por la cría de rumiantes (39%) y, por lo tanto, el desarrollo de herramientas y estrategias para reducir la huella de carbono de esta importante industria social y económica es esencial.

Hay una serie de estrategias para la mitigación del metano de rumiantes bajo investigación con capacidad variable para reducir las emisiones de metano entérico; algunas de éstas incluyen selección genética, vacunas, inhibidores de la metanogénesis y medidas dietéticas.

La selección genética es una solución atractiva porque los cambios son acumulativos y permanentes; este enfoque requiere variación genética dentro de los animales y hasta ahora se ha detectado que sí existe; es decir hay animales que producen mucho metano y animales que producen poco. Hasta ahora, la variación genética encontrada es similar a la de la producción de leche en las vacas, por lo que con el tiempo tendrá efecto, ya que la selección se lleva a cabo durante generaciones. Un problema importante es que la selección genética requiere registrar el metano de un gran número de vacas, lo cual es costoso. Por lo tanto, se requieren los enfoques multidisciplinarios complementarios a corto plazo y la cooperación internacional para documentar objetivamente este fenómeno.

Si bien es probable que el manejo eficaz de las emisiones de metano entérico se integre en todas las estrategias, los inhibidores de la metanogénesis en forma de ingredientes alimentarios son hasta ahora la mejor opción, y para ello, las algas marinas altamente bioactivas del género Asparagopsis tienen la actividad más alta.

En el contexto de la intervención dietética, las algas marinas son una parte tradicional de la dieta del ganado en las regiones costeras. De estas algas, las especies del género Asparagopsis destacan por su eficacia inhibiendo la producción de metano (metanogénesis) a través de efectos específicos sobre las Archeas metanogénicas del rumen.

Los árboles tropicales como Leucaena leucocephala (guaje), Acacia pennatula (Huizache), Enterolobium cyclocarpum (piche), Gliricidia sepium (cocoite) pueden contribuir a mejorar la alimentación de los rumiantes debido a su alto valor nutritivo, además de contener una variedad de metabolitos secundarios vegetales, que podrían alterar la fermentación ruminal y, en consecuencia, reducir las emisiones de metano, por lo que habrá que empezar a utilizarlas tal como la Leucaena y el aceite de palma.

La eficacia de los materiales vegetales para reducir las emisiones de metano depende de la especie de planta y posiblemente del entorno en el que se cultiva. La suplementación de plantas ricas en taninos como Musa spp (banano), Acacia spp. y Albizia spp. pueden reducir el metano, pero se requieren más estudios in vivo para determinar su efecto y seguridad.

La mitigación de la producción de metano en los rumiantes es fundamental para la sostenibilidad de las industrias de la carne roja, los lácteos y la lana. Las estrategias de gestión de las emisiones de gases de efecto invernadero, incluidos los inhibidores de la metanogénesis, proporcionan una medida eficaz, siendo la Asparagopsis (especie de alga roja) el actor más prometedor hasta la fecha.

En conclusión, esta síntesis de la literatura sugiere que la acuicultura a gran escala de Asparagopsis y su aplicación en estrategias de mitigación de metano para rumiantes en o cerca de los niveles mínimos de inclusión efectivos pueden no afectar negativamente la salud animal, la calidad de los alimentos y el agotamiento del ozono.

Por lo visto, el poeta griego Homero, hace dos mil años no imaginaba que las algas podrían ser hoy en día una alternativa alimenticia, mitigadora del cambio climático, de uso industrial, medicinal y cosmético.

Compartir:
Continuar Leyendo

MINUTO A MINUTO

DIRECTORIO - PRIVACIDAD



Copyright © 2019 Rumbo Nuevo, El Diario de la Vida Tabasqueña Ramón Galguera Noverola #107 Col. Reforma C.P. 86080 Villahermosa, Tabasco, México