Connect with us

Política

Crónica. Tapaboca a la corrupción

Publicado

en

Este agosto, más para ubicar en tiempo la efeméride de la historia política contemporánea de Tabasco, el domingo 16, hará 37 años de que el ahora presidente Andrés Manuel López Obrador dimitiera a la presidencia estatal del PRI. Fue una espina que empezó a desinflar el globo aerostático en el que por mucho tiempo, por no decir desde siempre, vivió la población cuya idiosincrasia Andrés Iduarte definió en Un niño en la revolución mexicana.

«En Tabasco sólo tenía cabida el hombre decidido. El prudente era candidato al desprecio eterno y, más todavía, a la misma muerte», acuñó el prosista cuya obra fue reeditada por el gobierno a cargo de Enrique González Pedrero en 1985, dos años después de que su alumno renunciara a la vida burocrática local el 16 de agosto de 1983.

Después, la historia repite hechos y una narrativa y lucha singular, imperecedera por la democracia y contra la corrupción y la impunidad. De 1977 a 1982, López Obrador empezó a sembrar en un terreno totalmente olvidado por el colonialismo político: las comunidades indígenas. Y de la convivencia con los que nada tienen, como ya lo dijo, aprendió. Y no olvida esas enseñanzas.

Son tres los conceptos que giran en torno al presidente de México. Son los mismos que aparecen en cada uno de los boletines elaborados por el jefe de prensa del CDE del PRI: Alberto Pérez Mendoza. Aún viven periodistas que ahora los comunicólogos de títulos en la pared identifican despectivamente como «la vieja guardia», que pueden narrar esa época ya porque combatieron ese discurso o porque revolcaron los despachos de prensa.

La hemeroteca no miente: desde enero y hasta agosto de 1983, la presidencia estatal del PRI luchó por cambiar las cosas de manera pacífica, por la vía democrática, pero combatiendo la corrupción y la impunidad. En cada uno de los eventos políticos, el discurso era hasta trillado, repetitivo hasta que…Gustavo Rosario Torres y 13 alcaldes más, salieron a defender, sí, la corrupción y la impunidad.

Óscar Argáiz Zurita y Joaquín Cabrera Pujol de Jonuta y Emiliano Zapata, fueron los únicos que se opusieron a la felonía partidista orquestada por el tristemente célebre confidente y asesor de asesores de los gobernadores Andrés Granier Melo o Arturo Núñez Jiménez y muchos más afines a la mezquindad del alcalde de Centro en el periodo 1983-1985. Uno más, Luis Felipe Oropeza Luna, de Jalapa, optó por la abstención.

La corrupción es primitiva. En cualquier época de la historia aparece. Por ello tiene defensores a ultranza hasta en la era de la globalización, en pleno siglo 21. Si trasciende milenios, ¿cómo no va a penetrar en Marko Cortés el presidente del PAN que denunció al presidente López Obrador por no usar cubre boca durante la pandemia del coronavirus?

Pero al paisano del ex presidente Felipe Calderón («Caminos de Michoacán/ Y pueblos que voy pasando/ Si saben en donde está/ Porque me lo están negando/»), pronto le llegó la réplica: «Voy a usar tapaboca cuando se acabe la corrupción», externó en la mañera de este viernes 31 de julio el presidente López Obrador a pregunta expresa.

Aún entre la población de Tabasco se desconoce la obra literaria de Andrés Iduarte. Y nunca es tarde para leer y saber que, contra lo que divulgan y difunden fifís y conservadores, que los hay en una tierra por tradición liberal, «el tabasqueño –que lleva apellidos franceses e ingleses, a veces entroncados con la piratería antillana– muere con gusto por lo que cree y hasta por lo que no cree».
Luis Enrique Martínez
Rumbo Nuevo

Compartir:
Continuar Leyendo

Política

Incansable labor del DIF. Solidarios con los tabasqueños afectados

Publicado

en

La solidaridad en favor de los tabasqueños se muestra todos los días y de cualquier parte de la República, de la sociedad en general, ello para apoyar a quienes lamentablemente sufrieron afectaciones por las anegaciones de la última semana de octubre, por ello el sistema DIF Tabasco que preside la señora Dea Isabel Estrada de López, que es el organismo, junto con Protección Civil y la Secretaría de la Defensa Nacional, que reciben, empaquetan, entregan y llevan a estas comunidades para atender esta emergencia, donde al corte de fin de semana se han recibido 211 toneladas de ayuda y se ha repartido, hasta este momento, 144.
Por lo cual, desde que inició esta situación, la propia señora Dea Isabel Estrada de López, presidenta del sistema DIF Tabasco, ha estado presente cada uno de los días, llegando, revisando, supervisando y, sobretodo, ayudando a empacar, a cerrar cada una de las ayudas que está llegando de las muestras de solidaridad de todos los mexicanos, así como de países extranjeros, embajadas, de la iniciativa privada para que Tabasco salga adelante lo más pronto posible.
Es por ello, que todos los días la presidenta del sistema DIF Tabasco, Dea Isabel Estrada de López, se encuentra permanentemente supervisando la llegada de cada una de las unidades que han aterrizado en territorio tabasqueño, donde junto con el personal, supervisa lo que se indica que llega ahí, es lo que se está bajando, porque se dejó en claro que todo, absolutamente todo se transparenta, no hay nada que se pudiera quedar y sobre todo, con esta situación, dejarle en claro a los tabasqueños que tenga la confianza, porque en el sistema DIF Tabasco, Protección Civil y la Secretaría de la Defensa Nacional, cada producto que llega al salón Alas, será entregada en donde se requiera.
Es por ello, que la presidenta del sistema DIF Tabasco, se encuentra trabajando incansablemente para que junto con los voluntariados, hagan los paquetes, supervisen las cosas y lograr que las despensas, estas ayuda solidaria, lleguen a donde tienen que llegar. Por lo cual aseguró, que aquí todo se encuentra contabilizado, tanto lo que llega como lo que se va en favor de los tabasqueños.
Luis Ruiz Sandoval Frade
Rumbo Nuevo

Compartir:
Continuar Leyendo

MINUTO A MINUTO

DIRECTORIO - PRIVACIDAD



Copyright © 2019 Rumbo Nuevo, El Diario de la Vida Tabasqueña Ramón Galguera Noverola #107 Col. Reforma C.P. 86080 Villahermosa, Tabasco, México