Connect with us

Columnista

Corte de Caja

Publicado

en

UJAT: los afanes futuristas de Moisés Castro

José Martínez
La universidad estatal es una de las instituciones más sólidas y estables que tiene Tabasco. Apenas ayer me referí al balance positivo que hizo el rector José Manuel Piña Gutiérrez en oportunidad del inicio del nuevo ciclo escolar para unos 33 mil estudiantes. Lejos y afortunadamente extraños aparecen los años aquellos –en los setenta y ochenta- cuando nuestra máxima casa de estudios era objeto de permanentes y violentas pugnas de grupos. Cuando la actividad universitaria era interrumpida por el nefasto porrismo “estudiantil”.

Nuestros jóvenes acudían no pocas veces temerosos a las aulas. Aquella actividad vandálica fue erradicada. Lo mismo que las pugnas del sindicalismo con la autoridad. Tanto entre los profesores como entre los trabajadores administrativos y de intendencia se consolidaron sindicatos responsables, que no renunciaron a sus justas demandas pero que las canalizaron por la vía del diálogo y la negociación. El SPIUJAT, sindicato de profesores, y el STAIUJAT, gremio de trabajadores administrativos, separaron inteligentemente las motivaciones políticas de las propiamente laborales.

Llama la atención por eso que ayer, de manera sorpresiva, el dirigente del STAIUJAT Moisés Castro Cervantes, quien ya lo fue en otra ocasión, haya planteado a los agremiados a este sindicato apoyar a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, la radical y polémica CNTE. Claro que la mayoría de los sindicalistas rechazaron tal propuesta, porque defienden su autonomía y han construido una cultura de la tolerancia y la responsabilidad.

Tolerancia porque en el STAIUJAT, como en la propia universidad, conviven todas las tendencias políticas. El propio Moisés Castro ya fue senador por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) como suplente de Raúl Ojeda Zubieta. Razón de más, porque no pocos sindicalistas vieron en ese intento de acercamiento al CNTE una réplica del llamado de Andrés Manuel López Obrador a la dirigencia del magisterio oaxaqueño para realizar un pacto electoral. Mezclar la lucha partidista con la organización sindical no tiene buenos resultados.

Es posible, como nos decían algunos inconformes, que con el pretexto de las violaciones al contrato colectivo –cuando ni siquiera hay revisión del pacto laboral- Castro Cervantes haya querido usar la asamblea de su gremio con intenciones futuristas. El 19 de septiembre vence su mandato y posiblemente se vea atraído por la reelección, aunque ya fue dirigente hace algunos años. O para impulsar alguien de su grupo.  Como sea, mezclar en esto a la temida “coordinadora” tendría consecuencias nefastas no sólo para universidad sino también para el sindicato y sobre todo para sus agremiados.

En este contexto, resulta evidente también que ya comenzaron las presiones contra el rector de la UJAT, José Manuel Piña Gutiérrez. Aunque queda todavía lo que resta del año en su mandato, los aspirantes a sucederlo están acomodando sus apoyos o pactos. Hasta donde se sabe, Piña Gutiérrez no ha dicho que tenga interés en reelegirse pero sus posibilidades son muy altas por su excelente relación con la comunidad universitaria y con el gobernador Aturo Núñez.

Haberes
Hay personas que se dicen cercanas al mandatario, como la diputada Ana Bertha Vidal y Wilber Méndez, cuyos nombres han sido mencionados en relación a la rectoría. Lo mismo que ha buscado estar la directora del IEM, Leticia Romero. Las aguas están agitadas con mucha anticipación pero no me queda duda que los integrantes del gabinete saben comportarse institucionalmente, como lo hace el rector.

Compartir:
Continuar Leyendo

Columnista

Carta Abierta

Publicado

en

‘Duda razonable’. Así se las gastaba Valenzuela

Jorge Núñez
Dentro de todo lo hablado y escrito en los últimos días sobre la serie ‘Duda Razonable’ de Netflix, una señal es incuestionable: la enorme infamia con que fue manejado el sistema de impartición de justicia en el gobierno de Arturo Núñez, teniendo como cabezas al fiscal general Fernando Valenzuela Pernas y al presidente del Poder Judicial, Jorge Javier Priego Solís.

Núñez, Valenzuela y Priego tendrían mucho que decir en el caso de los cuatro hombres que a mediados de 2015 fueron detenidos en Tabasco acusados de secuestro. Si bien uno de ellos ha salido en libertad, los otros tres fueron condenados a 50 años de prisión, a pesar de que había huecos en los testimonios de quienes los acusaron, signos de que fueron torturados durante su arresto y se carecía de pruebas contundentes en su contra.

El documental ha generado una enorme indignación en todos los sectores de la sociedad, revelando el estercolero de nuestro sistema de justicia. El escándalo ha sido mayor porque el caso se origina en Macuspana, la tierra del presidente del país, y porque ha sido exhibido por una cadena mundial de películas como es Netflix.

El cineasta e investigador Roberto Hernández reconstruye lo ocurrido a tres inocentes: Héctor Muñoz, Juan Luis López, Gonzalo García y Darwin Morales. Los sentenciados presentaron en septiembre de este año un amparo contra la sentencia y se espera que un Tribunal Colegiado con sede en Villahermosa emita su fallo, entre finales de 2021 e inicios de 2022.

Si los jueces revisan de nuevo las pruebas y ven el documental ‘Duda Razonable’, lo más probable es que decreten la libertad de los acusados, poniendo fin a una pesadilla que cualquier ciudadano podría vivir en algún lugar de Tabasco y el país.

Por otro lado, hay una exigencia de la opinión pública: que el proceder de las autoridades implicadas en esta farsa judicial sea castigado. El exfiscal Fernando Valenzuela, el expresidente del Poder Judicial, Jorge Priego Solís, y hasta el exgobernador Arturo Núñez deben ser llamados a cuentas y proceder en consecuencia. Esto incluye también a funcionarios en activo que habrían participado. Al respecto, se sabe que el gobernador Carlos Manuel Merino ha dado instrucciones de actuar con apego a la ley.

Observando el desaseo con que se manejó la justicia en el pasado gobierno perredista, falta saber si aún quedan dudas respecto a la fabricación de pruebas y persecución política contra el exgobernador Andrés Granier y su familia, que llevó al Químico a estar casi seis años en prisión. Así se las gastaban Núñez y sus representantes de la ley.

: Sigue la intriga
El propósito de ‘amarrar navajas’ sigue su marcha por parte de ciertos personajes políticos desbocados hacia 2024. Ahora le ha tocado el turno al exdirigente de Morena, César Burelo, a quien se ha querido situar como distante del Capitán Merino. Los instigadores vuelven a errar, ya que ambos guardan una estrecha comunicación en la vía de seguir fortaleciendo a la 4T en Tabasco. Igual los une la lealtad hacia el presidente Obrador y la identificación con el secretario de Gobernación, Adán López. El gobernador sabe de qué está hecho el exalcalde de Cunduacán y todo lo que ha hecho por el ‘obradorismo’ desde siempre, manejándose en los cauces de la institucionalidad y la congruencia. En verdad, es uno de los cuadros más talentosos de Morena.

: Debilitado
Si bien ha ganado la votación para el cambio de los estatutos del Colegio de Ingenieros Civiles de Tabasco, el presidente del organismo, Alfredo Villaseñor, ha salido más debilitado tras la asamblea general del pasado viernes.

Los 41 votos en contra de modificar los estatutos, por 133 a favor, son una señal de lo que se viene en las próximas semanas: una fuerte oposición interna contra su autoritarismo.

Ahora se sabe que la mayoría de quienes votaron a favor recibieron en la víspera una serie de beneficios que no pudieron rechazar, pero que de alguna forma enmascaran el verdadero sentir de los casi 350 socios.

En el pasado, ese tipo de votaciones se ganaban casi por unanimidad, lo que ahora no ha pasado. El CICT empieza a tener grietas en su liderazgo, cada vez más cuestionado en lo interno.

Compartir:
Continuar Leyendo

MINUTO A MINUTO

DIRECTORIO - PRIVACIDAD



Copyright © 2019 Rumbo Nuevo, El Diario de la Vida Tabasqueña Ramón Galguera Noverola #107 Col. Reforma C.P. 86080 Villahermosa, Tabasco, México