Connect with us

Columnista

Corte de Caja

Publicado

en

Ejército, el trabajo coordinado en la inundación

José Martínez
Tanto el Ejército como la Marina vienen realizando un buen trabajo en estos días ante la contingencia en Tabasco.

Los elementos hicieron presencia en las zonas más vulnerables con todo y su equipo.

Lo mismo reparten comida, despensas, colchas, agua, como hacen limpieza en las viviendas afectadas.

No se puede señalar a estos grupos castrenses de una mala organización, al contrario, son un ejemplo de lealtad y disciplina.

En una parte de la colonia Gaviotas Sur fueron agredidos. Llegaron para repartir algunas despensas, pero al pedir que se formaran las personas, algunas de éstas iniciaron con el desorden, a tal grado que la entrega se complicó.

Por unos momentos tuvieron que suspender la operación. Fue hasta que algunos vecinos pidieron que entendieran la situación y dejaran que el Ejército hiciera su trabajo.

Afortunadamente todo regresó a su normalidad y el apoyo fue entregado en tiempo y forma.

Ese apoyo federal igual se tiene que reconocer. No es justo que quieran desestabilizar lo que ellos vienen realizando, porque además no es un trabajo fácil, el estar entre el agua, luego en el sol y con largas jornadas.

Muchos le ven como si fueran de plomo, pero se debe entender que son seres humanos, cuyo objetivo es apoyar a la población ante el desastre natural que se vive en el estado. Claro, existen otras ayudas que llegan de distintos estados y países; debemos agradecer esa solidaridad.

Mientras algunos actores políticos y otros de la sociedad civil medio entregan algo, y solo lo usan para tomarse la foto, estas personas están entre el agua, sacando a la gente o prestando toda clase de servicio.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) desplegó más de dos mil 500 militares en varias localidades de Tabasco, afectadas por las inundaciones, en el marco de la aplicación del Plan DN-III-E, en su fase de auxilio a la población por la inundaciones.

Mientras que la Guardia Nacional mantiene el despliegue de uniformados en colonias de municipios como Centro (Villahermosa), Nacajuca, Jalapa, Teapa, Cárdenas y Macuspana.

Su presencia en la entidad es sinónimo de confianza. Hasta el momento son ellos quienes más ayuda han brindado. Es justo que la población reconozca ese esfuerzo y su importancia en momentos de extrema urgencia.

Doña Blanca en Conagua
La pregunta es obligada: ¿Qué opina el responsable de la oficina de Conagua en Tabasco, ingeniero Felipe Irineo Pérez, de lo expresado por la titular nacional de ese organismo Blanca Elena Jiménez sobre lo que le espera a los habitantes de la planicie con las inundaciones? Muy desafortunado lo dicho por la funcionaria federal que casi nos condena a seguirnos inundando sin mayor protección de la Comisión Nacional del Agua. Asumió la especialista en asuntos hidrológicos una posición lamentable, pero que la que tuvieron personajes como Jorge Octavio Mijangos –por ejemplo- quien sí se “la rifó” por los tabasqueños.
Don Felipe Irineo es ingeniero civil, especialista en hidráulica, y no hace mucho presentó un proyecto ejecutivo para rescatar de las descargas de aguas negras a la Laguna de las Ilusiones. El propio gobernador Adán Augusto expresó en su momento su beneplácito por la designación de un tabasqueño…sin embargo no pudo impedir que a principios de octubre el comité de operación de presas decidiera desfogar más de mil 700 metros cúbicos de agua inundando a Nacajuca, Cunduacán, Jalpa y parte de Centro. ¿O será que ya tenía línea de doña Blanca Jiménez porque “ni modo, allá les tocó vivir y que se aguanten”? Eso no va con el compromiso del presidente López Obrador para proteger a los pobres, y sobre todo a los tabasqueños.

Haberes
El Gobernador de Tabasco, Adán Augusto López, anunció que el decreto presidencial sobre manejo de hidroeléctricas, con el que se busca evitar más inundaciones en el sureste, será presentado el próximo 2 de diciembre.

Compartir:
Continuar Leyendo

Columnista

Corte de Caja

Publicado

en

López Obrador: una propuesta moral

José Martínez
Se le conoce popularmente como la “Constitución Moral” y que ayer fue presentada como “Guía Ética para la Transformación de México”. Son los principios que el presidente Andrés Manuel López Obrador propone no sólo como base para su gobierno sino también para la sociedad. Tan es así que anunció la distribución de 8 millones de ejemplares que se harán llegar a los adultos mayores.

Dijo el Presidente: “Hemos venido sosteniendo que la crisis de México no solo es una crisis económica, incluso no solo una crisis de bienestar material, sino una crisis por pérdida de valores culturales, morales y espirituales”.

Para el tabasqueño, México enfrenta una pesada herencia de los últimos tiempos en la degradación de la vida pública. Hay, señaló, “una decadencia y para enfrentar esta degradación no basta con acciones que mejoren las condiciones materiales, también es importante fortalecer los valores, procurar el bienestar material y el del alma”.

La “Guía Ética…”, es resultado de un trabajo encabezado por Jesús Ramírez Cuevas, su vocero; Verónica Velasco, Pedro Miguel, José Agustín Ortiz, Enrique Galván Ochoa, Margarita Valdés.

Recuperación de clases
Desde mediados del mes de marzo se suspendieron las clases presenciales en todas las escuelas públicas del país a causa de la pandemia del COVID-19. Algunas de carácter privado lo hicieron antes.

Las autoridades mexicanas federales y estatales implementaron un plan emergente para terminar el ciclo escolar pasado, donde las plataformas de videollamadas cobraron relevancia. Un proceso que para algunos fue difícil y otros simplemente se quedaron en el camino.

Estudiar a distancia se dificulta en un contexto de comunidades sin servicio de energía eléctrica, sin acceso a internet o un dispositivo mediante el cual captar la señal de las aulas virtuales.

A esto hay que sumarle la insensibilidad de los funcionarios de la CFE que a pesar de los llamados del Congreso de la Unión y de la misma Comisión Nacional de los Derechos Humanos, para que durante la pandemia no cortara el servicio a las personas que se atrasaran en el pago de sus recibos, esta hizo caso omiso y los cortes han continuado.

En tales condiciones arrancó el nuevo ciclo escolar en la que el gobierno federal acudió al sector privado para hacer llegar los servicios educativos al último rincón de este país mediante las señalas de radio, televisión e internet sin el éxito deseado.

En el caso de Tabasco a todas estas dificultades hay que sumarle tres inundaciones en dos meses. A principios de octubre y las siguientes, a principios y medidos del mes de noviembre. Las afectaciones fueron inmediatas. Quienes pudieron continuar con sus clases debieron suspenderlas porque la casa del maestro o de los demás alumnos estaba inundada, o en el mejor de los casos si no tenían agua entre sus casas carecían del servicio de energía eléctrica o de señal de Internet.

Otros mencionaban que en los albergues no tenían condiciones para continuar con sus estudios.

El gobernador del estado anunció que en los lugares donde existan condiciones las clases se reanudarían a partir del lunes 23 de noviembre. La situación actual es complicada para la mantener la educación en Tabasco y en el país.

Quedará en la autoridad evaluar los resultados obtenidos en este año y hacer las adecuaciones necesarias para los próximos meses y el siguiente ciclo escolar. El reto es ofrecer educación de calidad hasta donde sea posible.

Haberes
Las personas que rentan viviendas y se vieron afectadas por las recientes inundaciones podrán recibir el beneficio que entregará la Secretaría de Bienestar a través del censo que se está realizando, aclaró el gobernador de Tabasco, Adán Augusto López Hernández. La idea, sostiene por su parte Javier May, secretario de Bienestar, es atender a todos los hogares damnificados.

Compartir:
Continuar Leyendo

MINUTO A MINUTO

DIRECTORIO - PRIVACIDAD



Copyright © 2019 Rumbo Nuevo, El Diario de la Vida Tabasqueña Ramón Galguera Noverola #107 Col. Reforma C.P. 86080 Villahermosa, Tabasco, México