Connect with us

Columnista

Corte de Caja

Publicado

en

Tabasco, el PAN y sus dificultades de crecimiento

José Martínez
Al igual que el PRI, PRD y Morena, el PAN cambiará dirigencia nacional este año. En tres de estos partidos el relevo de líderes es consecuencia de las elecciones de junio pasado. Sólo en Morena la nueva dirigencia ocurre por mandato de estatutos. El periodo para el que fue elegido Martí Batres concluye en noviembre.

En el PRI y PAN se van César Camacho y Gustavo Madero porque serán diputados federales; en el PRD Carlos Navarrete decidió adelantar su retiro para facilitar una reorganización por los resultados de las votaciones.

Me ocuparé brevemente del PAN, partido que se mantiene como segunda fuerza electoral en el país, que ha ganado los gobiernos de más de la mitad de los estados, pero que en Tabasco no logra convertirse en opción real de gobierno. Las pocas alcaldías obtenidas –Balancán, Zapata y ahora Nacajuca-, han sido resultado de rupturas en el PRI, más que de méritos propios en esa organización. Esto no descalifica el esfuerzo que realizaron importantes personajes pero que no se refleja en una mayor identificación con los tabasqueños.

Quienes de esto saben sostienen que el conservadurismo del PAN y su clericalismo lo mantienen alejado de una población “liberal”; otros consideran, entre ellos este columnista, que la explicación es mucho más amplia. Tiene que ver con la falta de desarrollo de una clase empresarial independiente  y sólida.

Históricamente el crecimiento y arraigo del PAN en varios estados del país está vinculado a los empresarios, así como a sectores de la Iglesia católica. Se trata de un partido que habita en las ciudades y sólo en épocas recientes buscó extenderse a los campesinos.

En Tabasco podemos observar que tiene un déficit de dirigentes. No existe una carrera partidista, la mayoría de sus candidatos y dirigentes aparecen en épocas electorales. Quizá porque no forman una “clase política” propiamente dicha sino que combinan sus actividades particulares con la militancia. No viven de la política, como sucede por ejemplo con los cuadros del PRI.

Además, el PAN ha sido un partido un poco cerrado en sí mismo. Buscó evitar la masificación.

En Tabasco este partido no tiene más de tres mil militantes, contra los más de 150 mil que reportan el PRI, PRD y Morena. También le afecta que sus dirigentes y líderes nacionales le prestan poco interés a Tabasco. Es raro ver a un aspirante a la dirigencia nacional o a las candidaturas presidenciales hacer campaña en la entidad, mucho menos en los municipios.

Me parece que los panistas desaprovecharon las campañas para elegir en las urnas el 16 de agosto entre Ricardo Anaya y Javier Corral. Pudieron haber estado más presentes en lugares como Tabasco. No sucedió así. Veremos si en la posterior elección interna para la dirigencia estatal se muestra como un partido activo.

Haberes
LAMENTABLE la actitud del profesor Miguel García Valencia, integrante de “la coordinadora”, CNTE en Tabasco. Las amenazas que hizo contra los comunicadores que cubren sus manifestaciones no hicieron más que confirmar la agresividad de uno de los sectores más radicales del sindicato de maestros. En nada ayuda a la causa de su gremio y sí lo predispone contra la opinión pública.

LA UNIVERSIDAD Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT) rechazó las versiones infundadas respecto a presuntas irregularidades en el manejo de recursos relacionados con sus convenios con Pemex y Desarrollo Social. Todo está documentado y aclarado, puntualizó.

Compartir:
Continuar Leyendo

Columnista

Carta Abierta

Publicado

en

‘Duda razonable’. Así se las gastaba Valenzuela

Jorge Núñez
Dentro de todo lo hablado y escrito en los últimos días sobre la serie ‘Duda Razonable’ de Netflix, una señal es incuestionable: la enorme infamia con que fue manejado el sistema de impartición de justicia en el gobierno de Arturo Núñez, teniendo como cabezas al fiscal general Fernando Valenzuela Pernas y al presidente del Poder Judicial, Jorge Javier Priego Solís.

Núñez, Valenzuela y Priego tendrían mucho que decir en el caso de los cuatro hombres que a mediados de 2015 fueron detenidos en Tabasco acusados de secuestro. Si bien uno de ellos ha salido en libertad, los otros tres fueron condenados a 50 años de prisión, a pesar de que había huecos en los testimonios de quienes los acusaron, signos de que fueron torturados durante su arresto y se carecía de pruebas contundentes en su contra.

El documental ha generado una enorme indignación en todos los sectores de la sociedad, revelando el estercolero de nuestro sistema de justicia. El escándalo ha sido mayor porque el caso se origina en Macuspana, la tierra del presidente del país, y porque ha sido exhibido por una cadena mundial de películas como es Netflix.

El cineasta e investigador Roberto Hernández reconstruye lo ocurrido a tres inocentes: Héctor Muñoz, Juan Luis López, Gonzalo García y Darwin Morales. Los sentenciados presentaron en septiembre de este año un amparo contra la sentencia y se espera que un Tribunal Colegiado con sede en Villahermosa emita su fallo, entre finales de 2021 e inicios de 2022.

Si los jueces revisan de nuevo las pruebas y ven el documental ‘Duda Razonable’, lo más probable es que decreten la libertad de los acusados, poniendo fin a una pesadilla que cualquier ciudadano podría vivir en algún lugar de Tabasco y el país.

Por otro lado, hay una exigencia de la opinión pública: que el proceder de las autoridades implicadas en esta farsa judicial sea castigado. El exfiscal Fernando Valenzuela, el expresidente del Poder Judicial, Jorge Priego Solís, y hasta el exgobernador Arturo Núñez deben ser llamados a cuentas y proceder en consecuencia. Esto incluye también a funcionarios en activo que habrían participado. Al respecto, se sabe que el gobernador Carlos Manuel Merino ha dado instrucciones de actuar con apego a la ley.

Observando el desaseo con que se manejó la justicia en el pasado gobierno perredista, falta saber si aún quedan dudas respecto a la fabricación de pruebas y persecución política contra el exgobernador Andrés Granier y su familia, que llevó al Químico a estar casi seis años en prisión. Así se las gastaban Núñez y sus representantes de la ley.

: Sigue la intriga
El propósito de ‘amarrar navajas’ sigue su marcha por parte de ciertos personajes políticos desbocados hacia 2024. Ahora le ha tocado el turno al exdirigente de Morena, César Burelo, a quien se ha querido situar como distante del Capitán Merino. Los instigadores vuelven a errar, ya que ambos guardan una estrecha comunicación en la vía de seguir fortaleciendo a la 4T en Tabasco. Igual los une la lealtad hacia el presidente Obrador y la identificación con el secretario de Gobernación, Adán López. El gobernador sabe de qué está hecho el exalcalde de Cunduacán y todo lo que ha hecho por el ‘obradorismo’ desde siempre, manejándose en los cauces de la institucionalidad y la congruencia. En verdad, es uno de los cuadros más talentosos de Morena.

: Debilitado
Si bien ha ganado la votación para el cambio de los estatutos del Colegio de Ingenieros Civiles de Tabasco, el presidente del organismo, Alfredo Villaseñor, ha salido más debilitado tras la asamblea general del pasado viernes.

Los 41 votos en contra de modificar los estatutos, por 133 a favor, son una señal de lo que se viene en las próximas semanas: una fuerte oposición interna contra su autoritarismo.

Ahora se sabe que la mayoría de quienes votaron a favor recibieron en la víspera una serie de beneficios que no pudieron rechazar, pero que de alguna forma enmascaran el verdadero sentir de los casi 350 socios.

En el pasado, ese tipo de votaciones se ganaban casi por unanimidad, lo que ahora no ha pasado. El CICT empieza a tener grietas en su liderazgo, cada vez más cuestionado en lo interno.

Compartir:
Continuar Leyendo

MINUTO A MINUTO

DIRECTORIO - PRIVACIDAD



Copyright © 2019 Rumbo Nuevo, El Diario de la Vida Tabasqueña Ramón Galguera Noverola #107 Col. Reforma C.P. 86080 Villahermosa, Tabasco, México