Connect with us

Columnista

Corte de Caja

Publicado

en

Navarrete, el PRD, Tabasco: negativos y positivos

José Martínez

Carlos Navarrete es un hombre sensato. Las ocasiones en que ha estado en Tabasco he tenido oportunidad de escucharlo e inclusive tratar con él. Convencido militante del PRD, nunca le escuché ningún juicio que descalificara a Andrés Manuel López Obrador mucho menos a Morena. Es de los convencidos de que el futuro de la izquierda está en la unidad. Me sorprendió el anuncio de su renuncia a la dirigencia solaztequista, aunque se mantiene en las filas del PRD.

Asegura Navarrete Ruiz que puso en la mesa su renuncia y la de todo el comité que preside para facilitar una reforma necesaria e indispensable para el PRD a la luz de los resultados de las elecciones del 2015 y de todo el proceso previo. Este partido, dijo, vive la crisis más grave desde su fundación. Los sucesos recientes están logrando lo que no pudo Carlos Salinas: reducir al solaztequismo a su mínima expresión.

Carlos Navarrete ganó en buena lid la consulta interna del 2014 entre las diversas corrientes de su partido. Nueva Izquierda, el grupo dominante, logró un acuerdo especialmente con Alternativa Democrática Nacional (ADN) que encabeza Héctor Bautista del Estado de México y que aquí en Tabasco es representada por Juan Manuel Fócil. Este bloque permitió que otros pequeños pero significativos agrupamientos como Foro Nuevo Sol, de Amalia García, se sumaran al bloque. Al final hubo un reparto equilibrado del poder, aunque como siempre sucede grupos minoritarios como Izquierda Democrática Nacional (IDN), de René Bejarano; Movimiento Progresista, de Marcelo Ebrard; Patria Digna, Coalición de Izquierda y Movimiento de Equidad Social de Izquierda, decidieron resistirse a la nueva mayoría.

Navarrete tomó las riendas de su partido en condiciones difíciles. El PRD, había sufrido la importante salida de Andrés Manuel López Obrador y sus seguidores; no tardó en resentir la renuncia del personaje simbólico de esa izquierda, Cuauhtémoc Cárdenas. El argumento del michoacano fue lo sucedido en Iguala, con la desaparición y el brutal asesinato de los jóvenes estudiantes de Ayotzinapa, pero en realidad a Cárdenas le habían incomodado el manoseo de su precandidatura.

Por si fuera poco, ya en la selección de candidatos a las diputaciones federales y a la asamblea del Distrito Federal, otros de los activos importantes del PRD, Marcelo Ebrard ex jefe de Gobierno, también renunció a ese partido, al igual que lo hizo Alejandro Encinas.

Difícilmente podría pensarse en un peor escenario para los solaztequistas. En especial para Carlos Navarrete y para la corriente de Nueva Izquierda, Los Chuchos. Así llegaron a las elecciones de junio 2015.

Contra los pronósticos más pesimistas, el PRD no desapareció. Es cierto que apenas consiguió unos 4 millones 300 mil votos en todo el país, pero es una suma similar a la que obtuvo en las intermedias del 2009.  No le fue bien, pero le pudo ir peor.

Hubo lugares como Tabasco, cuna del lopezobradorismo pero también del PRD, donde el partido del Sol azteca se sobrepuso a la crisis.

La decisión de Navarrete es inteligente y congruente, pero sería injusto decir que le falló a su partido. Todavía más, si las otras izquierdas logran comprender el alcance de una salida de estas características, es posible que este político pase a la historia como quien abrió las puertas para una gran alianza política.

Haberes
LOS GOBERNADORES Arturo Núñez, de Tabasco; Gabino Cué, de Oaxaca; Graco Ramírez, de Morelos y el jefe de gobierno del DF, Miguel Mancera, fueron consultados por la dirigencia perredista y las diversas corrientes para elaborar la propuesta de transformación del PRD. Se les escucha y atiende.

Compartir:
Continuar Leyendo

Columnista

Carta Abierta

Publicado

en

‘Duda razonable’. Así se las gastaba Valenzuela

Jorge Núñez
Dentro de todo lo hablado y escrito en los últimos días sobre la serie ‘Duda Razonable’ de Netflix, una señal es incuestionable: la enorme infamia con que fue manejado el sistema de impartición de justicia en el gobierno de Arturo Núñez, teniendo como cabezas al fiscal general Fernando Valenzuela Pernas y al presidente del Poder Judicial, Jorge Javier Priego Solís.

Núñez, Valenzuela y Priego tendrían mucho que decir en el caso de los cuatro hombres que a mediados de 2015 fueron detenidos en Tabasco acusados de secuestro. Si bien uno de ellos ha salido en libertad, los otros tres fueron condenados a 50 años de prisión, a pesar de que había huecos en los testimonios de quienes los acusaron, signos de que fueron torturados durante su arresto y se carecía de pruebas contundentes en su contra.

El documental ha generado una enorme indignación en todos los sectores de la sociedad, revelando el estercolero de nuestro sistema de justicia. El escándalo ha sido mayor porque el caso se origina en Macuspana, la tierra del presidente del país, y porque ha sido exhibido por una cadena mundial de películas como es Netflix.

El cineasta e investigador Roberto Hernández reconstruye lo ocurrido a tres inocentes: Héctor Muñoz, Juan Luis López, Gonzalo García y Darwin Morales. Los sentenciados presentaron en septiembre de este año un amparo contra la sentencia y se espera que un Tribunal Colegiado con sede en Villahermosa emita su fallo, entre finales de 2021 e inicios de 2022.

Si los jueces revisan de nuevo las pruebas y ven el documental ‘Duda Razonable’, lo más probable es que decreten la libertad de los acusados, poniendo fin a una pesadilla que cualquier ciudadano podría vivir en algún lugar de Tabasco y el país.

Por otro lado, hay una exigencia de la opinión pública: que el proceder de las autoridades implicadas en esta farsa judicial sea castigado. El exfiscal Fernando Valenzuela, el expresidente del Poder Judicial, Jorge Priego Solís, y hasta el exgobernador Arturo Núñez deben ser llamados a cuentas y proceder en consecuencia. Esto incluye también a funcionarios en activo que habrían participado. Al respecto, se sabe que el gobernador Carlos Manuel Merino ha dado instrucciones de actuar con apego a la ley.

Observando el desaseo con que se manejó la justicia en el pasado gobierno perredista, falta saber si aún quedan dudas respecto a la fabricación de pruebas y persecución política contra el exgobernador Andrés Granier y su familia, que llevó al Químico a estar casi seis años en prisión. Así se las gastaban Núñez y sus representantes de la ley.

: Sigue la intriga
El propósito de ‘amarrar navajas’ sigue su marcha por parte de ciertos personajes políticos desbocados hacia 2024. Ahora le ha tocado el turno al exdirigente de Morena, César Burelo, a quien se ha querido situar como distante del Capitán Merino. Los instigadores vuelven a errar, ya que ambos guardan una estrecha comunicación en la vía de seguir fortaleciendo a la 4T en Tabasco. Igual los une la lealtad hacia el presidente Obrador y la identificación con el secretario de Gobernación, Adán López. El gobernador sabe de qué está hecho el exalcalde de Cunduacán y todo lo que ha hecho por el ‘obradorismo’ desde siempre, manejándose en los cauces de la institucionalidad y la congruencia. En verdad, es uno de los cuadros más talentosos de Morena.

: Debilitado
Si bien ha ganado la votación para el cambio de los estatutos del Colegio de Ingenieros Civiles de Tabasco, el presidente del organismo, Alfredo Villaseñor, ha salido más debilitado tras la asamblea general del pasado viernes.

Los 41 votos en contra de modificar los estatutos, por 133 a favor, son una señal de lo que se viene en las próximas semanas: una fuerte oposición interna contra su autoritarismo.

Ahora se sabe que la mayoría de quienes votaron a favor recibieron en la víspera una serie de beneficios que no pudieron rechazar, pero que de alguna forma enmascaran el verdadero sentir de los casi 350 socios.

En el pasado, ese tipo de votaciones se ganaban casi por unanimidad, lo que ahora no ha pasado. El CICT empieza a tener grietas en su liderazgo, cada vez más cuestionado en lo interno.

Compartir:
Continuar Leyendo

MINUTO A MINUTO

DIRECTORIO - PRIVACIDAD



Copyright © 2019 Rumbo Nuevo, El Diario de la Vida Tabasqueña Ramón Galguera Noverola #107 Col. Reforma C.P. 86080 Villahermosa, Tabasco, México