Connect with us

Columnista

Carta Abierta

Publicado

en

Dagoberto opta por no victimizar a Graham

Jorge Núñez
jorgenunez63@hotmail.com
Como dirigente del PRI, parece que Dagoberto Lara ha tomado la decisión política correcta: abstenerse de magnificar la dimisión de Luís Felipe Graham al partido y evitar su victimización. Contra lo que algunos suponían, no ha caído en la denostación contra el excandidato a la alcaldía de Centro, lo que envía un claro mensaje en el sentido de que a nadie se le tendrá a la fuerza en el partido.

Luis Felipe Graham, de acuerdo a sus propios argumentos, se va del tricolor por no obtener una diputación local plurinominal. Este es el punto medular de una telenovela partidista donde también apareció su hijo, el escritor y político Juan José Graham Nieto, quien a pesar de recibir la oferta de ser diputado plurinominal suplente pidió que se le diera preferencia a su padre. Al final los acuerdos no llegaron y tanto Luis Felipe como su hijo Juan José se quedaron sin opciones de cargos electorales en el PRI.

Entendiendo el fuerte aprecio que los tabasqueños le tienen a Luis Felipe y a Juan José, al valorarlos como ciudadanos ejemplares y buenas personas, lo cierto es que el tema de la renuncia se reduce a su desencanto por no haber aparecido en las boletas. Sin embargo, muchos otros priistas tampoco aparecieron y aún siguen en el partido. Más: Gina Trujillo rechazó el ofrecimiento para ser candidata plurinominal a fin de dar paso a una nueva generación de priistas. Y el caso más evidente es el del propio Dagoberto, quien ni siquiera buscó un cargo a fin de no ser juez y parte, lo que en cambio sí hizo ‘Alito’ al servirse con la “cuchara grande” en el reparto de candidaturas federales para su círculo más cercano de amigos y colaboradores.

Por eso, parece que el dirigente priista ha gestionado bien el control de daños a fin de evitar magnificar lo sucedido; sabiendo que Graham se va por un asunto casi personal. De esta forma se suma a los casos de quienes abandonaron un barco que les llevó siempre a puerto seguro en sus respectivas carreras políticas: Manuel Andrade, Pancho Herrera, Roger Pérez Evoli y Miguel Cachón Álvarez. Estos cuatro honorables personajes huyeron del partido al ver que el barco se hundía y que el horizonte era negro ante el empuje de Morena.

La desvergüenza llegó a límites insostenibles cuando Manuel Andrade se postuló como candidato a alcalde por el PRD, un partido al que persiguió y denostó cuando fue gobernador de Tabasco. La tríada restante se sigue pensando cómo ‘vender’ su arribo a Morena luego de haber transitado toda su carrera política señalando al actual presidente del país. Pero para ello hay una tercera vía que es el PVEM, un partido aliado del partido en el poder pero que cuenta con un pequeño gran problema llamado Federico Madrazo. Sí, porque, según su padre Roberto Madrazo, ‘Pico’ es el principal financiador de Latinus, el portal de noticias que se ha encargado de hacerle la vida de cuadritos a Andrés Manuel López Obrador.

Quizá en este contexto es que el dirigente del PRI, lejos de atacar a un Luis Felipe Graham que recién se recuperó del maldito virus tras perder a su apreciada esposa en el camino, dijo ser “respetuoso de la decisión”.

Y en esto es donde parece coincidir la opinión pública: respetar la voluntad de un tabasqueño honorable y de bien que tiene todo el derecho de decidir su futuro político en el partido que más se adecúe a sus planes. Además, hay un detalle que ennoblece a Luis Felipe y a su hijo Juan José: abstenerse de insinuar siquiera alguna culpa de Andrés Granier en lo acontecido en torno a su candidatura, sabiendo que esa decisión tuvo nombre y apellido en la persona de Alejandro Moreno Cárdenas.

¿Qué le queda ahora al PRI?: seguir trabajando para responder a la militancia, simpatizantes y ciudadanía con acciones y propuestas viables. En todo caso, cualquier partido, no sólo el tricolor, debe estar por encima de los nombres e individualidades.

Compartir:
Continuar Leyendo

Columnista

Carta Abierta

Publicado

en

Merino va por el diálogo

Jorge Núñez
jorgenunez63@hotmail.com
El mandatario Carlos Manuel Merino ha recibido en Palacio de Gobierno al dirigente del PRI en Tabasco, Dagoberto Lara, abriendo así una especie de gran diálogo sobre el futuro del estado para los próximos años. Es una iniciativa política que está abierta a todos los actores de oposición, a pesar de que el partido en el poder cuenta con la mayoría en la Cámara de los Diputados y es gobierno en catorce de las diecisiete alcaldías.

La sorpresiva reunión, de la que no se tenía la menor previsión por parte de la prensa, es un mensaje político alentador, esperando que en la agenda de Estado tengan cabida todas las ideas, todas las posturas, con el máximo respeto a los ciudadanos

El encuentro se produce en una coyuntura especialmente delicada por el interés del presidente Andrés Manuel en contar con el apoyo del PRI en San Lázaro para aprobar la reforma eléctrica, y se da tras la charla que el dirigente nacional del tricolor, Alejandro Moreno Cárdenas, tuvo con Adán Augusto en la Secretaría de Gobernación. De hecho, la cita del jueves en la mañana es parte de la apertura que el gobernador Merino ofreció a todas las fuerzas políticas desde el primer día de su mandato interino.

El jefe del Ejecutivo estatal ha destacado el encuentro como el inicio de un gran diálogo sobre el futuro de Tabasco. Estará abierto a todos los partidos, sabiendo que los próximos tres años tienen que aprovecharse al máximo. La participación plural es la que ha considerado que permitirá debatir, dejando atrás la confrontación existente en muchos momentos del pasado.

Parece que la razón le asiste al ‘Capitán’ Merino, ya que dialogar, conversar y unir voluntades para decidir qué Tabasco queremos es esencial en un estado que necesita soluciones reales e inmediatas.

La reunión también pone el balón en el tejado del PRI, ya que lo obliga a velar por los intereses de los tabasqueños a fin de diseñar líneas de acción, tomar medidas concretas y monitorear el progreso en los próximos años.

Por lo pronto, el gobernador Merino parece sentar las bases del debate público hacia una discusión sobre Tabasco. Es un reto que no debe truncarse de nuevo y quedar sólo para la foto.

La reunión Merino-Lara ha situado este acto como una suerte de arranque de un nuevo curso político, algo que podría repetirse con los dirigentes del resto de las fuerzas políticas, incluyendo desde luego a su propio partido: Morena.

Parece que es momento de dejar atrás la pandemia, dar vuelta a la página a las elecciones del 6 de junio y trasladar la idea de que los próximos tres años son definitorios. Merino ha dado el pistoletazo de salida para democratizar el debate público.

: Cambio en el SNTE
En la sección 29 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, SNTE, soplan vientos de cambio rumbo al próximo proceso electoral a inicios del 2022.

La base magisterial está ávida de ejercer por primera vez su voto libre y democrático y acabar con una historia de imposición de sus dirigentes sindicales.

Por ahora, de entre los nombres que ya suenan, está el del profesor Pedro Rodríguez Falconi, que cuenta con el aprecio de buena parte de sus compañeros que lo perfilan como uno de los aspirantes capaz de garantizar la unidad.

: Decepción
Cuando muchos esperaban que Gerardo Gaudiano destacara en el inicio de su trabajo legislativo en San Lázaro, por ser el único diputado federal de oposición en Tabasco, lo cierto es que ha pasado inadvertido.

A pesar de representar los colores de Movimiento Ciudadano, un partido emergente y con buena imagen, parece estar más ocupado en la política de las cañerías dentro de un partido que lo recibió con las puertas abiertas y del que ahora pretende adueñarse, como si fuera un pequeño dictador.

Una frase que le podría quedar al calce sería: “Si ya saben como soy, ¿para qué me invitan?”.

Compartir:
Continuar Leyendo

MINUTO A MINUTO

DIRECTORIO - PRIVACIDAD



Copyright © 2019 Rumbo Nuevo, El Diario de la Vida Tabasqueña Ramón Galguera Noverola #107 Col. Reforma C.P. 86080 Villahermosa, Tabasco, México