Connect with us

Columnista

Carta Abierta

Publicado

en

Nuevo líder de la CNC llega debilitado

Jorge Núñez
Twitter: @jorgenunez63
Bien dicen que lo que mal empieza mal acaba. Y este podría ser el caso de Carlos Hernández Reyes, el exdelegado de la Sagarpa que el martes 22 rindió protesta como nuevo dirigente de la CNC en la sede estatal del PRI. Tomó posesión sin contar con el respaldo de los líderes de los sectores productivos y de los expresidentes de esta organización civil no adherida al partido.

Todo comenzó mal y de malas por la falta de operatividad política del dirigente nacional, Ismael Hernández Deras. El líder no convocó al Consejo Rural de la CNC estatal para informarles de la decisión de nombrar a un delegado con funciones de presidente, como es el caso de Carlos Hernández.

El dirigente nacional estaba obligado a convocar a ese Consejo, ya fuera para informarles del lanzamiento de la convocatoria para votar al nuevo presidente o para darles a conocer la decisión que al fin fue tomada. No sólo ninguna de las dos opciones les fue comunicada a los integrantes del Consejo Rural, sino que tampoco sirvió la excusa de no lanzar la convocatoria debido al inicio del proceso electoral federal de 2021. No valió esta última excusa porque la CNC, como asociación civil no adherida al PRI, está en libertad de no acatar los tiempos electorales estipulados por el INE.

No es todo. La toma de protesta en la sede estatal del PRI fue ilegal o cuando menos impropia. La ley en la materia impide que una asociación civil haga uso de las instalaciones de un partido, sea cual sea. Desde la dirigencia de José Cruz Cadena, todos los actos de la CNC habían tenido lugar en su propio edificio.

Estas son algunas de las razones que llevaron a varios exdirigentes de la CNC a no ir al acto: Carmen Sánchez, Carmen Ulín, Pancho Rabelo, Ramón Cornelio Gómez, Fernando Peralta Juárez y José Juan Cruz Cadena. Tampoco estuvieron quienes se habían apuntado como aspirantes a dirigir al sector campesino: Alexander Córdova de la Cruz, José Manuel Zapata y Natividad Jiménez.

Fuentes cercanas a los inconformes revelan que todo este desaseo comunica una imposición desde la dirigencia nacional cenecista en favor de este grupo encabezado por el exdelegado y exsubsecretario de la Sagarpa, Ignacio Lastra Marín.

Pero no todas las baterías están contra Carlos Hernández. Otras voces acusan a la dirigente saliente, Minerva Santos, de buscar extender su permanencia más allá de los siete años cumplidos para influir en la designación de los candidatos en 2021.

Aseguran que hasta el último minuto buscó entrampar la llegada del nuevo líder. Por eso, a pesar de haber tenido a su cargo las invitaciones personales a los exdirigentes de la CNC al acto de toma de protesta, la entonces lideresa no movió ni un dedo. Prueba de ello es que el propio Hernández les llamó a cada uno de ellos cuando faltaban solo ¡dos horas! para el comienzo del evento encabezado por el dirigente del partido, el huimanguillense Dagoberto Lara.

En medio de estas confusiones y disputas internas es que el paisano de Dagoberto llega al cargo de “delegado con funciones de presidente” de una CNC que aglutina a más de 65 mil miembros en todo el estado. Son militantes que están a la deriva y que no necesariamente le guardan lealtad al PRI y que tampoco son garantía de votos para el tricolor. Y de este alejamiento de la base no hay más que un culpable: el propio partido.

Sí, es verdad, Carlos Hernández llega debilitado a la CNC.

Compartir:
Continuar Leyendo

Columnista

Corte de Caja

Publicado

en

Rebrote de protestas, falta el de COVID 19

José Martínez
Los cierres de carreteras y plantones de colonos se convirtieron en moda en estos días. Algunos indican que es una forma de chantaje. Otros dicen que es una manera para que sean atendidos.

No se pueden establecer este tipo de reglas, sobre todo cuando se afecta a terceras personas, pero igual no se puede incumplir por parte de las autoridades si el ciudadano tiene razón.

Ahora se dio un rebrote, pero de protestas. El agua vino a desnudar muchas situaciones. Hizo ver la pobreza en la que se vive, e igual la irresponsabilidad de las personas.

Muchísimo de los que cobraron sus diez mil pesos por el asunto de la inundación, lo tomaron para comprar licor, hacer fiestas y se olvidaron de lo primordial.

Entonces de nada sirvió estar horas esperando un apoyo si al final fue tirado a la basura.

Son las contradicciones que se hacen en la vida real, porque no es un invento de tales hechos.

Ahora son los colonos de Tierra Colorada, otros más de Nacajuca, así como de Tamulté de las Sabanas, quienes piden el folio para ir por esos diez mil pesos.

Las colas seguían hasta ayer en el centro de Convenciones y en Telecom, todo sin guardar esa sana distancia.

Esos son los rebrotes que se dieron. La gente no respetó ni un centímetro para evitar contagiarse.

La secretaria de Salud infirmó que por esta razón Tabasco vivirá pronto una situación delicada, porque mucha gente ya se contagió con el virus, y lo peor es la multiplicación del mismo.

Es difícil hacer entender a las personas sobre estas acciones. A pesar de que algunos ya vivieron en carne propio con ellos o familiares muy cercanos esta enfermedad, no se termina de entender que el coronavirus es tan letal, que en si los hospitales se abarrotan, será difícil atenderlos.

Será un verdadero problema cuando estos dos rebrotes (protesta y COVID 19) se encuentren de frente, en ese sentido ¿qué hacer?

Las autoridades siguen argumentando que no saldremos por el momento del foco naranja, nos falta mucho para llegar al verde, a pesar de que el secretario de Hacienda declaró ayer que en los primeros días de enero de 2021 estará en México la vacuna.

Haberes
Francisco Javier Rodríguez Hernández, socio de la funeraria del Sureste “Los Ángeles” dio a conocer que por lo menos 48 empresas ‘patito’ siguen operando en la entidad, sin ninguna restricción.

Compartir:
Continuar Leyendo

MINUTO A MINUTO

DIRECTORIO - HISTORIA - PRIVACIDAD



Copyright © 2019 Rumbo Nuevo, El Diario de la Vida Tabasqueña Ramón Galguera Noverola #107 Col. Reforma C.P. 86080 Villahermosa, Tabasco, México