Aquí… Tabasco dice

Abiud Pérez Olán
abiudperez@hotmail.com
No es una renuncia cualquiera, ni mucho menos se puede hacer a un lado lo expresado en la carta que le envía al Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, quien hasta ayer fue el director general del Instituto Mexicano del Seguro Social, su renuncia con carácter de irrevocable, fue aceptada por el Presidente, en este caso, no siguió el camino de los rumores como otros, que han entregado su renuncia rogando a Dios que no se las acepten y seguir dentro del círculo del gobierno de este nuevo régimen, Germán Martínez Quiroga es un michoacano con una carrera política dentro del Partido Acción Nacional, al que renunció para sumarse al proyecto político de MORENA, también destacó en el gobierno de Felipe Calderón, con quien lo une una profunda amistad, a raíz del paisanaje que tienen el ex presidente y el ahora ex director del IMSS.

El Instituto Mexicano del Seguro Social es una institución que da servicio a los trabajadores afiliados a esta institución y que se administra en forma tripartita: gobierno, trabajadores y empresarios, aunque en la realidad, es el gobierno quien decide muchas de las cosas que deberían ser consultadas a esos tres órdenes de administración; históricamente el IMSS no ha cumplido con lo pactado en su ley orgánica administrativa, el bloqueo a su autonomía en la administración, ha sido uno de los factores para no cumplir con la encomienda de dar a los trabajadores, seguridad social y una atención médica que cumpla con las normas mundiales.

El ex director del Seguro Social, en la carta que envía al Presidente, hace menciones y denuncias, que bien vale que se aclaren, porque de no hacerlo, sería permitir que esta institución, que el propio Presidente de la República la tiene encaminada, o diseñada para dar el servicio médico a los mexicanos en general, se convierta en un fracaso, una de las molestias del ex titular de la dependencia, es la intromisión de la Secretaría de Hacienda en los recortes presupuestales, sin consultar al Consejo de Administración del Seguro Social, lo que rompe con la autonomía y posteriormente los nombramientos que se están haciendo en las entidades federativas, de representantes ajenos a la institución y que serían los que en el futuro administren al seguro social.

El Instituto Mexicano del Seguro Social es una institución que nació en 1943, e inició operaciones en enero del 1944, forma parte de la Asociación Internacional de la Seguridad Social, está afilado a diferentes organizaciones de este tipo, que lo compromete a cumplir con la demanda de atención médica, pensiones y otras prestaciones a los trabajadores, sin embargo, en México durante los diferentes gobiernos priístas y panistas, ha tenido diferentes tropiezos, que van desde la mala administración de sus recursos, que son principalmente, las cuotas que aportan los trabajadores, hasta la corrupción en la adquisición de medicamentos, esto último es también, un descontento del ex director del Seguro Social, que denuncia la intromisión de intereses en la compra de medicinas para esa institución.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador no puede dar carpetazo a esta renuncia, ni tampoco nombrar de inmediato a quien podría resultar un incondicional sin experiencia en la administración de lo que parecería era la institución ejemplar que se crearía en el gobierno para dar el servicio médico a todos los mexicanos, se debe aclarar correctamente cada uno de los puntos que denuncia Germán Martínez y que dio pie a la renuncia que ayer mismo el Presidente Andrés Manuel López Obrador, hizo válida.

Grillos Y Grillas
Diferentes portales informativos dieron a conocer la tarde de ayer que posiblemente el político tabasqueño Humberto Mayans Canabal, podría ser el que sustituya a Germán Martínez, en la dirección del Seguro Social, quien renunció, ante los problemas que tenía con la Secretaría de Hacienda y por los nombramientos alternos, así como otros problemas que denunció en su dimisión, Humberto Mayans Canabal, es un político tabasqueño que se formó y militó la mayor parte de su vida, en el Partido Revolucionario Institucional, renunció a la militancia y posteriormente fue militante del PRD, regresó al PRI, para pelear por la candidatura al gobierno del Estado, la cual no alcanzó, en medio de grandes problemas y se le señala, de graves diferencias con el ex gobernador Andrés Granier Melo, de quien fue su secretario de gobierno y se molestó por no haberlo nombrado el candidato priísta al gobierno del Estado en 2012, y tan sólo ser senador del Partido Verde, los rumores del nombramiento como director del IMSS, han levantado cierto revuelo entre los tabasqueños, porque no se le vio trabajando en el proyecto de Andrés Manuel López Obrador en ninguna de las etapas de las que el ahora Presidente llevó a cabo, no sólo en Tabasco, sino en México, sin embargo, su experiencia política de muchos años, lo podría llevar a ese cargo, que desde la tarde de ayer, como sus amigos han estado mencionando… Muy difícil para el presidente municipal de Centro, el asunto de la privatización del agua potable, una vez más se muestra que está falto de asesores y quienes conozcan verdaderamente del rumbo que lleva la política en México, ayer desempolvó MORENA la iniciativa de ley que prohíbe se concesione el manejo de todo lo relacionado con el agua potable, por ser un derecho humano y se prohíbe que no haya ninguna concesión a particulares para administrar el vital líquido, por lo que esta iniciativa, de aprobarse, terminaría con las aspiraciones del alcalde, de privatizar el agua, acción que se ve contraria, no sólo al proyecto político morenista, sino del propio Presidente, Andrés Manuel López Obrador, que están en contra de todo lo que tienda a privatización, no por algo el gobernador Adán Augusto López Hernández, se mantuvo al margen sobre este planteamiento del alcalde capitalino… Nos leemos mañana.