Connect with us

Política

Agrotendencias

Publicado

en

Cómo llegamos a la “nueva normalidad” (tiempo estimado de lectura: 5 minutos)

«La paciencia no es la capacidad de esperar, sino la habilidad de mantener una buena actitud mientras se espera» Joyce Meyer

Elisabeth Casanova García
afgha@hotmail.com
Jorge Quiroz Valiente
(917)106 7165
Miles de personas ya han muerto y cientos de miles más han caído enfermas, debido a un coronavirus que antes era desconocido. Para millones de personas que no han contraído la enfermedad, su estilo de vida ha cambiado por completo. Muchas de las actividades que antes se consideraban un hábito han tenido que ser excluidas de la rutina. Como muchos estaremos de acuerdo, la situación actual de contingencia ha representado un giro de 180° en la cotidianidad.

Todos los esfuerzos van dirigidos a controlar la propagación de Covid-19 y con suerte, a reducir el número de muertos. No obstante, los fallecimientos por el virus no son el único problema de la pandemia, ésta también ha acarreado algunas consecuencias inesperadas que no merecen menos atención. La convivencia forzada ha ocasionado que los distintos miembros de la familia perciban rasgos del comportamiento y personalidad de los demás miembros que antes pasaban sin pena ni gloria, cosa que, en algunos casos acompañados de una cultura intolerante y desigual, deriva a la violencia intrafamiliar. Por otra parte, el ocio muchas veces va acompañado de aburrimiento, que provoca desesperación, melancolía y, por ello, aumenta la susceptibilidad. Tan solo estos factores nos indican que no estamos acostumbrados al aislamiento, y aunque sea perfectamente comprensible, hay que poner de nuestra parte para adaptarnos y sobrellevar de manera óptima este confinamiento.

Es esencial organizar el tiempo del que se dispone. Incluso si parece que hay suficiente tiempo como para dejarse llevar impulsivamente, si no se crean rutinas o “ciclos” se desaprovecha gran parte de éste. Es importante destinar ciertos momentos del día al cuidado personal, tanto físico como psicológico, a la convivencia, al trabajo o actividades pendientes, al desarrollo de habilidades y, por supuesto, a la recreación. Aunque exista el prejuicio de que las rutinas tornan monótonos y repetitivos los días, es un hecho que a la larga logran mantenernos ocupados y enfocados. Es recomendable hacer listas con todos los horarios y especificaciones, ya que no basta con tenerlo en la conciencia, tener algo ya escrito le brinda mayor validez.

La comunicación también juega un papel elemental, especialmente cuando se trata de la que ocurre dentro del ambiente familiar. Deben existir acuerdos dentro de la misma vivienda que aboguen por la participación y cooperación de todos los integrantes, además de que se debe fomentar el respeto, la solidaridad, la tolerancia y la empatía, puesto que es normal que resulte complicado afrontar esta situación para uno o varios de los habitantes de la casa.

Finalmente, las reflexiones que han ido apareciendo en los últimos días respecto a la presente situación, dirigidas hacia la “nueva normalidad” apuntan a la existencia de escenarios en los que se vislumbra el reforzamiento de los autoritarismos, el retroceso en los derechos individuales, los recortes en derechos sociales, el crecimiento de la xenofobia y el debilitamiento de la confianza social. Aunque por otro lado, se siente el deseo de convivir nuevamente con familiares y amigos.

Pocas veces la humanidad había enfrentado un futuro tan incierto. Pero ni el confinamiento social ni la suspensión de las actividades económicas pueden continuar de manera indefinida, aunque el panorama no se ve favorecedor, tenemos que irnos preparando para lo que han llamado “la nueva normalidad” donde tendremos que cambiar ideas, costumbres y hasta formas de vestir, viajar y pensar.

Compartir:
Continuar Leyendo

Política

Retorno de trabajadores A oficinas del Gobierno será ordenado, escalonado y seguro: SAIG

Publicado

en

La reanudación de las actividades al 100 por ciento se dará cuando la entidad alcance el semáforo verde

Luis Frade
Rumbo Nuevo
Los empleados de la administración pública de Tabasco no se reincorporarán a las labores presenciales en oficinas, mientras el semáforo confeccionado por la Secretaría de Salud federal para determinar el nivel de riesgo por la pandemia, siga en rojo, afirmó Óscar Palomera Cano, secretario de Administración e Innovación Gubernamental (SAIG).
Dejó claro que para el gobernador Adán Augusto López Hernández, la salud de la población representa un asunto de alta prioridad, por lo que el regreso a los centros de trabajos se dará conforme a los lineamientos establecidos para la Nueva Normalidad de las Actividades en la Administración Pública del Estado.
Dichos lineamientos, explicó, se fundamentan en el sistema de semáforo por regiones emitido por la autoridad federal para evaluar semanalmente el riesgo epidemiológico relacionado con la reapertura de actividades en cada entidad federativa, y garantizan un retorno ordenado, escalonado y seguro.
Palomera Cano aseguró que el Gobierno del Estado no pondrá en ningún momento en peligro la integridad de las personas, de allí que la reanudación de las actividades al 100 por ciento en la administración estatal, se dará cuando Tabasco se encuentre en la semaforización verde.
Señaló que en tanto eso sucede, el aparato gubernamental continuará funcionando como lo ha venido haciendo, desde finales de marzo, con determinadas restricciones y a través del uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), porque en lo general, “las secretarías que conforman la administración pública no han dejado de laborar”.

No habrá retorno masivo el 1 de junio
Refirió que quienes sí deberán presentarse a trabajar, el lunes 1 de junio, son los que conforme a las necesidades de cada área, sus funciones y bajo estrictas medidas de prevención, “ya venían trabajando en las oficinas; ese es el personal que deberá continuar presentándose”.
Óscar Palomera destacó la importancia de la labor que han venido desempeñando las plantillas de la Secretaría de Salud, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, la Comisión Estatal de Agua y Saneamiento, y el Instituto de Protección Civil del Estado, que por la naturaleza de sus funciones y con plena responsabilidad, no han detenido sus tareas.
Los lineamientos para la Nueva Normalidad de las Actividades en la Administración Pública del Estado elaborados por la SAIG, determinan una segmentación de la población laboral: los de riesgo bajo o poco vulnerable y la de riesgo alto y vulnerable.

Los de altos riesgo
Los primeros son aquellos que no tienen antecedentes de enfermedades crónicas no transmisibles, no presentan problemas en el sistema inmunológico y son menores de 60 años, mientras que los de alto riesgo son quienes tienen más de 60 años, las mujeres embarazadas, o las personas que padecen hipertensión arterial, diabetes, enfermedad cardíaca o pulmonar crónica, insuficiencia renal o hepática, y obesidad mórbida.
Para el retorno a la normalidad laboral, se establecen 11 medidas temporales que deben acatarse de acuerdo con una semaforización que va de rojo a naranja, amarillo y verde, estableciendo en cada fase una serie de restricciones y recomendaciones.

Tabasco deberá alcanzar semáforo verde
Determina que sólo cuando Tabasco alcance la semaforización verde se reanudarán las actividades al cien por ciento en la administración estatal, aunque persistirán medidas sanitarias, como el uso obligatorio de equipo de protección personal (cubrebocas), la limpieza y desinfección periódicas en áreas de trabajo, y se dará prioridad al uso de las TIC para la simplificación administrativa en trámites gubernamentales.

Compartir:
Continuar Leyendo

MINUTO A MINUTO

DIRECTORIO - HISTORIA - PRIVACIDAD



Copyright © 2019 Rumbo Nuevo, El Diario de la Vida Tabasqueña Ramón Galguera Noverola #107 Col. Reforma C.P. 86080 Villahermosa, Tabasco, México