Tabasco con calidad lechera

El mandatario tabasqueño atestiguó procedimiento moderno de producción de embriones in vitro, que tiene por objetivo ordeñar mil litros de leche diarios por cada cien vacas en Paraíso

Paraíso
Víctor León
Corresponsal
El gobernador Andrés Granier Melo visitó aquí la Unidad Productiva de Leche Brasuca, un concepto moderno de producción de embriones in vitro, que permitirá detonar a una parte de la ganadería tabasqueña, con el objetivo de ordeñar mil litros de leche diarios por cada cien ejemplares, principalmente de razas Gyr y Guzerat Lechero.
El mandatario estatal fue recibido por el propietario de la unidad, Manuel Antonio Suárez Romero, en el rancho “El Abuelo”, ubicado en la ranchería Madero sección Hormiguero, donde recibió una amplia y detallada explicación del procedimiento de extracción de los óvulos de la vaca donadora para llevarlos al laboratorio y complementar el proceso productivo.
Suárez Romero agradeció a Granier Melo los apoyos económicos para el fortalecimiento de los Laboratorios Brasuca, donde se lleva a cabo todo el proceso de fertilización in vitro de los embriones, ubicado en Villahermosa, que consiste en tres etapas: maduración del ovocito, la fecundación que se junta con el semen, y el desarrollo propio del embrión.
El jefe del Ejecutivo estatal recordó que el propietario de la Unidad de Producción de Leche Brasuca fue parte de la delegación tabasqueña que el año pasado viajó a República Dominicana, donde se exportó material genético de primera calidad. “Ahí Manuel presentó su proyecto y nos enteramos que ya exportaron ese material a Guatemala y Costa Rica”, dijo.

Modernización del proceso productivo
El también dueño del rancho “El Abuelo”, informó que en el lugar se construyen los edificios modernos de ordeña, corrales de producción, galera y equipos de leche, para la pasteurización del producto y varios tanques para almacenarla. El proyecto también contará con una pequeña oficina donde se tendrá el control de todo el proceso de producción lechero.
La candidata a doctora en Sanidad Animal por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Ericka Lina Ordóñez León, responsable del Área de Producción de Laboratorios Brasuca, explicó que el equipo de campo del laboratorio extrae los óvulos de la donadora y se llevan a Villahermosa para concluir todo el proceso.
Dijo que todo el proceso tiene una duración de ocho días, desde que se hace la aspiración hasta implantar los embriones en las receptoras, y entre 30 y 35 días se hace el pronóstico de gestación para ver cuántas vacas quedaron preñadas. Añadió que en cada aspiración que hacen de las donadoras se pueden lograr hasta 20 óvulos, por lo que la producción puede ser alta.