Villahermosa, Tabasco, México. Viernes 26 de Mayo del 2017

Seis semanas de violencia

Seis semanas de violencia

La crisis política venezolana sigue aumentando de decibeles con cada protesta opositora, a la que Maduro responde con una mayor represión

Caracas, Venezuela
Notimex
Seis semanas de protestas contra el gobierno venezolano dejaron ya 44 muertos, unos mil heridos y más de mil 200 detenidos, un saldo frente al cual el presidente Nicolás Maduro y la oposición se muestran inflexibles en sus posiciones. Nadie retrocede, pero tampoco avanza.
La crisis política venezolana sigue aumentando de decibeles con cada protesta opositora, a la que Maduro responde con una mayor represión y la gente en su contra actúa con mayor firmeza y más movilizaciones.
Mientras, los venezolanos siguen sin un horizonte definido para una próxima elección, a no ser la convocatoria a una Asamblea Constituyente, la jugada de Maduro para reformar la Carta Magna para sacarse del encima la incómoda Asamblea Nacional (Congreso) dominada por una mayoría opositora.
Esto pese a que la actitud del mandatario despierte la desconfianza de un ambiente internacional descreído del gobierno bolivariano.
Los analistas se preguntan por qué Maduro se niega a llamar a unas elecciones regionales o locales que podrían tranquilizar el clima, en espera del gran año de la definición electoral de 2018, cuando están previstas las presidenciales.

Acusarán a tres soldados
por muerte en Venezuela
Tres soldados de la Guardia Nacional de Venezuela (policía militarizada) serán acusados por la muerte de un hombre en el estado de Táchira, en el suroeste del país, informaron fuentes oficiales.
La muerte de Manuel Castellanos, de un tiro en el cuello, aumentó a 45 el número de víctimas fatales en más de seis semanas de protestas contra el Gobierno de Venezuela.
Según el Ministerio Público, dos fiscales estarán a cargo de la investigación, presentarán las acusaciones contra los tres soldados por lo ocurrido en la localidad de Tucapé, en Táchira, donde una protesta fue dispersada por una patrulla de soldados.