Villahermosa, Tabasco, México. Lunes 23 de Octubre del 2017

Proceso de creación

Proceso de creación

Una exposición ahonda en la creación de “La puerta del infierno”, la obra magna en la que el escultor invirtió 20 años

Barcelona, España
Notimex
Con la intención de que el público pueda revivir la creación de un ícono en la historia del arte: “La puerta del Infierno”, la Fundación Mapfre presentó en esta ciudad la exposición “El infierno según Rodin” con más de 150 obras.
A través de más de 150 obras, entre ellas 30 dibujos que pocas veces se han presentado al público y numerosas esculturas restauradas para la exposición, el visitante podrá sumergirse, hasta el 21 de enero próximo, en la historia fascinante de esta obra maestra en la que Rodin recreó una visión espectacular del “Infierno”, llena de exaltación y de tormentos.
“La puerta del Infierno” es la obra central que atraviesa toda la carrera de Rodin.
En 1880, siendo todavía un artista poco conocido, el escultor recibió del Estado francés el encargo de diseñar una puerta monumental destinada a un futuro museo de artes decorativas.
Durante cerca de diez años se entregó a la tarea con pasión, inspirándose primero en “La divina comedia” de Dante Alighieri, y después, cada vez más, en “Las flores del mal” de Charles Baudelaire.
Trabajando tanto la dimensión arquitectónica de la puerta (bajorrelieves, pilastras, elementos decorativos) como los personajes que se encuentran en su superficie, Rodin crea formas inéditas para expresar las pasiones humanas.
Los numerosos grupos de figuras de condenados que Rodin dibuja, modela y junta constituyen un verdadero repertorio de formas, que el artista reutilizó hasta el final de su carrera, con una inventiva siempre renovada.
Muchas de sus obras más conocidas proceden de este ímpetu que propulsó al artista al primer plano de la escena artística, empezando por “El pensador”, “El beso”, “Ugolino”, “Danaide” y “Las tres sombras”.