Villahermosa, Tabasco, México. Martes 22 de Agosto del 2017

El secretario de Gobierno, Gustavo Rosario Torres, llamó a los tabasqueños a olvidarse de diferencias políticas y pensar solo en Tabasco

El secretario de Gobierno, Gustavo Rosario Torres, llamó a los tabasqueños a olvidarse de diferencias políticas y pensar solo en Tabasco

En representación del gobernador Arturo Núñez Jiménez, el secretario de Gobierno encabezó ceremonia del 79 aniversario de la Expropiación Petrolera de 1938

Al presidir la ceremonia del 79 aniversario de la Expropiación Petrolera de 1938, el secretario de Gobierno, Gustavo Rosario Torres, llamó a los tabasqueños a olvidarse de diferencias políticas y pensar solo en la tierra que nos vio nacer. “La buena política debe ocupar un espacio más amplio en nuestra vida, y la respuesta está en nosotros”, aseguró.
El también representante del gobernador Arturo Núñez Jiménez destacó que desde que Lázaro Cárdenas del Río tomó la determinación de expropiar la industria petrolera, Tabasco se ha caracterizado por ser un pueblo libre, trabajador y solidario, por lo que insistió en su llamado por alcanzar la buena política para impulsar su desarrollo.
En compañía de Eusebio Vélez García, presidente del Consejo Local de Vigilancia de la Sección 44 del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), Rosario Torres señaló que a casi 80 años de la expropiación se aprecian profundos cambios en la estructura legal y administrativa del sector energético.
“Entidades como la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente; y las comisiones Reguladora de Energía y Nacional de Hidrocarburos tienen como misión específica orientar y regular las nuevas formas de generación energética, así como a los actores que participan en este proceso”, puntualizó.
Ante cientos de trabajadores petroleros que abarrotaron este sábado la Plaza de la Revolución de Tabasco 2000, el funcionario público recordó que cuando el entonces presidente de la República tomó la decisión de nacionalizar la industria petrolera se consolidó el régimen surgido de la Revolución Mexicana.
Fue un gesto de patriotismo y conciencia de la historia, y por eso se convirtió en uno de los héroes nacionales más importantes, consideró en presencia de los comandantes de la Trigésima Zona Militar y de la Quinta Zona Naval Militar, Jorge Andrade Ramírez y Gregorio Martínez Núñez, respectivamente.
Dijo que la expropiación fortaleció al país antes que iniciara uno de los conflictos armados más dramáticos que se registraron en el siglo pasado: la Segunda Guerra Mundial, que duró de 1939 a 1945, y en la que México se mantuvo neutral en el conflicto armado propiciado por el eje Berlín-Roma-Tokio.
El encargado de la seguridad interna de la entidad mencionó que otro significado fue el giro que tomó la consolidación del país en un esquema de mayor participación del Estado en la rectoría económica y social de México.
“El petróleo como palanca de la economía nacional nos hizo olvidar en buena medida nuestra vocación agrícola, ganadera, silvícola y pesquera, además de propiciar una migración masiva de la gente del campo hacia los centros urbanos”, señaló.
Y en el caso de Tabasco, subrayó, a partir de 1976 comenzó a convertirse en un estado petrolero que fue desdibujando el arraigo al campo, la autosuficiencia alimentaria, la economía de traspatio, la convivencia con los ríos y con un entorno que nos llevó a merecer el calificativo de ser El Edén del Trópico.
El secretario de Gobierno afirmó –finalmente– que hoy atravesamos por una crisis de producción petrolera declinante, que tiene diversas expresiones, siendo la más visible el ajuste en los precios de las gasolinas, y se reconoce que estamos ante una nueva era, basada en el acercamiento de las sociedades y aplicación de la tecnología a procesos productivos, además de la irrupción del capital como un actor de alta relevancia.
A la ceremonia, también asistieron funcionarios estatales, federales y municipales, y un representante del Poder Judicial.