Villahermosa, Tabasco, México. Martes 24 de Octubre del 2017

El PRI en su peor momento. Se requiere de unidad real y no de fotografía

El PRI en su peor momento. Se requiere de unidad real y no de fotografía

La diputada federal, Liliana Ivette Madrigal Méndez, destacó que quienes militan en un partido político deben ser autocríticos y con sustento. El PRI no atraviesa por el mejor momento de su historia. El partido ha sido duramente golpeado en su credibilidad, por políticos que no han trabajado con la honestidad. Más vale que la unidad sea real y no de fotografía, si realmente quieren representar una opción, pues en muchas ocasiones existe la simulación en los partidos políticos, que al final de cuentas queda al descubierto en los resultados electorales y que no le beneficia a nadie.

Gloria K. López
Rumbo Nuevo
“La política no es para hacer negocios; la política es para servirle a los demás, si alguien quiere hacer negocios, que ponga su propia empresa y que trabaje duro para lograrlo”, dejó claro la diputada federal por Tabasco del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Liliana Ivette Madrigal Méndez.
Destacó que en la política se necesitan hombres, mujeres y jóvenes cuyos principios sean la solidaridad, la honestidad y sobre todo el amor por el servicio público.
En entrevista exclusiva para Rumbo Nuevo, el Diario de la Vida Tabasqueña, la Legisladora federal aconsejó a las mujeres y a los jóvenes a que se animen a participar, que en todos los partidos hay gente buena y gente mala, y que son mucho más los buenos que necesitan sangre fresca que los contagie de nuevas ideas.
“Yo creo que tienen que buscar espacios de participación en los partidos o en la sociedad civil, pero siempre con vocación de servicio; hay muchas formas de hacerlo y una opción de camino, es precisamente la participación dentro de la política”, indicó.
La ex Diputada local en la Sexagésima Primera Legislatura (2013-2015) destacó que los partidos los hacen las personas y las personas son quienes hacen política, por lo que se debe dejar a un lado las filias y las fobias, y trabajar en favor del bienestar social.
Consideró que no hay política buena ni mala, sino más bien hay ciudadanos buenos y ciudadanos malos, que quieren participar en política para trabajar por el bien común, y otros que quieren trabajar para sus beneficios personales.

El PRI no tiene el mejor momento
En cuanto al tema partidista, destacó que quienes militan en un partido político deben ser autocríticos y con sustento; por lo que el PRI no atraviesa por el mejor momento de su historia.
Agregó que el partido ha sido duramente golpeado en su credibilidad, por políticos que no han trabajado con la honestidad que exigen los ciudadanos en los cargos públicos y hoy es un asunto que los ha mermado en el partido tanto en lo local como en lo nacional.
Sin embargo, consideró que se están tomando las acciones y medidas necesarias para que este tipo de personas sin escrúpulos no lleguen a las candidaturas y mucho menos a los puestos de toma de decisiones.
“Yo siempre lo he dicho: si hay que cortar la corrupción, hay que cortarla de raíz; no podemos solamente podarla porque brotará con más fuerza y nos hará mucho más daño”, añadió.
Y agregó: “Yo creo que en el PRI tenemos una oportunidad histórica de limpiar el partido y fortalecerlo mucho más como una opción viable para los tabasqueños, y estoy convencida que lo podemos lograr, siempre y cuando ofrezcamos soluciones reales para los ciudadanos que están cansados de una clase política que les ha quedado mal”.
En lo personal, Liliana Madrigal procura que sus electores sientan que no se equivocaron al elegirla como su representante, y de esta manera cree que es como ella aporta al PRI en Tabasco: siendo honesta, congruente, y sobre todo dándole resultados a quienes le dieron su confianza.
Por todo ello, la diputada federal del tricolor consideró que más vale que la unidad sea real y no de fotografía, si realmente quieren representar una opción, pues en muchas ocasiones existe la simulación en los partidos políticos, que al final de cuentas queda al descubierta en los resultados electorales y que no les beneficia a nadie.
Subrayó que los partidos políticos son un vehículo para garantizar la democracia y para generar el bien común cuando les toca ejercer el poder, por eso es importante que dejen sus filias y fobias de un lado, y que trabajen por construir la unidad en todos los ámbitos.
“En mi caso particular, no apoyo una unidad simulada, no apoyo una unidad de fotografía. Liliana Madrigal lo que apoya es el diálogo que construye, el diálogo que incluye y sobre todo el diálogo que escucha a los ciudadanos”, agregó.

Sus aspiraciones
Dejó claro que las aspiraciones de Liliana Madrigal dependerán de los resultados que entregue a sus electores, y si los ellos quieren que los represente en algún otro puesto de elección popular, con todo gusto aceptará la invitación de su partido y de los ciudadanos tabasqueños.
“Para mí ha sido una experiencia muy grata el paso por el Poder Legislativo tanto local como Federal, y que me di cuenta que desde el Congreso también se puede ser útil a los tabasqueños; tenemos una voz que representa a los más de 2 millones de tabasqueños, y eso además de ser un gran honor, es una gran responsabilidad”, indicó.
Destacó que, si la oportunidad se da para ser candidata a Senadora de la República, con todo gusto y con toda responsabilidad la tomará en cuenta y también en esa tribuna pondrá todo el empeño que amerita.
“Yo creo en la profesionalización de la política, y también estoy segura que tanto en su preparación académica como profesional, me permitirán ser la mejor Senadora de Tabasco”, señaló.
Y por otra parte, recordó que los tabasqueños saben que ella comenzó como activista dentro del partido; en asuntos de mujeres y de participación ciudadana en el municipio de Centro, y eso la llevó a mantener siempre un contacto directo con los vecinos de todo el municipio.
Además que en la campaña extraordinaria del año pasado, le tocó recorrer todos los rincones del municipio tanto de la zona urbana como de la zona rural, y pudo identificar las problemáticas que padece cada sector.
“Si los ciudadanos, los militantes y el propio partido me piden que sea candidata a Centro nuevamente, aceptaré la responsabilidad y aceptaré el desafío”, sostuvo.
Recordó que hay organismos sociales e internacionales que trabajan para dar soluciones a los problemas que tiene Centro, y que hoy ve que no se están aprovechando, ya que ha observado que se preocupan más por seguir generando la política de hace 30 años que a todas luces es un modelo que ya fracasó; no tienen que inventar el agua tibia; los alcaldes tienen que retomar modelos exitosos que hayan funcionado en otras ciudades del país y del mundo, y aplicarlos en el municipio, se trata de voluntad política y de apartar los intereses personales.

Papel de la mujer en la política
Asimismo, Madrigal Méndez resaltó que en general, las mujeres se han enfrentado a más retos que los hombres al participar en política; pues de inicio, esta actividad antes era solo exclusivamente para hombres y las mujeres han irrumpido en este espacio.
Recalcó que a ellas por ser mujeres, les ha tocado demostrar que son capaces, a los hombres no; un claro ejemplo es en el Congreso de la Unión, ya que a las mujeres les dan las comisiones menos relevantes y siempre las más importantes están encabezadas por hombres como por ejemplo las de Justicia, Puntos Constitucionales, Presupuesto, Hacienda, por mencionar algunas.
“Yo en lo personal, he tenido que demostrar que más allá de ser mujer, soy una política honesta, preparada, apasionada de mi trabajo y sobre todo con ganas de servir a mi país y a mi estado”, sostuvo.

Su trabajo legislativo
Por otro lado, Madrigal Méndez consideró que su experiencia tanto en el Congreso local como en San Lázaro, ha tenido una parte importante, pero sobre todo muy apasionante para traer beneficios a Tabasco; tan apasionante que pudo mantener contacto con las universidades, académicos y organizaciones de la sociedad civil para generar las propuestas legislativas, como apasionante es buscar consensos con los grupos parlamentarios para que estas iniciativas sean discutidas y aprobadas.
“Me llena de satisfacción poder decir que fui quien impulsó que a Tabasco se le considerara como Zona Económica Especial, y que hoy es una realidad, y pronto comenzarán los trabajos de las ZEE aquí en Tabasco”, sostuvo.
Para recordar algo de su trabajo en San Lázaro, señaló que la llena de orgullo que se aprobó una reforma que propuso para combatir la violencia política de género desde los partidos políticos y en las instituciones electorales, porque está convencida que las mujeres que participan en política no deben ser juzgadas por ser mujeres, sino por sus capacidades.
De la misma manera, dijo sentirse satisfecha de poder apoyar directamente a los municipios etiquetando presupuesto a proyectos específicos, y en esta misma materia, de haber logrado que el presupuesto para Tabasco aumentara significativamente en los dos años que lleva como legisladora.
“Y otra que me llenará de orgullo, que aunque se encuentra en proceso de planeación y foros, sin duda alguna será el tema de maternidad subrogada, ya tengo la primera propuesta de Ley de Maternidad Subrogada y en el próximo periodo de sesiones realizaremos foros y consultas para discutir, estudiar y analizar el tema y ofrecer la mejor legislación en la materia”, indicó.

Selección de candidaturas
En cuanto a la selección de candidatos rumbo a la contienda electoral de 2018, Liliana Madrigal resaltó que se ha avanzado mucho en materia de paridad de género, y a como está establecido en la reforma al Artículo 41 constitucional que se hizo en 2014, la participación de la mujer ya no será una opción, sino una obligación de los partidos políticos ser representados por el 50 por ciento de mujeres y 50 por ciento de hombres.
“Ya es una obligación que quedó plasmada en la reforma del 2014 al artículo 41 constitucional y expresamente señala la obligación de los partidos de garantizar la paridad de género en las candidaturas a estos puestos de elección popular”, sostuvo.
Consideró que el reto es que se alcance la paridad de género vertical y horizontal, es decir, en lo vertical implica la postulación de candidaturas de los órganos de elección popular tanto, mientras que en el caso de los ayuntamientos exige la postulación de candidatos de un mismo ayuntamiento para presidente, regidores y síndicos municipales en igual proporción de géneros.
En cuanto a Horizontal, exige asegurar la paridad en el registro de las candidaturas entre los diferentes ayuntamientos que integran un Estado, ese es el desafío que tocará a los Congresos locales subsanar y sobre todo garantizarles a las mujeres la igualdad de oportunidades de participar en política.