Definen en la UJAT modelo de desarrollo

En torno a las actividades del Centro del Cambio Global y la Sustentabilidad en el Sureste, académicos del país delimitan acciones de conservación ambiental y desarrollo social

Redacción
Rumbo Nuevo
Con un enfoque interdisciplinario, investigadores de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT), el Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) coadyuvan con el Centro del Cambio Global y la Sustentabilidad en el Sureste (CCGSS), a fin de proponer un modelo de desarrollo regional en la cuenca del Usumacinta, que integre las necesidades de protección ambiental y el desarrollo social de las comunidades que la integran.
Así lo manifestó la investigadora Virginia García Ríos durante el desarrollo del Taller de Avances del Proyecto Usumacinta, que bajo el lema “Retos para la Sustentabilidad en la Cuenca del río Usumacinta en Tabasco: ecosistemas, cambio climático y respuesta social” se llevó a cabo el pasado 30 de julio, con la presencia del director del CCGSS, Rafael Loyola Díaz, el secretario de Investigación Posgrado y Vinculación de la UJAT, Wilfrido Miguel Contreras Sánchez, y 27 investigadores de la talla de Julia Carabias Lillo, Hans van der Wal, entre otros.
Para la coordinadora ejecutiva del proyecto Fomix, Virginia García Ríos, los objetivos principales son fortalecer las capacidades de la región para abordar temas ambientales con un enfoque basado en el ecosistema, “lo que queremos es que también sea útil a la sociedad y encontrar la forma de proponer un modelo de desarrollo que considere tanto la parte ambiental como la social”, indicó al término del taller realizado en el Aula Magna del Centro Internacional de Vinculación y Enseñanza.
En ese sentido, Julia Carabias Lillo, coincidió en que esta tarea está basada en tres áreas principales, la primera la de los ecosistemas que podría llevar al establecimiento de nuevas áreas naturales protegidas; una propuesta de energías renovables alternas que generen desarrollo en las comunidades y otra que va más ligada hacia ordenamiento que se está haciendo en la región.
Durante la reunión, se dio a conocer que las propuestas serán presentadas formalmente en el 2014, no obstante, dado los avances registrados, será a finales de este año cuando ya se cuenten con productos que estarán disponibles para los investigadores nacionales e internacionales interesados en esta región del país, por su importancia para entender los fenómenos del cambio climático. Tales productos van desde bases de datos cartográficos y ambientales, así como sistemas satelitales y fotografías de alta resolución, entre otros.