Villahermosa, Tabasco, México. Lunes 20 de Noviembre del 2017

Avanzamos. En medio de dificultades, hay respuestas

Avanzamos. En medio de dificultades, hay respuestas

A un año y cuarenta y tres días de culminar su mandato, Arturo Núñez Jiménez, previo a su V Informe de Gobierno asegura que, durante su gestión, lleva un grado importante de avance en el cumplimiento de lo que se propuso en campaña hacer en favor de Tabasco. Hay algunas áreas en las que hemos dado respuesta satisfactoriamente, pero reconoce que en otras no está satisfecho. Temas como el desempleo y la inseguridad, son parte primordial en su agenda, pero se entregarán excelentes resultados a término de su gobierno.

No tengo candidato al gobierno del Estado

Gloria Karina López de Dios
César Armando Javier Pérez
Luis Enrique Martínez
Rumbo Nuevo
En medio de dificultades, siniestros de la naturaleza, reacomodos en la política hegemónica de los Estados Unidos que tiene en vilo el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, la incidencia delictiva, México sale adelante y está avanzando y Tabasco está haciendo lo propio.

Sobrio en el vestir, firme al caminar; con la mirada y la palabra política universal, el gobernador Arturo Núñez Jiménez va hacia su V Informe de Gobierno al Parque Tabasco “Dora María”.

Así se ve al mandatario estatal en la fresca mañana, cuando aparece en el umbral del domo posterior a la caseta de vigilancia de La Quinta Grijalva. Al tomar el pasillo de acceso a las oficinas administrativas del inmueble, sin detener el paso, no deja de recibir informes de sus auxiliares que lo acompañan, en medio del trinar de pájaros de la región y el perfume proveniente de las flores del jardín tabasqueño.

Francisco Peralta Burelo, director de Relaciones Públicas y Comunicación Social del gobierno de Tabasco, había presentado a Zacarías. Un joven de 30 años, originario de la villa Tamulté de las Sabanas, que diligente ofrece refrescos, agua natural o café al visitante con la misma atención con la cual, en su oportunidad, sirve la infusión al anfitrión de los representantes del rotativo Rumbo Nuevo: César Armando Javier Pérez y Gloria Karina López de Dios, coordinador general y directora editorial de El Diario de la Vida Tabasqueña, respectivamente.

También durante la espera del mandatario, apareció Diderot Aguirre, uno de los antiguos conductores de diversos vehículos de la Casa de Gobierno, quizá desde la época del ingeniero Leandro Rovirosa Wade. Y casi junto con él, los jóvenes Francisco Iván González y Mario Oramas, secretario particular, uno, y el otro, auxiliar y responsable de la biblioteca de más 19 mil libros del gobernador Núñez Jiménez.

Con una sonrisa en el semblante, el mandatario aparece en la palapa para, de inmediato, saludar a los presentes con un “¿cómo están?”, que, acto seguido, él mismo responde con ánimo optimista: “No digan que “bien”, porque van a generar envidia…”

Y con esa misma disposición, una hora con 17 minutos y 59 segundos, concluye la entrevista a cuatro voces, además con una aclaración histórica:

“En 1969, un grupo de amigos creamos el Círculo de Estudios Tabasqueños en el cual estaban Chelalo (José Eduardo) Beltrán, Juan José Rodríguez Prats, Humberto Mayans Canabal, El Pelón Pineda, Ulises Beltrán, Celia…Rodrigo Castorenas, entre otros. En una de las reuniones, fui yo el que dijo la frase que hoy es de más actualidad que nunca: “Juntos hasta que la silla nos separe… ¡Y fue premonitorio…!”
Risas.

Diálogo contra polarización
La entrevista previamente acordada con el director general Jorge Alberto Javier Quero, se enmarcó en el 74 aniversario de la fundación de Rumbo Nuevo, o como el anfitrión dijera, siguiendo el protocolo de la solemnidad institucional: “El septuagésimo cuarto aniversario…”, fecha que se cumple (cumplió) el miércoles 1 de noviembre de 2017.

De manera sucinta, se revisan mil 750 días de cuatro años, nueve meses y once días de esfuerzo dedicado al rescate de la administración estatal y disponer las bases del desarrollo de Tabasco en los 448 días que faltan –menos 20 jornadas transcurridas después del 11 de octubre— al sexenio 2013-2018.

Tras el protocolo de presentación de López de Dios, el gobernador Núñez Jiménez responde con igual cortesía: “En primer lugar, buenos días. Bienvenidos. Me da mucho gusto volver a tenerlos aquí. Y aprecio mucho a Rumbo Nuevo y a su director, mi amigo Jorge (Alberto) Javier Quero, de nuevo cuenta la oportunidad de hacerme presente en la celebración, en este caso, por el septuagésimo cuarto aniversario de Rumbo Nuevo”.

Al paso por la antesala, el titular del Ejecutivo saludó a secretarias de escritorio y empleados de la austera oficina donde se desarrolla la entrevista. Un solaz lugar donde, además del pequeño escritorio de madera y anaqueles de metal al descubierto, sobresale, en la esquina izquierda de la sala de estar, la bandera de México, así como un lienzo alusivo al objetivo primado de la administración nuñista: “Tabasco cambia contigo”.

Javier Pérez fue el segundo en preguntar tras la directora editorial. Así empezó la explicación de lo realizado en las dos terceras partes del contenido del Plan Estatal de Desarrollo 2013-2018 y de lo que falta por hacer en cumplimiento de las metas proyectadas desde el 1 de enero de 2013.

De cara a su penúltimo Informe de Gobierno, se le cuestiona al gobernador si se han cumplido programadas en el Plan Estatal de Desarrollo, a lo que rápidamente responde que le ha pedido a la Secretaría Técnica, quien es la que le ayuda a integrar la información de todas las áreas para formar el documento narrativo del informe que se presenta al Congreso y, posteriormente se le da a conocer a la ciudadanía, “que me pudiera hacer una evaluación de las realizaciones bis a bis en dos premisas, una los compromisos de campaña que yo establecí, -sino mal no recuerdo en 22 foros-, en donde cada ocasión yo establecí 10 compromisos específico de campaña y, en segundo lugar, ya formalmente en el Plan Estatal de Desarrollo.

“Acabo de recibir la información, la hojeé, no la he podido ver en detalle, generalmente ese trabajo de gabinete lo puedo hacer en fin de semana, que es cuando no programo ni audiencias, ni giras, ni reuniones de trabajo y advierto que llevamos un grado importante de avance en el cumplimiento de lo que nos propusimos hacer en favor de Tabasco, obviamente con diferencias, hay algunas áreas en las que hemos cumplidos satisfactoriamente y otras en donde no estoy satisfecho en lo que hemos alcanzado”.

Ganar, ganar todos
Sobre la situación económica en la que recibió el estado, el gobernador nos relata que la crisis de las finanzas deriva de dos hechos fundamentales: uno, que es conocido ya, en el 2008 se hizo una reforma a la ley de coordinación fiscal, por la cual se cambió el criterio para distribuir participaciones a las entidades federativas.

En esencia, el criterio anterior que nos benefició 28 años y nos tuvo en el primer lugar de participaciones por habitante en el país, era cuánto aportas a la recaudación federal y cuánto te devuelvo vía participaciones. Como dicen los técnicos, son criterios resarcitorios: te devuelvo en proporción de lo que aportes y a Tabasco le iba muy bien, porque en la aportación que hacía, iban incluidos los impuestos a la producción y la exportación del petróleo, y ustedes saben la significación que el petróleo ha tenido, primero en la economía nacional y luego en las finanzas públicas federales y evidentemente, estatales, de tal manera que nos fue muy bien en esa etapa, había recursos que a veces no sabían ni en qué utilizar.

Ese criterio se cambió porque resultada inequitativo para otras entidades federativas, y se adoptó uno, aparentemente equitativo, en donde se distribuye según la cantidad de habitantes que tenga cada estado, no dependiendo de su aportación. De tal manera que un mexicano haya nacido en Baja California, en Sonora, en Oaxaca, en Chiapas, en Nuevo León, en Jalisco o en Tabasco, recibe, una participación per cápita -digamos para financiar el gasto- no es que lo reciba física y personalmente-, y evidentemente, pues nosotros representamos el dos por ciento de la población nacional, entonces nuestro porcentaje de participación se cayó, no sólo el de Tabasco, el de otras muchas entidades federativas, lo acabo de decir ahora con motivo de la presencia del secretario de Hacienda y Crédito Público en la XLVII Reunión de Funcionarios Fiscales, de que es necesario revisar de nueva cuenta el criterio de participación.

Hay 14 entidades federativas afectadas, pero claro, Tabasco ocupa el primer lugar en la afectación de pérdida de recursos. Nada más para decirles a ustedes: En el mejor momento de la antigua fórmula de cuánto aportas -que ocurrió en tiempos del ingeniero Leandro Rovirosa Wade- Tabasco llegó a tener el 7.5 por ciento del total nacional de participaciones. Hoy andamos en poco menos del tres por ciento del total nacional de participaciones y vamos a llegar a tener el dos por ciento, porque eso es el peso de nuestra población en el total nacional.

El gobernador toma una pausa, y ante el cuestionamiento sobre si se le ha hecho alguna propuesta al secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade, adelanta que está madurando un planteamiento, “donde fundamentalmente yo sostengo que un solo criterio para distribuir participaciones, puede ser injusto con una parte de la Federación Mexicana.”

El primer criterio que tanto nos benefició, pues afectaba a los que aportan poco. Si los estados más rezagados, más pobres, menos aportaban, menos participaciones recibían. Yo recuerdo haber visto cifras de algún año, en donde la participación federal per cápita a Tabasco, era del orden de seis mil 500 pesos por tabasqueños, y en ese mismo año, la participación federal a Guerrero, por guerrerense, era como de mil 500 pesos, entonces era muy desigual, había estados que salían perjudicados con ese criterio, porque no aportaban igual, entonces se modificó y se adoptó el criterio demográfico, y ese generó ganadores y perdedores, ya mencionaba que el gran perdedor fue Tabasco.

Entonces hemos tenido dos criterios, cuánto aportas y cuántos habitantes tienes y ha habido un criterio complementario, qué necesidades tienes en función del grado de marginación y pobreza que tiene tu entidad federativa.

Yo lo que pienso es que no debería haber una sola bolsa de distribución de participaciones sino por lo menos esas tres, en donde una se hiciera con criterio per cápita, para que todos tuviéramos un piso parejo, hayamos nacido donde hayamos nacido, por ser parte de la Federación Mexicana.

Otro donde se premie y se incentive, lo que cada quien aporta, hay quienes aportamos nuestros recursos naturales, que si bien la nación dice que son de la nación, porque el subsuelo (les pertenece), pero los que padecemos todas las consecuencias de su extracción y procesamiento somos los que estamos territorialmente asentados encima de esos grandes yacimientos de hidrocarburos y también los que aportan los recursos naturales de la minería y también los estados que han hecho con el apoyo de inversión federal infraestructura un desarrollo económico importante, entonces hay que incentivar y estimular, premiar a los que aportan ya sea recursos naturales, o desarrollo industrial, y en tercer lugar, el federalismo debe ser un factor cohesión y debe tener un elemento compensatorio y aquellos que se rezaguen por tener mayor grado de pobreza, de desigualdad social, de marginación, deberán tener un trato desigual, como se dice trato desigual a los desiguales, darles más a los que menos tienen.

Entonces tres bolsas, de tal manera que equilibráramos los criterios, algo similar hicimos cuando creamos el financiamiento público de los partidos políticos. Ustedes recordarán que hay un 30 por ciento igualitario para que todos tengan un piso firme e igualitario para contener y hay otra parte del financiamiento que es proporcionar a la fuerza electoral de cuántos votos consigue cada partido, entonces con ese mismo criterio de dos bolsas para el financiamiento público, he pensado que podría ser la solución, una solución de un solo criterio, afecta a alguien en la Federación Mexicana y no hay que afectar a nadie, debe ser una solución, lo dije ante el secretario Meade, de ganar, ganar todos. No de que unos ganen y otros perdamos.

¿Hay apertura de la Federación para aceptar su propuesta?, se le cuestionó al mandatario estatal, ante la importante propuesta que ahora plantea, y afirma que, hasta ahorita no han abordado el tema, “y tengo claro que va a ser muy difícil que el gobierno del presidente Peña Nieto pueda abordar este tema, porque también, al igual que el mío, vamos al sexto y último año de gobierno y veo difícil, en medio de un proceso electoral, lograr consensos sobre ese tema”.

“Decía algún colega del Tribual Electoral de Panamá, al que traté hace algunos años cuando yo estaba metido en el tema electoral, los temas calientes hay que tratarlos en los tiempos fríos, y la distribución del pastel fiscal, es un tema caliente. Lo metemos en un tiempo caliente, como el electoral, puede no haber solución, entonces hay que esperarse que los tiempos no sean electorales, se enfríen, pero yo creo que es un tema que debe estar presente en la agenda de las campañas electorales: La distribución del pastel fiscal”.

Mi colega Silvano Aureoles, (gobernador) de Michoacán, ha planteado otra perspectiva del tema, él dice: Del 100 por ciento del ingreso público, el 80 por ciento lo ejerce el gobierno federal y sólo el 20 por ciento va a las entidades federativas y a los municipios. Hay que revisar también eso para lograr una mayor descentralización del gasto y que sean las autoridades que tiene más proximidad con la población, más cercanía, más trato directo con los problemas, las que ejerzan un mayor presupuesto. Es otra vertiente del tema fiscal, pero yo creo que ya es tiempo de empezar a discutirlo, no sé, finalmente, cuál sea la solución del consenso, pero hay que entrarle.

¿Ahí aplicaría también a las Zonas Económicas Especiales que planteó Peña Nieto?
La Zonas Económicas Especiales tiene una característica particular, se ha establecido un régimen de exenciones fiscales tanto del gobierno federal, como de los gobiernos de las entidades federativas para que quien invierta en esos territorios, puedan tener facilidades para no pagar por un periodo de tiempo determinado, en tanto maduran sus inversiones, el Impuesto de la Renta, el Impuesto del Valor Agregado, en el caso federal. Varios derechos; el Impuesto a la Nómina, en el caso estatal; el Impuesto Predial, licencia de construcción, en el caso municipal, facilidades fiscales que son muy atractivas en la competitividad internacional.

Los colocadores de capitales se han interesado mucho en las Zonas Económicas Especiales que las iniciaron los chinos y que han tenido mucho éxito en varias de ellas, justamente porque andan a la caza de dónde pueden obtener mayor rentabilidad, recuperación más rápida de sus inversiones porque hay facilidades fiscales, ese es el enfoque en ese tema de las Zonas Económicas Especiales.

Sí hay obra pública, no son de relumbrón

Un tema muy importante ha sido la obra pública, la cual se ha caracterizado más en darle mantenimiento a la infraestructura existente, por esa razón le preguntamos al gobernador Arturo Núñez el costo de estas acciones, pues muchos afirman que en Tabasco no hay obra.
Calmado, pausado, como se caracteriza, aceptó que “efectivamente hay quien dice que no hemos hecho obras. Pero sostiene, sí hemos hecho obra pública, pero yo le he dado prioridad al tema de mantenimiento y la conservación de la obra pública”.

Primero porque no se hizo durante muchos años, segundo, porque es obligación hacerlo. En algunos casos, hemos enfrentado situaciones de alarma de que se puede caer en cualquier momento un puente y puede haber una tragedia si hay personas o vehículos circulando en el momento de que eso ocurriera y ojalá no nos ocurra jamás.

Escuelas que se nos podían derrumbar sin considerar los sismos, simple y sencillamente por la falta de mantenimiento, entonces sería una irresponsabilidad continuar la línea de no darle mantenimiento a las obras que al final de cuentas son parte del patrimonio de los tabasqueños, es una obra colectiva.

Por otra parte, también hay que decirlo, en los momentos en el que había mucho dinero, que no sabían en qué gastarlo, se hicieron muchas obras de relumbrón, que después vinieron a resultar verdaderos “elefantes blancos”. Justamente la hacen, la inauguran y después no sirven para nada, eso sí, luce que hicieron obras, les puedo mencionar el caso de la Plaza de Toros, en un estado que no tiene afición taurina, porque en sentido riguroso no hubo colonia española tres siglos que arraigara entre nosotros la cultura de las corridas de toros y que no se usa, que ahora hay una asociación pública-privada, interesada en replantearlo para otros usos el espacio y las instalaciones de la Plaza de Toros, que el Congreso del estado aprobó que pudiera autorizarse.

Puedo mencionar el Cenma, otro monumento que ahí está en el malecón que no sólo resultó un “elefante blanco”, que no se usa y nos quitó la vista del Grijalva y ha generado que se desarrolle una vegetación que no se ha cuidado la ribera del río y el Musevi, paso a desnivel que ni es museo, ni en sentido estricto un paso a desnivel, porque ni tan siquiera lo hicieron para las personas con discapacidad, hay rampa de un solo lado, pero no del otro. Entonces por citar tres ejemplos al azar de obras de relumbrón.

Entonces nosotros nos encontramos y no hemos resueltos varios problemas, debo decirlo autocríticamente, porque los recursos no nos han alcanzado. La infraestructura carretera destruida, ustedes ven con frecuencia movilizaciones de poblaciones que están reclamando que le podamos dar mantenimiento a las carreteras, porque se encuentran en situaciones intransitables.

Obviamente la infraestructura educativa ha sido terrible y empezamos a hacer un esfuerzo propio importante y sobre eso se vino a adicionar el esfuerzo que diseñó el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto de las llamadas escuelas al CIEN. CIEN se refiere a las iniciales de Certificados de Infraestructura Educativa Nacional, que es un modelo de financiamiento en donde los recursos para reparar escuelas, reconstruirlas, no proviene del presupuesto de egresos y no son sujetos a los vaivenes de la recaudación de que le pase o no le pase al precio del petróleo, sino que la colocación de certificados en la Bolsa de Valores, para que los ahorradores los compren y ganen un tasa de interés y el dinero que aportan sirvan para financiar reconstrucción de escuelas y ese flujo viene periódicamente y no está sujeto, reitero, a los vaivenes, por ejemplo, de la evolución del precio del petróleo.

Entonces, nuestra estimación es que al terminar el gobierno del presidente Peña Nieto y mi propio gobierno, habremos reconstruido y reparado el 80 por ciento de más de cinco mil escuelas de educación básica que incluye el preescolar, jardines de niños, las primarias y las secundarias.

La situación en que se encontraban, y todavía se encuentran muchas escuelas, pues hay que verlas y escuchar a los maestros y a los propios niños. Lo primero deplorable, indigno, es la situación de los baños, pero también las aulas y también las oficinas de las autoridades educativas. Entonces, le hemos invertido mucho a la infraestructura educativa, a la infraestructura cultural.

Le puedo decir que hemos trabajo en el parque museo La Venta, en el parque arqueológico Carlos Pellicer Cámara, en la casa museo del maestro Pellicer. Los Azulejos, en el Planetario estamos trabajando; en el Museo de Historia Natural, en el CICOM. Es decir, en buena parte de la infraestructura cultural del estado, en la educativa, en la Deportiva: la Ciudad Deportiva, Olimpia XXI y en muchos campos deportivos junto con los municipios y también en servicios públicos, de esos que no se ven, que no lucen y que por eso traemos rezagos notables.

Imagínese lo absurdo, Tabasco que tiene con frecuencia problemas por exceso de agua, aparece en el censo de población de 2010 con una dotación de tomas domiciliarias del orden del 84 por ciento, si mal no recuerdo, y Zacatecas, un estado semidesértico, aparece con una cobertura del 96 por ciento. Qué bueno por Zacatecas, no pretendería tener envidia de la mala, de que los zacatecanos tengan más cobertura en tomas de agua domiciliaria que los tabasqueños, pero sí que nuestro estado no tenga suficiente cobertura de agua.

Hemos trabajado en ello y también en atender otra tragedia que vivía y todavía vive parte del estado, el hecho de que las aguas negras, las aguas llamadas residuales, las depositemos en los cuerpos de agua naturales del estado, en los ríos, en las lagunas, con la contaminación y daños al medio ambiente.

Hemos trabajado mucho en plantas de tratamientos de aguas negras, de aguas residuales, para reducir el grado de entrega de aguas negras a nuestros cuerpos de agua, lo cual contamina y, en muchos casos, de ahí se capta para el agua potable. De tal manera que sí tenemos obras. Yo hago giras periódicas por todos los municipios del estado y vamos inaugurando obras, no son las obras de relumbrón que están hechas para impresionar y dejar luego “elefantes blancos” que no hay ni manera de sostenerlos.

Obras sociales, el pilar de su gobierno

Y llegó el turno de hablar de los programas implementados por su administración. Luego de escucharlo atentamente del tipo de obras que su gobierno realiza, le preguntamos al mandatario sobre los programas sociales -pensados a largo plazo- como Corazón Amigo, Casa Amiga y Cambia tu Tiempo, sobre todo, por los riesgos que enfrentarían ante los constantes anuncios de reducciones presupuestales y firmemente nos comentó:
Bueno, en el caso de la política social, yo he partido del supuesto de que muchas veces invertimos en las cosas, en las obras físicas, materiales, que desde luego hay que invertir, son una necesidad que resuelven problemas de la población y que tenemos que hacerlo, además la población crece.

Tenemos que hacer aulas, tenemos que hacer caminos, tenemos que hacer instalaciones deportivas, culturales, de salud, en fin. Pero hay que invertir también en la gente, para mitigar la brutal desigualdad social que nos caracteriza. En general se reconoce que quizá el continente más pobre sea África, pero el contienen más desigual, es América Latina, o el subcontinente, como dicen algunos, donde hay más contrastes entre más ricos y más pobres.

Aquella afirmación que en sus sentimientos de la nación hizo Morelos de que las leyes que expide el Congreso, deben moderar indigencia y opulencia. Es decir, pobreza y riqueza sigue siendo una necesidad, no obstante, el notable esfuerzo que hizo la Revolución Mexicana para hacer justicia social y atenuar las desigualdades. La verdad es que se han vuelto a acentuar, esto ha tenido que ver con la aplicación del modelo neoliberal globalizado, que tiene mercados financieros salvajes, no regulados, que es un tema complejo pero que hay que asumir y necesitamos acercarle oportunidades para tengan un piso más parejo en la vida para poder enfrentar los retos de la vida y, además, para evitar algo en lo que estamos metidos de una manera muy grave todo el país en su conjunto, Tabasco en particular, que es la ruptura del tejido social que está en una de las causas profundas de la terrible incidencia delictiva que tenemos.

Buena parte de los hechos delictivos que se comente, ya no es tanto por bandas organizadas del narcotráfico, sino por bandas de jóvenes o de adultos de descomposición social que tenemos que evitar, logrando solidaridad social, reconstruyendo valores, fortaleciéndolos, a través de la educación formal, eso ha buscado, por ejemplo, el programa Cambia tu Tiempo con los jóvenes, para que una parte de su tiempo libre, en base a una compensación en especie, lo dediquen a solidaridad social con los grupos vulnerables que atiende el DIF.

La Casa Amiga en donde de hecho, le donamos una casa del orden de 125 mil pesos, de dos recámaras, a familias que viven en situación de pobreza extrema, que nunca van a reunir en su vida esa cantidad y nunca tendrían casa, y que viven en condiciones en la casa que dejan, sino es que viven arrimados con sus propios padres, sus suegros, sus familiares cercanos. Viven en casas de lámina, de cartón, sostenidas con ladrillos que cuando viene el primer vendaval son los primeros en sufrir.

Estamos redondeando con lo que hemos hecho y con lo que tenemos en proceso y programado, vamos a andar en el orden de las cuatro mil viviendas entregadas. Probablemente para el año que entra agreguemos más.

Aquí debo destacar que hemos tenido una espléndida respuesta del gobierno de la República, a través de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), que aporta un poquito más de la mitad del subsidio para la construcción de esta vivienda, y la ora mitad, poquito menos de la mitad, lo pone el gobierno del estado. Los propios beneficiarios aportan mano de obra para construir su casa y desde luego yo les digo que el compromiso fundamental que tiene, es construir un hogar, que no es lo mismo decir tengo una casa que tengo un hogar.

La casa es el inmueble, el conjunto de piso, paredes, ventanas, techos, instalaciones hidráulicas, baños, electricidad, etc., pero el hogar es lo que llena esta casa, es lo que constituye el conjunto de relaciones familiares, a partir del respeto entre el esposo y la esposa, los padres, los hijos y todos los demás miembros de la familia que ahí vivan y hagan de ese lugar, un sitio agradable donde a todo el mundo le interese estar, porque viven en un hogar feliz, no un infierno donde nadie quiera estar y busquen salir lo antes posible y no quieran regresar, porque la convivencia es desastrosa, rompe el tejido social y bueno, ¿de ahí qué van a salir?: Niños y jóvenes producto de la violencia intrafamiliar; productos de problemas severos de alcoholismo, de promiscuidad, de abandono, que van a deteriorar el tejido social y van afectar la convivencia social y la armonía y van a caer en contacto con las tentaciones que hay en la sociedad o en las adicciones o en los delitos.

Trabajo y diálogo con todas las fuerzas políticas
Justo el recuerdo del discurso que el titular del Ejecutivo local expusiera, el 11 de febrero de 2013, durante la firma del Acuerdo Político por Tabasco, fue lo que llevó a este reportero (Luis Enrique Martínez) preguntar si a cinco años de gestión administrativa, había encontrado a los profesionales de la política a quienes había aludido en aquella ocasión: –¿O los que se dedican a esta noble profesión en el estado, son aprendices de brujos?—se cuestionó.

La grabadora registró la risa del entrevistado así como de Peralta López antes de que llegara la respuesta:
“Creo que hay de todo ¿no?”, observó, perspicaz, Núñez Jiménez. Luego, explicó:
“No sólo en Tabasco, en el país, en el mundo. Creo que hay interlocutores válidos y han hecho eco de algunos planteamientos del cambio político que ofrecí y en el que me empeño en la entidad. Por ejemplo, encontré un estado polarizado, en confrontación permanente entre las dos fuerzas políticas en ese momento más importantes desde el punto de vista de su fuerza electoral: PRI y PRD.

Sin diálogo, había convivencia pacífica en el Congreso (estatal) pero difícilmente se construían acuerdos. No había diálogo. Los gobernadores del estado iban a territorio gobernados por presidentes municipales de un partido distinto al propio y no eran acompañados en sus giras por los alcaldes. No sé si los invitaba o no, pero no asistían. Entonces, el diálogo en el Congreso no se traducía en acuerdos. Y yo dije que “la alternancia en el poder, debía ser una oportunidad que nos dábamos todos los tabasqueños para replantear la vida política de Tabasco”.

Y desde inicios de mi gobierno, promoví acercamientos institucionales con quienes íbamos, por lo pronto, a ser autoridades y teníamos la obligación de coordinarnos. Porque al margen del partido que nos hubiera postulado, nuestras obligaciones constitucionales nos llevaban a atender a la misma población en el mismo territorio. Y tan siquiera para confrontarnos, deberíamos entendernos.

Ustedes recordarán: convoqué a encuentros de presidentes municipales electos; en el primer trienio, lo hubo sólo de dos partidos: del PRD, diez, y, siete del PRI. Y los convoqué a los 17 y trabajé bien con los 17. Y después invitamos a encuentros a diputados locales electos. Y lo mismo: encontré respuestas para iniciar una nueva etapa en las relaciones políticas del estado. Y, en el segundo trienio, también: volvimos a repetir, desde el inicio: darles información técnica pero también, propiciar el diálogo, el encuentro, el conocimiento físico, porque, además, las autoridades compartimos muchos problemas comunes. Los alcaldes, sean del origen partidistas que sean, van a enfrentar problemas de laudos, de adeudos con la Comisión Federal de Electricidad; problemas de infraestructura, de servicios públicos municipales y, el intercambio de experiencias y el conocimiento es adecuado.

Y me siento muy satisfecho, por ejemplo, de haber encontrado respuestas en el primer trienio: con los resultados electorales de 2012, el PRI no tuvo un solo diputado federal. No ganó ninguno de los seis distritos de mayoría y no postuló candidatos de representación proporcional. Y, por tanto, no tuvo ningún diputado federal. Los diputados federales eran del PRD, del PAN había uno, de Movimiento Ciudadano había una y, después, algunos del PRD se fueron al PT.

No obstante, eso, los alcaldes priistas tenían respaldo de la mayoría nacional priista pero no tenían diputados tabasqueños. Los diputados de la oposición a sus gobiernos, gestionaron recursos del presupuesto federal a favor de los municipios tanto del propio partido de los legisladores como de los que no fueran. Y eso para mí fue un gran aliciente porque no era sólo la onda de Arturo Núñez, pues por mi biografía y mi tratamiento con la pluralidad más de veinte años en la política nacional, venía muy adiestrado de entenderme con todos. Hoy en día tengo amigos en todos los partidos políticos porque trabajé con ellos en la construcción democrática del país muchos años. No era, también iniciativa o de los alcaldes o de los diputados, y me resultó.

Y eso se repite ahora: diputados del PRD le consiguen recursos a alcaldes de los cinco orígenes partidistas que gobiernan. Hoy ya no sólo hay del PRI y del PRD. Hay del PAN, hay del (Partido) Verde y hay de Morena. Y, no obstante eso, se apoya, indistintamente del origen partidario con recursos del presupuesto de la federación a todos los alcaldes.

Y es muy grato escuchar a los presidentes municipales agradecerles a los diputados federales de otro signo partidista, en que les hayan hecho gestiones para conseguir recursos para sus municipios. Eso es parte del diálogo institucional que he promovido y que me da una enorme satisfacción que los hayan concretado por iniciativa propia los diputados federales, los alcaldes; la relación mía con los alcaldes es de respeto. Recorro el estado y me acompañan en la gira de trabajo y acuden cuando tienen problemas y los apoyamos en las medidas de las posibilidades.

De tal manera que sí, militamos en partidos diferentes y hay tiempo de contienda electoral y de competencia, pero hay tiempos de ser gobierno y de colaborar para servir mejor a la población que tenemos a nuestro cargo. Y, podríamos haber hecho mucho más pero no ha faltado alguna oveja negra en el panorama que se ha empeñado en atentar contra esta política de unidad por Tabasco que he promovido.

Partidos, escuela ciudadana
Con la pierna izquierda cruzada, el mandatario estatal atiende la entrevista de cada uno de los visitantes. A veces, se apoya en ademanes, otras, abre los brazos para acentuar sus respuestas o con los dedos juega con las sortijas que luce en sus manos. Son pocas las veces que es interrumpido con tarjetas informativas o con llamadas telefónicas.

Atento a la realidad política globalizada que impacta en México y Tabasco, coincide que las grandes ideologías están “deficitadas”. Así se declara un tanto incrédulo a la tesis de Francis Fukuyama del “fin de las ideologías” (El Fin de la historia y el último hombre. Editado en 1992). Reconoce haber perdido “algo de ellas” aunque ya no el referente fundamental de su generación política. Acepta, sin embargo, que persiste de alguna manera la identidad de izquierda y de derecha.

A su juicio, por origen y obligación todos los partidos políticos son escuela de ciudadanía y formadores de cuadros políticos de las nuevas generaciones y promotores de la cultura política democrática. Recuerda que fue director de la Escuela Nacional de Cuadros del PRI, y, por su vocación académica, también ha trabajado con muchos cuadros del PRD.

Aunque reconoce que los partidos “están pasando una mala racha” por responsabilidades propias o por “una embestida antipartidista de otros poderes fácticos, que existen –afirma– en la sociedad y que quisieran tener el poder político, pero no correr los riesgos de someterse al escrutinio público vía el voto popular; quieren capturar el poder, no quieren conquistarlo vía el voto”, denuncia al insistir en que los partidos políticos deben seguir siendo escuela de ciudadanía.

Iglesia progresista
Un tema poco abordado en el curso de los recientes cinco años es el de la relación del gobierno estatal con las asociaciones religiosas. Con la invocación de los gobiernos de Francisco Mújica, Tomás Garrido o Carlos A. Madrazos, el gobernador Núñez Jiménez, también esa una sucinta revisión histórica bajo el credo personal de que “Tabasco sigue siendo un estado liberal”.

Hay, dice, muchas razones por las que no somos conservadores. Apuntó algunas hasta de carácter geográfico sin ser determinista histórico y otras de carácter histórico. Un factor de conservadurismo notable fue el tipo de catolización que trajo la iglesia católica española, una de las más reaccionarias de la historia del catolicismo mundial. Es de recordar que Ignacio de Loyola fundó la compañía de Jesús y con eso se inició la contrareforma. En España fue donde se impulsó la contrareforma que, por cierto, está por cumplir 500 años la reforma de Martín Lutero y Italo Calvino.

Ese proceso de catolización que se dio en muchas regiones del país, donde se dio la colonia española, en Tabasco no se dio, en un sentido riguroso porque esto era inhóspito, era insalubre; aquí no había oro y plata; aquí había mosquito anofeles y paludismo. Los españoles anduvieron alrededor; estuvieron en Campeche, en Los Tuxtlas, Veracruz; en San Cristóbal (Chiapas); llegaron a estar los Dominicos en Oxolotán, Tacotalpa. Pero en el corazón de la chontalpa, en la zona más inhóspita, que lo era porque había condiciones de insalubridad, de enfermedades gastrointestinales, no infraestructura de saneamiento ambiental, de comunicación, de control hidráulico, que luego se dieron, pues no hubo una colonia que estableciera aquí un pensamiento reaccionario y sumamente religioso.

A eso me refiero cuando hablo del determinismo histórico. Además, el trópico se caracteriza quizá más por un sustantivo que por un adjetivo: La exuberancia. A diferencia del desierto o el semidesierto donde el hombre tiene que implorarle a dios que llueva, aquí si le imploramos, es que no llueva tanto. Si le imploramos a Dios es para que no haya tanto petróleo; le imploramos que no haya tanta pasión, tanta violencia sexual o una sexualidad precoz. Es decir, el trópico es sensual; el trópico tiene otras características y hace que la gente no sea muy mística o muy crédula como en otras entidades federativas cuya geografía o historia contribuyen a ese misticismo.

La parte del pensamiento conservador que se alimenta de doctrinas religiosas no opera en Tabasco y las asociaciones religiosas que hoy existen en el estado –que es el segundo en diversidad religiosa, después de Chiapas–, es de un 70 por ciento de católicos y un 30 por ciento de evangélicos, lo cual habla de una diversidad que no se corresponde con el promedio nacional que es noventa-diez.

Entonces, me he encontrado, tanto en la iglesia católica como en las evangélicas, mucho progresismo, mucho ministro de culto tanto o más liberal que el que más quieran. No son fuente de una iglesia reaccionaria. En Tabasco no la hay. Hay una iglesia, diría, también progresista.

Y esa misma falta de colonia hizo que no se diera una sociedad estratificada. Aquella sociedad de la colonia que se dividía no en clases sociales sino en castas. Y las divisiones sociales eran abismales y brutales. En Tabasco hay división social, hay pobreza extrema que se nos ha acentuado en los últimos años. Pero, quizá por la generosidad de la naturaleza, la posibilidad de comer un banano, de tener fruta a la mano, hace que la pobreza no sea tan dramática como se expresa en otras partes.

No digo que no haya pobreza. Simplemente que no se expresa de igual manera. Y, por lo tanto, no tenemos diferencias sociales tan drásticas como hay sociedades en que sí ocurrió en época de la colonia como en el centro, en el bajío y algunas en el norte del país, donde la desigualdad social y los contrastes sociales y políticos, son muy claros.

Y para no irnos muy lejos: ¡Yucatán! En Yucatán, la lucha política tuvo signos ideológicos y de carácter social en la famosa guerra de castas que no se dan en Tabasco. Aquí más bien tenemos fenómenos de caudillismo. No tanto de lucha de clases.

Se es demócrata o no

“El diálogo con el otro, y más si somos autoridades, es obligado. Y en la democracia es un signo distintivo. Se es demócrata y se cree en el diálogo, en el acuerdo y en la negociación o no se es demócrata”, filosofa el mandatario estatal cuando se le refiere de los cuestionamientos que generó en la opinión pública, así como en los partidos de oposición el hecho de que se haya reunido en La Quinta Grijalva en la víspera de la instalación del Consejo Estatal del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Tabasco, el domingo 1 de octubre.

“Aquí hay la tendencia de que, si yo me reúno con alguien de la oposición, entonces, él está transando conmigo o yo lo estoy transando a él. No. El diálogo se da con el respeto a las posiciones diferentes de cada quien. En eso estoy muy adiestrado. Yo dialogué con todas las fuerzas políticas a nombre del gobierno de la República, muchos años”, detalla.

No obstante, reconoce anomalías cometidas por los órganos jurisdiccionales y administrativos durante los comicios intermedios de 2015 –la anulación de la contienda por la presidencia municipal de Centro es uno de esos botones de ejemplo— y de manifestar su confianza en que las autoridades electorales federal y estatal, con “más experiencia”, corregirán esos yerros, advierte:
“Una pifia de la autoridad electoral puede complicar si el resultado es cerrado, si es controvertido, la legitimidad de la elección y de las autoridades que surjan de ella. De tal manera que están muy obligados”, expresa al considerar que aquella reunión fue “un saludo protocolario” no sólo con los consejeros del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana, sino también con los representantes del Tribunal Electoral de Tabasco.

Candidato triunfador al PRD
Con esa disposición a tomar cualquier tema de conversación, Núñez Jiménez reflexionó en torno a las pugnas internas que aún predominan al interior del Partido de la Revolución Democrática (PRD) por remover la dirigencia estatal y, por si faltara, para elegir el método de selección de candidato, sobre todo, a la elección de gobernador del domingo1 de julio de 2018.

Reconoce que la aplazada elección de los cuadros directivos del PRD enfrenta a la base militante pero al mismo tiempo invoca el acuerdo nacional de la cúpula partidista para aplazar los comicios por las presidencias nacional, estatal y municipales, hasta después de la elección concurrente del próximo año. La misma disposición partidista, agrega, establece que, mientas tanto, se nombre dirigencias interinas ahí donde concluyen los mandatos estatutarios, como el caso Tabasco.

Y entonces, se le inquiere:
–Hay cuatro aspirantes a la candidatura de gobernador del PRD: Fernando Mayans, Gerardo Gaudiano, Juan Manuel Fócil y José Antonio De la Vega Asmitia. ¿Usted tiene algún candidato?

Núñez Jiménez, mira a los ojos del reportero y responde:
–Yo el candidato que voy a tener es que el que esté mejor posesionado y le garantice el triunfo a mi partido, ese será mi candidato.
Y cuando llega el momento de la fotografía del recuerdo, Núñez Jiménez aclara otra duda al reportero: “Es una fotografía de Ángel Lara. Representada una cabeza olmeca en medio de una ceiba…”

Frente Amplio va contra el PRI y Morena

Finalmente, y por culminar su entrevista, habló sobre el Frente Amplio Democrático, hoy denominado Frente Ciudadano por México, si la salida de importantes cuadros de los partidos que lo encabezan llámese PRD y PAN afectaría los resultados en 2018.
Arturo Núñez fue claro en un partido afecta la salida de un militante, es de lamentarse, pero en primer lugar todo mundo es libre de ejercer su derecho político donde mejor se acomode a su conveniencia o le interese y en ese sentido no queda más que respetar la decisión libre de militar donde desee, nadie está obligado a militar en un partido político.
Las deserciones son diferentes, hay rupturas que pueden cambiar el signo de la historia del país o del partido que se trate. De las rupturas que hemos visto en los últimos años en México quizá la más trascendente fue la de la corriente democrática del PRI que lo sacudió estructuralmente y también la ruptura de la alianza del PRI con los empresarios a raíz de la nacionalización bancaria que hizo el presidente López Portillo y eso generó también otra ruptura muy importante para el PRI que se fue vaciando y se fueron muchos militantes.
Hay veces gente que se van como llanero solitario, presentan su renuncia y seguramente lo lamentan sus familiares, sus amigos, pero no tiene una trascendencia política notable, hay unas que impactan estructuralmente un partido y otros no.

Agua y aceite, si se mezclan

Con la alianza con el PAN- PRD, expuso, “yo era de los que mucho tiempo supuse que el agua y el aceite no se mezclaban, tenía esa formación, pero conforme ha ido evolucionando lo referente del cambio de paradigmas, las realidades políticas, el proceso político mismo de alternancia que ha acercado las posiciones, no que hay épocas polarizadas del este y el oeste, del capitalismo y el comunismo enfrentados, el método democrático supone tu y yo y entonces hay que entenderse y hay que acordar.
El método revolucionario suponía tu o yo y eso de alguna manera la humanidad lo superó, el momento revolucionario de la humanidad quedó atrás, entendiendo como revolucionario lo que implicaba el uso de la violencia y la superación física del adversario y pasamos a una época reformista democrática de nos entendemos tu y yo, ni tú me eliminas a mí, ni yo te elimino a ti, entonces ha habido un acercamiento de todos.
Pero aclaró a pregunta expresa si esa agua y aceite también puede incluir al PRI en el Frente Amplio Ciudadano, respondió tajante que no, “porque son parte del problema que se quiere resolver con esta decisión de excepción que ha incluido ya al PRD, PAN, Movimiento Ciudadano y Nueva Alianza que ha expresado ya su interés de participar en este partido amplio por México.
La situación excepcional por la que hemos promovido la alianza entre estos partidos, añadió es porque no creemos que el dilema de México deba resolverse entre dos restauraciones autoritarias.

Morena representa el siglo XIX

Una el hombre que nos quiere regresar al siglo XIX, con el hombre providencial, el salvador de la patria, que nos salvará a todos de la situación que nos encontramos como en su tiempo nos salvó Iturbide, López de Santana o Porfirio Díaz, eso es lo que representa Morena.
Y la otra restauración autoritaria es la de un PRI que no acaba de terminar el régimen político que quiere restaurar una mayoría hegemónica quiere desaparecer los legisladores plurinominales.
Es decir o volver al siglo XIX o volver al siglo XX y nosotros lo que queremos es estar en el siglo XXI entender la pluralidad, procesarla, hacer un gobierno de coalición y darle salida a los gravísimos problemas que tiene hoy México. Una adhesión unipersonal ya no lo resuelve. Por eso el régimen político del presidencialismo hegemónico está agotado. Ni una restauración, ni la otra, queremos ir para adelante, finalizó.